Los patinadores prueban el 'skatepraza' de Raíña Vitoria antes de su apertura

El Concello quiere asegurarse de que las piezas colocadas en la zona se adecúan a las necesidades de los futuros usuarios
Usuarios estreneraron este martes el ‘skatepraza’ de Raíña Vitoria. RAFA FARIÑA
photo_camera Usuarios estreneraron este martes el ‘skatepraza’ de Raíña Vitoria. RAFA FARIÑA

El skatepraza de Raíña Vitoria deberá pasar un examen antes de su apertura. El Concello quiere que los patinadores prueben los distintos elementos colocados en el recinto para comprobar si estos se adecúan a sus necesidades. "A idea é que proben as pezas que se colocaron por se necesitan algún axuste", explicó este martes el concejal de Mobilidade, Demetrio Gómez Junquera.

Las obras en el recinto deportivo están casi rematadas. Solo falta el pintado de los espacios que ocupan cada una de las doce piezas de granito instaladas en el tramo peatonalizado de dicha avenida. A pesar de ello, muchos usuarios ya han estrenado el recinto.

Estos elementos son de poca altura y desmontables, lo que facilitará que este entorno pueda ser utilizado para otras actividades, como la instalación de las atracciones de las Festas da Peregrina, que tradicionalmente ocupan esta calle durante la Semana Grande, que se celebra en agosto. 

Instalación de módulos en el 'skatepraza' de Raíña Vitoria. GONZALO GARCÍA
Instalación de módulos en el 'skatepraza' de Raíña Vitoria. GONZALO GARCÍA

La previsión de mal tiempo podría retrasar las labores de pintado entre 15 y 20 días, según cálculos municipales. Además de las circunstancias meteorológicas, la crisis de materiales también podría afectar a estos plazos. 

El skatepark de Raíña Vitoria ocupa 735 metros cuadrados entre el parking subterráneo de la Alameda y el IES Sánchez Cantón. El diseño de las piezas ha corrido a cargo de una cantería situada en A Lama. El coste de la actuación, que ha incluido el pavimentado de la calle, instalando en ella una plataforma única, ha corrido a cargo de la empresa pontevedresa EC Casas. El coste de la intervención asciende a 80.000 euros.

Comentarios