La oposición al segundo tramo de la A-57 llega a la Audiencia Nacional

Adega inicia los trámites para solicitar la suspensión del vial previsto entre A Ermida y Pilarteiros ▶ La batalla judicial requiere 9.500 euros, para los que se ha activado una campaña solidaria de recaudación de fondos
Belén Rodríguez, Estela Eirín y Mari Carmen Tenorio (de izq. a der.). DAVID FREIRE
photo_camera Belén Rodríguez, Estela Eirín y Mari Carmen Tenorio (de izq. a der.). DAVID FREIRE

La Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega), en colaboración con la plataforma vecinal de afectados por la A-57, ha iniciado la batalla judicial para intentar tumbar el segundo tramo de la circunvalación proyectado entre A Ermida (Marcón) y Pilarteiros (Xeve). 

La secretaria ejecutiva de la organización ecologista, Belén Rodríguez, informó este jueves en Pontevedra que la entidad ya ha comenzado el proceso de interposición de un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional contra la resolución del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible que aprobó el proyecto definitivo y el estudio de impacto ambiental del tramo en cuestión. 

La asociación pretende detener la construcción del vial "antes de que exerza sobre o territorio un impacto ambiental, patrimonial e social irreparable e inasumible" aunque, según advirtió la propia portavoz de Adega, el éxito del recurso depende de si se consiguen o no suficientes recursos para encarar la contienda judicial. 

Para ello, la entidad ha iniciado una campaña solidaria de recaudación de fondos que responde al nombre de Salva o Lérez. Stop A-57 y que parte con el reto de conseguir los 9.500 euros que, como mínimo, calcula que son necesarios para poder hacer frente a los trámites necesarios. 

La colecta tiene un plazo máximo de dos meses, ya que es el tiempo que se estima que tardará la Audiencia Nacional en requerir los documentos indispensables para hacer efectiva la demanda. Entre ellos, Adega incluye la redacción de un informe técnico ambiental que recoja con exactitud el impacto de la infraestructura en el entorno donde se plantea el recorrido y un recurso para solicitar la paralización cautelar de las obras, para las que todavía no hay fecha prevista en el calendario. 

Impacto ambiental

A falta de ver qué sucede con la recaudación de fondos, uno de los pilares del recurso será el impacto ambiental que se asocia a vial, que tiene una longitud de 6,5 kilómetros e incluye la construcción de cuatro viaductos, dos enlaces, cinco pasos superiores y otros seis inferiores

Adega incide en que la opción escogida, conocida como la alternativa 1, partiría en dos la Zona de Especial Conservación del río Lérez, integrada en la Rede Natura de la Unión Europea, y que además tendría un fuerte impacto en dos cauces fluviales: el del propio Lérez, donde está previsto un viaducto de 700 metros, y los de los regatos Xanín y Cardosa, donde están proyectados otros dos puentes. 

Rodríguez subrayó que la obra prevé una intervención directa sobre 6.000 metros cuadrados de superficie "ambientalmente protexida", lo que pondría en riesgo la conservación de especies vulnerables o en peligro de extinción, como el mejillón de río y varias especies de setas endémicas "que só se atopan nese lugar". 

Del mismo modo, la organización considera que supondría una afectación "inxustificada" en varios núcleos de población, ya que la obra implica la demolición "dun amplo número de vivendas" (al menos 14), la desaparición  de núcleos de población enteros, "como o de A Cascada", y el cambio del entorno de varias casas, "que quedarán soterradas nos nós de acceso, ao bordo de precipicios ou debaixo de viaductos".

Posible "fraude de lei"

Otro de los argumentos que pretende utilizar Adega en la contienda judicial es que la A-57 ha perdido "toda razón de ser", ya que en los años 90 fue concebida como una vía de alta capacidad para conectar A Coruña y Ponteareas bajo el nombre de Autovía do Atlántico, pero, según la asociación, las modificaciones realizadas en los últimos 20 años "desvirtuaron o proxecto", dando lugar a viales con "distintas finalidades".

Rodríguez incidió especialmente en que la circunvalación de Pontevedra, proyectada dentro de esa autovía, fue dividida en tres tramos, lo que según  Adega puede representar un "fraude de lei, xa que os proxectos deben ser sometidos no seu conxunta a avaliación ambiental". 

Además, la asociación ecologista considera que la infraestructura va en contra de las actuales políticas de movilidad sostenible y de emergencia climática, que abogan por medios de transporte más respetuosas con el medio ambiente. "En definitiva, o treito A Ermida-Pilarteiros e a autovía A-57 no seu conxunto constitúen un auténtico fraude de ambiental, social e legal, un atentado contra o patrimonio natural e cultural e un enorme despilfarro de cartos públicos", concluyó Rodríguez.

"Sería máis viable liberar a autopista"

Otro de los argumentos que Adega emplea para solicitar la suspensión del segundo tramo de la A-57 es la "inutilidade" que cree que representa esta infraestructura para la población de Pontevedra. "Non ofrece os servizos que debera nin serve como circunvalación de Pontevedra, senón que é un vial que duplica a AP-9. Fronte a isto, hai alternativas menos custosas e maís viable, como sería liberar o uso da autopista AP-9 na contorna", defendió la secretaria ejecutiva de Adega.

Las personas que quieran participar en la campaña de recaudación de fondos pueden realizar sus donaciones durante los próximos dos meses en la dirección https://adega.helpbysc.com/stopa57.

Los afectados lamentan la "inoperancia dos políticos"

La plataforma de afectados por la A-57 en las parroquias de Xeve y Bora lamentó  en la comparecencia compartida con Adega la "inoperancia dos políticos", a los que exigió rigor y el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Mari Carmen Tenorio, una de las portavoces,  aseguró que el colectivo sigue sin tener constancia de que haya llegado a Madrid el compromiso adquirido en el Pleno del Concello y en la Deputación de instar al Ministerio de Transportes a modificar la alternativa elegida. 

Además, incidió en que los vecinos siguen pendientes de conseguir reunirse con el alcalde capitalino y el delegado del Gobierno en Galicia, quien recientemente abrió las puertas a la posibilidad de cambiar el proyecto. 

La portavoz agradeció el respaldo de Adega, si bien avanzó que ·a plataforma veciñal continuará co seu traballo ata que Madrid nos escoite".

Solidaridad con los vecinos del primer tramo, "que sufren grietas y roturas"

Estela Eirín, también portavoz de la plataforma vecinal, lanzó un mensaje de solidaridad a los vecinos del primer tramo de la autovía que está en construcción desde hace nueve años entre Vilaboa y A Ermida.

Según dijo, hay muchos propietarios que están "sufriendo enormes afecciones como, por ejemplo, grietas en las viviendas, rotura de tejados, cortes de agua por la variación de los acuíferos y cortes de accesos". 

A nivel local, Eirín incidió en que el trazado que propone Madrid "es muy lesivo para las parroquias" y dejaría a cientos de vecinos "malviviendo a pie de la autovía con niveles de ruido insoportables e ilegales, al borde de taludes o debajo de los viaductos".

Sobre esto, cabe recordar que el subdelegado del Gobierno, Abel Losada, aseguró haber trasladado este malestar al Ejecutivo central, si bien la última respuesta ofrecida por el Ministerio de Transportes a este periódico es que descartaba hacer cambios. "Ya está en marcha", indicaron las fuentes consultadas el pasado mes de febrero.

Comentarios