Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

Una parada de mucho movimiento

Vista general del interior de la planta. DP
Vista general del interior de la planta. DP

Ence suspende la producción para realizar obras de mantenimiento y mejora valoradas en ocho millones ▶ Actuarán 1.400 operarios

Ence ha parado sus máquinas. La suspensión de la producción ha sido progresiva y ha significado el detenimiento de la fabricación de pasta de papel. Como ha ocurrido en ediciones anteriores, el motivo ha sido la parada técnica anual que suele tener lugar a estas alturas del ejercicio y que, una vez más, revolucionará el interior de la fábrica.

Lejos de suspender la actividad, Ence se llenará estos días de operarios que afrontan la tarea de modernizar las instalaciones y poner a punto la maquinaria. La principal novedad del operativo de este año es que parte de los trabajos se destinarán a preparar la planta para que pueda elevar su capacidad de fabricación en 30.000 toneladas, hasta llegar al medio millón. Actualmente, la factoría de Lourizán está preparada para elaborar 465.000 toneladas anuales, si bien fuentes oficiales precisan que la planta no ha llegado todavía a este nivel de fabricación.

Precisamente, este es uno de los motivos que han llevado a aumentar el presupuesto habitual reservado para la parada técnica hasta los ocho millones, una cifra que duplica los fondos consignados otros años. La partida se divide en dos apartados principales: mejoras ambientales, valoradas en 4,3 millones, y tareas de mantenimiento, cifradas en 3,7 millones de euros.

Dentro de las primeras, la compañía destaca la mejora de la eficiencia de la caldera de recuperación y de las torres de refrigeración, "o que suporá unha diminución da temperatura do efluente e, por conseguinte, influirá na diminución de emisións olorosas". Según añaden las mismas fuentes, las emisiones olorosas de Ence se rebajaron un 25% en 2017 con respecto al año anterior, "logrando que o impacto oloroso se reducise a menos dun minuto diario de media". El objetivo final: llegar a la "total erradicación" de las emisiones olorosas.

PERSONAL. Ence Pontevedra, que cuenta con una plantilla habitual de 360 personas, aumentará el cuadro de personal durante la parada técnica hasta los 1.400 trabajadores, pertenecientes a un centenar de empresas.

A este respecto, la compañía subraya que el 60% de los operarios que participan en el operativo están vinculados a empresas de la provincia pontevedresa y que un número importante llegarán a Lourizán de la mano de compañías especializadas de España y otros países, como Finlandia o Suecia.

El Plan Estratégico refleja que en el próximo ejercicio se dejará la fábrica lista para subir la fabricación en otras 40.000 toneladas que, sumadas a las 30.000 de este año, implicarían un incremento del 16,5% respecto al nivel actual. No obstante, en este caso se trata de una cifra todavía por concretar en los próximos meses.

Por otro lado, fuentes oficiales de la compañía informan de que el próximo Plan Estratégico (para los años 2020-2024) recogerá la planta de biomasa de Lourizán, cuyo proyecto fue suspendido por la falta de autorizaciones y sustituido por una planta de características idénticas en Huelva. La obra está valorada en 74 millones.

Una parada de mucho movimiento
Comentarios