domingo. 29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo

La parroquia de Campañó se queda sin su gala hípica después de 22 años

Jinetes en el hipódromo de Campañó. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Jinetes en el hipódromo de Campañó. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El hipódromo de Moldes pierde la cita anual que lo convertía en epicentro del mundo equino

El calendario de certámenes dedicados al mundo del caballo ha perdido la cita estelar que se venía celebrando en el hipódromo de Moldes desde hacía 22 años, en su origen denominada Festa do Cabalo de Campañó y los últimos diez, Gala Hípica Virxe Peregrina.

Cada último domingo de julio las instalaciones ecuestres, propiedad de la Comunidade de Montes de Campañó, venían acogiendo desde hacía más de dos décadas unas pruebas equinas en las que los animales exhibían su destreza y mostraban su belleza al numeroso público que acudía a presenciar el desarrollo de las competiciones, entre las que destacaban un concurso morfológico y gimkana, además de una ruta de 26 kilómetros por la ladera del monte Castrove en la que habían llegado a participar alrededor de 200 jinetes.

La Gala Hípica de Campañó había prescindido de las carreras de caballos desde su cuarta edición para evitar que se pudieran registrar accidentes.

El certamen se había convertido en una verdadera pasarela de caballos del país, pura raza española y pura raza árabe de ganaderías de la propia parroquia de Campañó y de distintos municipios, entre ellos Ponte Caldelas, Vilagarcía de Arousa, Ribeira y Santiago.

La Asociación Cabalar de Campañó, encargada de organizar el certamen ecuestre (en los últimos diez años en colaboración con el Concello), decidió no continuar con este evento por varios motivos, entre ellos el de las estrictas condiciones que debe reunir la organización de este tipo de pruebas (que requieren de la contratación de una costosa póliza aseguradora) y por la reducción de la subvención que en los últimos años le venía concediendo la Administración municipal, que resultaba insuficiente para hacer frente a los gastos del evento, que solo había dejado de celebrarse un año, debido a las obras de mejora del hipódromo que habían acometido los comuneros en colaboración con el Concello. El importe de la reforma había sido de 300.000 euros.

CIRCUITO DE CICLOCROSS. Las instalaciones ecuestres de Moldes vienen funcionando en los últimos años como un circuito ciclista. El hipódromo ha venido acogiendo el Trofeo Concello de Pontevedra de Ciclocross en el que compiten deportistas asturianos, cántabros, leoneses y de Portugal.

Además, alrededor de medio centenar de jinetes de Campañó, Poio y Brión (A Coruña) utilizan de forma habitual el hipódromo situado en el lugar de Moldes para disfrutar de sus caballos.

La parroquia de Campañó se queda sin su gala hípica después de 22 años
Comentarios