Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Así será el nuevo puente de O Burgo tras la peatonalización

Recreación de cómo será la iluminación del puente de O Burgo. CONCELLO DE PONTEVEDRA
Recreación de cómo será la iluminación del puente de O Burgo. CONCELLO DE PONTEVEDRA

El Concello confía en que los trabajos estén listos en el plazo de doce meses ► Repasamos las obras por las que pasaron otros viaductos de Pontevedra

El Concello acaba de desbloquear la peatonalización del puente de O Burgo. Las obras comenzarán entre finales de año y principios del que viene, según informó este jueves en rueda de prensa el edil de Economía, Raimundo González Carballo.

La Mesa de Contratación reunida el miércoles aprobó una propuesta de adjudicación de la obra, que será ratificada por la Xunta de Goberno local en cuestión de días. La actuación será desarrollada por empresas pontevedresas y se dividirá en dos partes. 

La primera de ellas tiene que ver con la obra civil en el viaducto medieval, en el que se instalará una plataforma para que la actual calzada y las aceras estén al mismo nivel. Esto conllevará la eliminación del tráfico rodado en la zona, por la que transitan una media diaria de 180 peregrinos que realizan el Camiño Portugués. La intervención tambien contempla la mejora de los entronques con las avenidas de Bos Aires y Domingo Fontán.

Esta actuación llevará la firma de las empresas Imesapi y EC Casas, que ejecutarán los trabajos por 1.326.977 euros, lo que supone casi un 22% menos de los 1,7 millones de euros presupuestados inicialmente. 

El Concello confía en que la obra esté lista en el plazo de un año

La alianza de ambas firmas, que compitieron en el concurso con otras siete constructoras, incluirá todas las mejoras previstas en el proceso de licitación. Entre ellas figuran la mejora del entronque del puente de O Burgo con la Rúa da Santiña, el incremento de las zonas ajardinadas en el lateral de la gasolinera y la dotación de mobiliario urbano en esta área (en la que se creará una plaza) y la limpieza de la cabecera Sur del viaducto, hacia la Praza de Valentín García Escudero.

El segundo lote de las obras, al que se presentaron dos ofertas, afecta a la nueva iluminación. La firma Setga será la encargada de llevar a cabo estos trabajos, que incluirá las siguientes medidas: puntos de luz con tecnología led en el suelo del puente, en sus arcos y en la nueva barandilla de acero que se instalará en el puente de O Burgo. Algunas de las luces también cambiarán de tonalidad para conmemorar actos festivos. 

La adjudicataria sustituirá las farolas de la cabecera Norte del viaducto, la que entroncará con la plaza que estará situada frente a la gasolinera. Las obras de iluminación costarán 730.840 euros, un 15% menos de los 860.792,16 euros presupuestados en la fase de contratación.

El nuevo aspecto del puente medieval de O Burgo tras su reforma. CONCELLO DE PONTEVEDRA

Setga dispondrá de tres meses para completar la actuación, si bien esta podría ser coordinada con la peatonalización del puente para acortar los plazos. 

El objetivo del Concello es que las obras puedan estar finalizadas en el plazo de un año. La actuación, que intervendrá sobre una superficie de 7.000 metros cuadrados, es uno de los proyectos estrellas del BNG para el presente mandato. Se financiará con fondos europeos, procedentes de la convocatoria Edusi. Así, la UE aportará el 80% del coste y el Concello el 20% restante. 

"É unha obra que vai quedar moi ben", aseguró González Carballo, que recordó que los trabajos se harán "no cerne da orixe da cidade". Su ejecución supondrá, en la práctica, "a integración do barrio do Burgo coa cidade; aquí as pontes non separarán", subrayó el edil.

Repaso a los otros viaductos de Pontevedra
El puente de A Barca afronta una nueva reforma en más de un siglo de historia
Inaugurado originalmente en 1871, sufrió sucesivas reformas a lo largo del siglo XX. Actualmente vuelve a estar en obras para renovar la marquesina, con más de dos décadas de antigüedad, y la cubierta. También se está remodelando la estructura y mejorando la iluminación. Los trabajos acabarán en diciembre.

Santiago y Os Tirantes, dos estilos diferentes que conducen al centro de la ciudad
El puente de Santiago fue inaugurado en 1983. Pese a su estilo austero, contribuyó a descongestionar la vieja carretera de O Burgo, sobre todo cuando se abrió la avenida de Compostela en 1987. Ocho años después, en 1995, se estrenaría el de Os Tirantes, uno de los 33 puentes más singulares de España.

► El viaducto de la autopista AP-9 que generó fuerte controversia por su emplazamiento
Conocido como Ponte da Ría, el viaducto de la AP-9, de 700 metros de longitud, entró en servicio de como parte del tramo Pontevedra Norte - Pontevedra Sur el 25 de marzo de 1992, después de más de dos años en obras. Su ubicación generó una importante polémica por el fuerte impacto visual que supuso.

► La pasarela peatonal que comunica la avenida de Bos Aires con la Illa do Covo
En julio de 1997 se inauguró la pasarela peatonal que comunica la avenida de Bos Aires con la Illa das Esculturas (o Illa do Covo), paso obligado para paseantes y deportistas. Su deterioro obligó a acometer una ambiciosa restauración en 2012. Tiene 82 metros de longitud, cuatro de ancho y 13,40 de alto.

 El viejo viaducto del tren y el nuevo puente de As Palabras, camino a Monte Porreiro
Fomento acaba de cederle al Concello el viejo puente sobre el tren, de 116 metros de longitud y seis de ancho que quedó en desuso con la llegada de la alta velocidad. La intención es peatonalizarlo. A escasos metros se erige el puente de As Palabras, inaugurado en 2011, que une Lérez y Monte Porreiro.

► Ponte das Correntes, un ejemplo de ingeniería para soportar 20.000 vehículos diarios
En junio de 2012 entró en servicio el entonces conocido como séptimo puente de la ciudad, que une las avenidas de Uruguay y Domingo Fontán y cuyo objetivo era descongestionar el tráfico del puente de A Barca soportando 20.000 vehículos al día. También cuenta con aceras bajo cubierta y carril bici.

Así será el nuevo puente de O Burgo tras la peatonalización
Comentarios