Penas mínimas para el conductor que atropelló a un ciclista en Salcedo

El acusado, que se dio a la fuga, asumirá cuatro meses de cárcel y el pago de una indemnización de 32.700 euros ►La víctima, que trabajaba de bombero en Pontevedra, sufrió múltiples fracturas
Estado en el que quedó la bicicleta. DP
photo_camera Estado en el que quedó la bicicleta. DP

El 2 de enero de 2018, un ciclista que recorría habitualmente el tramo entre Vigo y Pontevedra para trabajar a orillas del Lérez yacía arrollado en la carretera, a la altura de Salcedo. No fue hasta el día siguiente cuando se localizó al causante del accidente, el conductor de un Citroën Xsara localizado en Marín. Cinco años después, aquellos hechos tienen su respuesta por la vía penal.

El Juzgado de A Parda, primero, y la Sección Segunda de la Audiencia, ahora, condenan al conductor del turismo a una pena de cuatro meses de cárcel, además de a la prohibición de conducir durante dos años y cuatro meses (en la práctica, la retirada del carné) y al pago de una indemnización de 32.766 euros a la víctima. Consideran acreditado que cometió un delito de lesiones imprudentes que se saldó con relevantes secuelas para la víctima, que, además de numerosas fracturas que fueron cicatrizando, padeció una fractura en el ligamento cruzado anterior de una de sus rodillas, cicatrices en la cabeza, los codos y la espalda. Además, la bicicleta en la que se movía quedó inservible.

El vehículo implicado en el accidente. DP
El vehículo implicado en el accidente. DP

Los hechos relatados se produjeron, según el dictamen, sobre las 21.30 horas (la víctima entraba de turno a las 22.00 horas en el Parque de Bomberos) en una noche lluviosa de un tramo bien iluminado.

La bicicleta de la víctima estaba provista de luces parpadeantes tanto delante como detrás. Pese a ello, al salir de una recta, el ahora condenado "se desvió, porque circulaba de forma descuidada, hacia la derecha, invadiendo el arcén por el que circulaba la bicicleta, por lo que lo atropelló. La víctima golpeó el parabrisas y salió despedida hacia el suelo, lo que no impidió que el investigado continuase la marcha, dejando al ciclista herido sobre la calzada".

"El golpe fue particularmente virulento atendiendo a los resultados lesivos en el ciclista y a los daños provocados en el vehículo", señala el juez en su sentencia, que añade que "ni tan siquiera vio al ciclista, y poco después tuvo otra colisión contra un coche".

Tras la confirmación de la Audiencia, cabe un nuevo recurso, ahora ante el Tribunal Supremo.

Los delitos: darse a la fuga no estaba penado en enero de 2018

La sentencia que acaba de dar por buena la Audiencia Provincial no incluye pena alguna por el hecho de que el acusado de diese a la fuga tras embestir, literalmente, al ciclista, y dejarlo tirado en la carretera, pues en el momento de los hechos esta conducta no estaba reflejada en el Código Penal. En la actualidad, y tras la proliferación de hechos de este tipo, en especial con ciclistas como víctimas, se ha incorporado al Código Penal el delito de abandono del lugar del accidente, que incluye penas que van desde los seis meses hasta los cuatro años de cárcel, en función de las circunstancias.

Colectivos ciclistas explicaron en su día que las personas que se daban a la fuga en esta clase de accidentes lo hacían para eludir responsabilidades y para evitar someterse a controles de alcoholemia, algo que no se pudo acreditar en su momento.