La perfecta combinación: jóvenes, innovadores y emprendedores

La pandemia no ha frenado el emprendimiento juvenil, que sigue creciendo en Pontevedra a pesar de todas las deficiencias y dificultades que presenta hoy en día el mercado laboral
Sergio Rey (izq.) en su centro de entrenamiento y readaptación junto a un paciente. RAFA FARIÑA
photo_camera Sergio Rey (izq.) en su centro de entrenamiento y readaptación junto a un paciente. RAFA FARIÑA

Hay algo más difícil que emprender en tiempos de covid y es hacerlo siendo un 'novato' en el mundo laboral. La pandemia arrasó por completo el sueño de muchos jóvenes de abrir sus propios negocios, de empezar un proyecto empresarial desde cero. Sin embargo, hay quienes fueron capaces de aparcar a un lado los miedos y la inseguridad y decidieron arriesgarse.

Valeria Giráldez, Eduardo Landeiro, Laura Pombo y Sergio Rey son un ejemplo en este sentido. Estos cuatro jóvenes, todos ellos menores de 30 años, han abierto, en los dos últimos años, un negocio en Pontevedra.

Cada uno de ellos en un sector diferente: desde la hostelería, pasando por el comercio o la administración de fincas, y terminando con el entrenamiento personal y la readaptación.

Empresas completamente distintas pero que tienen algo en común: que han nacido en plena crisis sanitaria, cuando menos viento soplaba a su favor.

En Aje Pontevedra han notado un aumento entre sus asociados después del covid, aunque reconocen que sigue existiendo cierto miedo

Y es que sin duda, el ingenio y la innovación nacen siempre cuando más complicadas están las cosas. Eso es algo que confirma, por ejemplo, Jesús Rey, presidente de Aje Pontevedra.

"La gente está emprendiendo y creo que no hay pandemia que pueda frenar eso, porque aunque sí que es verdad que hay cierto miedo, sobre todo en sectores como el turismo o la hostelería, también hay que destacar que en los momentos delicados se agudiza más el ingenio", asegura.

De hecho, desde que comenzó la crisis sanitaria, este colectivo ha registrado "unas 20 empresas más entre sus asociados, que son nuevos emprendedores", aunque tampoco hay que olvidar que otras se quedaron por el camino.

"También otros tuvieron que tirar la toalla, aproximadamente hubo 10 que lo hicieron al principio de la pandemia, porque estaban justo en esos sectores más afectados", explica Jesús Rey.

DEFICIENCIAS. Cuando una persona decide abrir un negocio se encuentra con infinidad de problemas. Desde Aje Pontevedra están convencidos de que el principal hándicap es tener "una administración sobredimensionada".

"Cuando abres tu empresa, casi no sabes por dónde empezar. Creo que debería haber una entidad que gestione todo eso. Nosotros lo tratamos de hacer pero es que a veces es muy complicado", reconoce el presidente del colectivo.

Los empresarios exigen que haya más ayudas y menos trabas por parte de las administraciones a la hora de abrir un nuevo negocio 

Por otro lado, tampoco pueden faltar las ayudas, que, según Jesús Rey "deberían estar un poco más centradas en el emprendimiento, porque siempre vienen bien".

En esto coinciden los empresarios Sergio Rey, Valeria Giráldez, Laura Pombo y Eduardo Landeiro. De ellos cuatro solo Valeria ha recibido una subvención por parte de la Xunta de Galicia para poner en marcha su negocio.

Los otros tres jóvenes no han tenido ningún tipo de ayuda económica por parte de las administraciones. Unas instituciones que en ocasiones, "presentan demasiadas trabas" y "no se sitúan al lado de los que quieren emprender".

Además, algunos empresarios se encuentran también con problemas a la hora de encontrar un espacio acorde con sus necesidades. "Tenemos emprendedores que encuentran muchos problemas con el suelo. Por ejemplo, el que busca un emprendimiento más de tipo industrial, no encuentra muchas naves grandes que cumplan todas las normativas y los parámetros. Y después, las que hay, están muy elevadas de precio", asegura Jesús Rey.

