sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

La pandemia "ha afectado a muchos pacientes con psoriasis"

undefined
Una doctora examina la espalda de una paciente. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
"El confinamiento, la incertidumbre laboral o el miedo a la enfermedad" elevaron el estrés, empeorando el estado de algunos enfermos. El 2,5% de la población sufre la patología

Casi medio centenar de pacientes se acercan cada semana a la Unidad de Psoriaris del servicio de Dermatología del CHUP, donde un grupo de especialistas prestan asistencia a los casos de nivel moderado-grave.

La doctora que lleva los mandos del departamento, María Teresa Abalde Pintos, asegura que la prevalencia de esta patología se mantiene en torno a un 2,5% de la población, lo que en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se traduciría en algo más de 7.000 personas.

Los estudios recientes no atisban una variación reseñable en la prevalencia, pero Albalde asegura que "la pandemia ha afectado a muchos de nuestros pacientes desde el punto de vista psicológico". Según dice, "el confinamiento, la incertidumbre laboral o el miedo a la enfermedad" han actuado como factores estresantes ante una enfermedad que empeora con los episodios de tensión. Además, "algunos se han sentido afectados por la dificultad al inicio de la pandemia de contactar con su dermatólogo al no poder acudir a sus consultas programadas", añade la facultativa.

En la fase inicial, tampoco faltaron las dudas sobre el riesgo que podían implicar algunos tratamientos que se usan para la psoriaris frente al coronavirus, si bien la especialista subraya que el conocimiento adquirido a posteriori "permite transmitir tranquilidad a nuestros pacientes respecto a este aspecto" . Sobre el uso de mascarilla o gel, no han trascendido "grandes problemas".

La Unidad de Psoriasis realiza unas 50 consultas semanales, lo que supone unas 2.500 consultas anuales. La frecuencia con la que asiste cada paciente varía "según la situación de cada uno", de modo que "muchos precisan consultas de seguimiento cada tres o cuatro meses", mientras otros tardan más tiempo en regresar al Centro de Especialidades de Mollabao. De forma simultánea, la unidad tiene "aproximadamente diez pacientes en sesiones de fototerapia" y recibe a diario en las consultas generales "un número variable de pacientes derivados desde las consultas de Primaria".

"Con frecuencia la psoriasis se acompaña de otras patologías prevalentes, como la obesidad, la hipertensión, la diabetes o el hígado graso", explica

CAUSAS Y PERFIL. La psoriasis es una enfermedad que causa manchas rojas y escamosas en la piel que suelen provocar picor y que, sobre todo, afectan a rodillas, codos, tronco y cuero cabelludo. Tiene una base genética compleja y entra dentro del grupo de enfermedades inflamatorias inmunomediadas, provocadas por una alteración del sistema inmune.

La doctora Abalde asegura que "afecta por igual a ambos sexos" y tiene un pico de inicio alrededor de los 20 años. Además, "con frecuencia la psoriasis se acompaña de otras patologías prevalentes, como la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes o el hígado graso". Todas ellas "patologías relacionadas entre sí y muy influenciadas por nuestro estilo de vida".

Actualmente la psoriasis se entiende como una enfermedad "sistémica" con posibles manifestaciones más allá de la piel. Por este motivo, la unidad intenta dar a sus pacientes "una atención más multidisciplinar", trabajando de forma colaborativa con otras especialidades, como Reumatología o Digestivo, para lograr "una mejor atención". Los premios Best In Class (algo así como las estrellas Michelín de la sanidad) han reconocido en varias ocasiones este esfuerzo, llegando a designar a la unidad como la mejor de España (en 2018 y 2019).


La cura "aún está muy lejos" 
Los dermatólogos conocen cada vez más los detonantes de la psoriasis, lo que ha permitido desarrollar nuevos fármacos. No obstante, Abalde incide en que "en realidad" se trata de una enfermedad "compleja" de la que "todavía nos falta mucho por saber". La especialista advierte de que "la enfermedad es muy variable entre personas y aún con los tratamientos disponibles no siempre obtenemos buenos resultados".

Por eso desea y confía en que la investigación de perfiles genéticos pueda ayudar a que "en un futuro podamos adaptar los tratamientos de forma individualizada". "La cura de la enfermedad será el objetivo final y deseable pero realmente aún está muy lejos", concluye.

 

La escuela de psoriasis volverá "cuando la situación sanitaria lo permita"

undefinedEl servicio de Dermatoloxía del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP) impulsó en septiembre de 2019 una escuela de psoriasis, que desde el primer momento obtuvo una respuesta muy positiva por parte del público.

Sus clases siempre estuvieron llenas, incluso con lista de espera, y han podido despejar algunas de las preguntas que más inquietan a quienes padecen psoriasis, como las causas que desencadenan los brotes y su abordaje, la relación de la enfermedad con otras patologías (como problemas de cardiopatías, hipertensión, diabetes...), las posibilidades que hay de transmitir la dolencia a la descendencia o si se trata de una enfermedad contagiosa, cosa que todos los especialistas niegan de forma tajante. 

Abalde subraya que la escuela es "un proyecto reciente pero muy satisfactorio" y que se ha tenido que suspender temporalmente a causa de la pandemia. La intención es retomarla "en cuanto la situación sanitaria lo permita", aunque actualmente "no está claro exactamente" cómo se regresará a las aulas. 

Sobre la mesa estuvo la posibilidad de un formato virtual, pero Abalde opina "personalmente" que la presencialidad "da opción de participar a todo tipo de público y es más directa".

La pandemia "ha afectado a muchos pacientes con psoriasis"
Comentarios
ç