Viernes. 24.05.2019 |
El tiempo
Viernes. 24.05.2019
El tiempo

La paliza a latigazos en un conocido pub de Benito Corbal no conllevará prisión

Los condenados, durante el juicio celebrado en Pontevedra. GONZALO GARCÍA
Los condenados, durante el juicio celebrado en Pontevedra. GONZALO GARCÍA

El gran retraso en el proceso judicial y las dudas acerca del empleo de los cinturones obligaron al juez a una gran rebaja en las penas

Los grandes narcotraficantes, con dinero para costearse los mejores abogados posibles, no son los únicos beneficiados por el gran retraso que, en ocasiones, se registra en los juzgados pontevedreses.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha tenido que tener en cuenta la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas para fijar en solo 18 meses de prisión las penas para dos hombres que propinaron una brutal paliza a un súbdito marroquí a las puertas de un conocido pub de Benito Corbal.

La reducción de la pena también viene dada porque el magistrado tiene dudas acerca del empleo de un instrumento peligroso para llevar a cabo las agresiones, por lo que no consideró acreditado el uso de los cinturones a modo de látigo, como habían asegurado los policías y algunos otros testigos de lo sucedido.

La víctima, que sufrió varias heridas, fractura de los huesos propios de la nariz, la pérdida de dos piezas dentales y una herida de cuatro centímetros de profundidad en la espalda, será indemnizada con más de 10.000 euros.

Entre las pruebas más controvertidas se hallaron los dos cinturones de los encausados, que fueron incautados con manchas de sangre (una de ellas, según los análisis forenses, era de la víctima). Sin embargo, el magistrado duda del modo en el que se obtuvo la muestra de ADN que se cotejó, por lo que resta validez al indicio. Junto a ello, el juez estima que podría ser verosímil la versión que ofrecieron los investigados en el plenario celebrado en Pontevedra, en el que aseguraron que se sacaron los cinturones, pero que solo lo hicieron para defenderse en el marco del altercado en el que se vieron envueltos aquella noche de verano en Pontevedra.

Por todo ello, y pese a que el juez considera acreditado que los dos investigados golpearon "en diversas partes del cuerpo" a la víctima mediante puñetazos y patadas en el marco de una discusión, las condenas fueron fijadas en 18 meses de cárcel que no cumplirán en un centro penitenciario salvo que delincan en los próximos tres años.

Además, junto a la ya citada indemnización para la víctima, tendrán que abonar 877 euros al Servizo Galego de Saúde por los gastos médicos. La Fiscalía puede recurrir el dictamen en casación ante el Tribunal Supremo.

La paliza a latigazos en un conocido pub de Benito Corbal no...
Comentarios