También ocurre lo mismo con los suelos comerciales, donde "es complicado encontrarlos porque las grandes cadenas elevan mucho los precios".

RURAL. Y ya ni hablar la posibilidad de abrir un negocio en el rural, "donde a veces nos encontramos con grandes problemas de conexiones a internet", explica Jesús Rey.

"Es imprescindible que tengamos una conexión decente a internet para poder llevar a cabo una actividad, debería ser algo fundamental ya", confirma Rey antes de añadir que, sin embargo, "a veces los empresarios nos encontramos con grandes problemas en este sentido".

Es por ello que, "por muchas ayudas y apoyo que tengan los emprendedores, sino tenemos una línea buena de internet para poder tener un comercio electrónico, muy poco viable va a ser esa actividad", concluye el presidente de Aje Pontevedra.

Laura Pombo, de la tienda Pombalia: "Hubo muchos momentos de duda y casi renuncia"

Con 29 años, Laura decidió abrir su propia tienda de textil de hogar en abril de 2020. "Tenía todo listo para abrir pero dos días antes se decretó el estado de alarma", explica.

Reportaje emprendedores Tienda Pombalia Loureiro Crespo 13 Necesito una foto de la dueña trabajando y otra de careto Ir entre las 14 y las 17h"La decisión fue muy complicada porque renuncié a un puesto fijo que me aportaba seguridad y estabilidad económica. Hubo muchos momentos de duda y casi renuncia, es innegable, pero al final uno siempre encuentra la fuerza para tomar esas decisiones", reconoce.

La empresaria financió todo el proyecto a través de los bancos, sin ayudas, pero !tengo la gran suerte de que mis padres y hermanas me apoyaron y ayudaron desde el minuto cero. Sin duda son los pilares más fuertes de este negocio y sin ellos esto no existiría".

Actualmente, Laura no tiene ningún empleado pero "nuestras expectativas son crecer para que podamos estar toda la familia empleada en el negocio". Laura asegura que "hoy en día es muy complicado para una persona joven emprender. Yo animo a todos los que están dudando en emprender que lo hagan, que no tengan miedo de realizar aquello que les haría feliz, ya que si luchan y se esfuerzan, tienen la mitad del camino realizado". 

Sergio Rey, entrenamiento y readaptación: "Siempre animo a mis compañeros a arriesgarse"

Sergio Rey, de 29 años, tenía todo preparado para abrir su centro de entrenamiento y readaptación en el año 2020 cuando la crisis sanitaria Sergio Rey, de 29 años, tenía todo preparado para abrir su centro de entrenamiento y readaptación en el año 2020 cuando la crisis sanitaria paralizó todos sus planes.

Reportaje emprendedores Centro Sergio Rey Fernandez Monte Porreiro Rua de Portugal 25 bajo derecha Necesito una foto del entrenador Sergio con algun usuario del centro y a mayores foto de careto de Sergio "Cuando estaba a punto de abrir llegó la pandemia, llevaba cinco meses pagando el alquiler y tuve que echar todo para atrás. Me vine para otra clínica que me dejó una sala y en agosto de 2020 decidí que tenía que retomar el proyecto".

Su negocio se hizo realidad el 28 de diciembre de 2020 y Sergio reconoce que su experiencia en el sector fue decisiva a la hora de abrir su propia empresa. "Yo tengo la suerte de que no abrí un proyecto de cero porque antes trabajaba en Villagarcía y tenía una cartera de clientes muy buena".

En cuanto a las ayudas económicas, "no recibí ninguna, de hecho me denegaron todo lo que solicité»". El empresario es consciente de que "sino tuviese la cartera de clientes que tenía en el momento que abrí, no lo hubiese hecho, eso sería de ser muy valiente o de estar muy loco".

