El personal sanitario exige la dimisión del gerente del Chup

Admite positivas sensaciones tras las negociaciones con el Sergas
Representantes sindicales, momentos antes de la reunión. DP
photo_camera Representantes sindicales, momentos antes de la reunión. DP

Los sindicados CESM, PROSAGAP, OMEGA, TSP y CO-BAS, que son mayoría en la Junta de Personal, aplaudieron este viernes el diálogo abierto por la Xunta de Galicia, después de que el pasado viernes solicitaran al presidente, Alfonso Rueda, un interlocutor válido para atender sus demandas, pero insisten en que el cese del actual Equipo Directivo es imprescindible para seguir avanzando.

Los representantes de los trabajadores, uno de cada central sindical, se desplazaron a Santiago para mantener un encuentro con la directora xeral de Recursos Humanos del Sergas, Ana María Comesaña, a quien le expusieron la situación límite que se vive en el Área Sanitaria de Pontevedra, y las demandas que consideran ineludibles para revertir la situación y recuperar "una Sanidad pública de calidad, que como ciudadanos y profesionales merecen".

Los cinco sindicatos expusieron su rechazo frontal al Plan de Contingencias para cubrir las plazas de personal sanitario en los PACs, y reclamaron un Plan Específico para el Área de Pontevedra, que atraviesa una situación insólita que no se vive en otras zonas de Galicia.

Demandan, en este sentido, un Plan Funcional de Choque-Emergencia, dotado con los recursos económicos, humanos y materiales precisos para recuperar la plantilla ideal y estable necesaria para garantizar una asistencia digna, eficiente y de calidad, y no hacerlo a costa de la supresión de los derechos de los trabajadores como vacaciones y permisos o con la prolongación de jornada.

Agradecieron el cambio de actitud del Sergas y la postura conciliadora de Ana Comesaña, con la que pactaron continuar las negociaciones a partir del próximo martes.