miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Peregrinando por tierra, mar y aire

Descenso en rápel desde el puente de las Palabras. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Descenso en rápel desde el puente de las Palabras. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Las 16 patrullas que participan en el concurso Tui-Santiago por el Camino Portugués exhiben músculo en el río Lérez y en Monte Porreiro

La Compostela viste color caqui. El que lucen los militares que desde el lunes participan en el tradicional concurso de patrullas entre Tui y Santiago y que este jueves culminará con la llegada a la Praza do Obradoiro. Los 16 equipos que participan en esta edición, la número 18, estrenan nuevas reglas: por primera vez no se tendrá en cuenta el tiempo invertido en efectuar el arduo recorrido y las duras pruebas, sino que se valorará su destreza y su ingenio a la hora de superarlas, como ocurre en otras competiciones militares de similares características.

Los contendientes pertenecen, en su mayoría, a las tres bases de la Brilat (organizadora de la prueba), es decir, de Asturias, Valladolid y Figueirido, pero también se han sumado representantes de la Comandancia General de Ceuta, la Legión, la Brigada Canarias, el Tercio Viejo de Sicilia, el Tercio Norte o el Ejército del Aire.

Una de las patrullas participantes, durante la ruta a pie. JAVIER CERVERA-MERCADILLO - Brilat - Tui-Santiago
Una de las patrullas participantes, durante la ruta a pie. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
 

El objetivo es recorrer los 120 kilómetros que separan Tui de Santiago y realizar siete pruebas de esencia militar: recorrido topográfico (en el que, evidentemente, puntuará la agilidad de los soldados a la hora de completarlo); tiro de precisión con fusil; paso de pista de obstáculos (ambas estaciones se desarrollarán en el momento en el que los equipos pasen por la base General Morillo, cuartel general de la Brilat); paso de rápel; paso de río (ambos en la ciudad de Pontevedra, en el entorno del Lérez); lanzamiento de granadas (en el entorno de Padrón) y recorridos cronometrados.

Los dos desafíos que tuvieron el río como protagonista -tanto la bajada en rápel desde el puente de las Palabras como el cruce a nado- despertaron la curiosidad de numerosos ciudadanos, atraídos por el despliegue de logística y personal que provocaron ambas pruebas.

Varios militares llegando extenuados a la orilla tras cruzar a nado el Lérez cargado con sus petates. JAVIER CERVERA-MERCADILLO - Brilat - Tui-Santiago
Varios militares llegando extenuados a la orilla tras cruzar a nado el Lérez cargado con sus petates. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
 

 Muchos de los soldados llegaron literalmente extenuados a la orilla tras atravesar las frías aguas del río con el pesado petate al hombro. "Es realmente duro, muy duro", comentaba un extenuado novato mientras recuperaba fuerzas tendido sobre el césped de la Illa do Covo junto a sus compañeros.

Todos los participantes en la Tui-Santiago fueron llegando gradualmente durante la madrugada de este miércoles a la capital gallega, donde la competición tendrá su broche final con un acto de clausura y la posterior entrega de premios en la Praza do Obradoiro del jueves.

Peregrinando por tierra, mar y aire
Comentarios