Y aunque tuvo muchos altibajos en el último año por el covid, Sergio asegura que "siempre animo a mis compañeros de profesión a arriesgarse"

Valeria Giráldez de Confitería El Dulce de Leche: "Tuve ayudas por ser mujer y joven emprendedora"

Valeria Giráldez decidió continuar, a sus 26 años, con el negocio familiar, abriendo una nueva cafetería de El Dulce de Leche. "La idea surgió porque mi madre tenía tres cafeterías funcionando en Pontevedra y vi que el dueño del Café América se jubilaba y creí que era una esquina que tenía mucho potencial. Anteriormente trabajé como periodista y pude vivir en mis propias carnes lo fastidiado que estaba el sector", explica.

Reportaje emprendedores Dulce de Leche enfrente de las ruinas de Santo Domingo antiguo cafe America Foto a Valeria Giraldez trabajando y otra de careto Entre las 10 y las 13 Cualquier cosa preguntar a Alba Garcia La joven empresaria asegura que "no me resultó complicada la decisión de abrir porque estaba muy respaldada y muy acostumbrada a este sector". La hostelería es sin duda uno de los sectores más afectados por la pandemia y, justamente por eso, son fundamentales las ayudas económicas.

Sin embargo, Valería afirma que "por parte del Concello no recibí ninguna ayuda, de hecho, todo lo contrario, muchas trabas. Sí que tuve ayudas por parte de la Xunta por ser mujer y joven emprendedora".

En este sentido, "me hubiese gustado recibir más facilidades desde la administración local, que es con la que más voy a tratar, y me hubiese gustado, más allá de una ayuda económica, recibir algún que otro sí, no solo negativas por su parte".

Eduardo Landeiro de Administración Gesla: "Abrir tu propio negocio da un poco de vértigo"

Eduardo Landeiro tiene 26 años y, después de terminar la carrera de derecho y estar opositando durante unos años decidió emprender el pasado mes de agosto, abriendo, junto a su hermano, su propio negocio de administración de fincas.

Reportaje emprendedores Gay Balea SL Rua Castelao 6 2 E Necesito una foto del dueño Edu Landeiro en su oficina y otra de careto de Edu Ir entre las 10 y las 12h"Tras el covid me decidí a intentarlo ya que después de trabajar un tiempo en otra empresa del sector, vi que tenía la experiencia y que en Pontevedra había mercado y la posibilidad de ofrecer un servicio más eficiente y actual", explica.

El empresario reconoce que "abrir tu propio negocio da un poco de vértigo al principio, pero las alternativas para los jóvenes tampoco ofrecen mucha más seguridad, así que es preferible construir algo tuyo, aunque lleve más tiempo y esfuerzo".

Y aunque Eduardo no recibió ningún tipo de ayuda económica por parte de ninguna administración, sí que piensa en "solicitarla este mismo año". En cuanto a las dificultades que se encontró por el camino, el joven destaca que ojalá hubiese "menos trabas burocráticas y más facilidades".

Trabajo colectivo: la unión hace la fuerza
Una de las cosas que dejó clara la pandemia es la importancia del trabajo colectivo, de juntarse ante las adversidades y de luchar cuando hay sobre la mesa un fin. Esta idea de unir sinergias se puede extrapolar también al mercado laboral.

Asociaciones como Aje Pontevedra ayudan a que los jóvenes empresarios se animen a montar sus negocios, pero también hacen un gran trabajo de acompañamiento. Desde este colectivo reconocen que "cada vez vemos más importante la necesidad de unir a esos jóvenes que quieren emprender.

Hay personas con inquietudes parecidas y maneras de ver las cosas similares, en las que por ejemplo nosotros, podemos ayudar a generar ese ecosistema. Porque lo que está claro es que si ganamos, ganamos todos", afirma Jesús Rey.

El presidente de Aje Pontevedra sabe que "siempre fue muy importante unirse", pero, sin duda "hoy en día es más importante todavía". "Hay muchos jóvenes empresarios con carencias, dudas, inquietudes y muchas inseguridades. Ante eso, qué mejor para ellos que encontrarse con gente que está en la misma situación que tú y que te puede ayudar y apoyar. Lo importante es remar juntos".