martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

A pesar de la calma, siempre en alerta contra el fuego

Patrulla de la Brilat haciendo vigilancia en San Nomedio. J. LOUBIÑA
Patrulla de la Brilat haciendo la vigilancia en San Nomedio.
Después de dos semana se patrullas por los montes gallegos, las percepciones de la Brilat coinciden con las de la Guardia Civil: existe una calma tensa que intranquiliza a los observadores y les obliga a extremar la atención

LA OPERACIÓN Centinela Gallego 2021 lleva activa cumple este domingo 14 días. En la zona Azor, que incluye la provincia de Pontevedra, existe cierta preocupación por este periodo de calma extraña. "Hablando con la Guardia Civil coinciden con nosotros que estamos en una calma rara, está habiendo pocos incendios y conatos en comparación con otros años. La historia o la tradición dicen que siempre empieza una oleada en algún momento, por ello seguimos alerta", asegura el capitán Jaime Ellacuría, jefe de esta zona.

Las cinco patrullas situadas en la base de A Cañiza y las siete desplegadas en Baltar, en la provincia de Ourense, tienen dos misiones principales: la vigilancia y la presencia para prevenir los incendios. Para estos cometidos cuentan con diversos utensilios tanto de comunicación como de navegación. Entre ellos destaca un avión no tripulado de última generación que manejan desde tierra: "Tenemos un dron operativo durante las 24 horas, con una autonomía de 60 minutos y que alcanza unos 15 km. Es un medio que nos da unas capacidades de visión tremendas ya que tiene cámaras térmicas, grabación de vídeo y también puede enviar sus coordenadas", afirma Ellacuría.

En cuanto al horario, los operativos se dividen en tres turnos de vigilancia: mañanas, tardes y noches. El primero comienza a las siete de la mañana, la siguiente patrulla empieza a las dos de la tarde y a la noche el turno se desarrolla a partir de las once.

El horario "caliente" es desde las 14.00 hasta las 23.00 horas, porque es donde se produce el mayor número de incendios habitualmente.

Durante la semana, las patrullan deben cumplir una mañana, dos o tres tardes, una noche y poseen un día de descanso. "El día libre nunca es de descanso porque siempre hay alguna alerta, hay que subir a un observatorio o hay que apoyar a otra patrulla, tenemos que estar siempre pendientes" atestigua el jefe de la zona Azor.

En cuanto a la manutención, los militares poseen unas dietas para gestionar su alimentación durante la operación. Las comidas próximas a los turnos deben realizarlas en la zona dónde tengan que patrullar. Este deber tiene relación con su misión de presencia, "Comer o cenar en los pueblos también es una misión nuestra, que nos vean, se aprovecha este momento de la comida para que la gente sepa que estamos ahí y de esta forma un incendiario se piensa dos veces si realizar un incendio" apunta Jaime Ellacuría.

EL PROTOCOLO. Por otra parte, el procedimiento que llevan a cabo, cuando una patrulla visualiza un incendio o indicio de uno, comenzaría avisando al distrito forestal, ya que son los encargados de extinguir el fuego. Tras este aviso, el siguiente paso es comunicar este incidente a la Guardia Civil y son ellos los responsables de avisar al resto de patrullas de refuerzo. "Este es un procedimiento que las patrullas tienen muy claro y por el que siempre se rigen", afirma el capitán.

"Cuando detectamos una alerta, nos dirigimos inmediatamente a la zona. Una vez en ella, si podemos apagar el fuego de alguna forma nos encargamos nosotros, si no lo controlamos lo dejamos en mano de profesionales, y buscamos por la zona por si encontramos al incendiario en el caso de que fuera provocado", explica el soldado Nicolás Couto. El cabo primero Andrés Galego adjunta: "Si localizamos un conato, tenemos que acortar la zona para que los agentes forestales y servicios de extinción pueden llegar lo más próximo a la zona. Además, debemos avisar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Policía Autonómica y Guardia Civil".

En este 2021 el número de incendios y conatos está siendo inferior a años anteriores. Desde el 14 de agosto, las patrullas han detectado tres incendios y cinco conatos. De estos indicentes, los militares desplegados por la zona Azor aseguran haber sido los primeros en detectarlos en uno de los incendios y cuatro de los conatos: "Viendo estos datos creo y tengo la fe de que estamos haciendo un buen trabajo" añade Jaime Ellacuría.

En cuanto a la provocación de los incendios, la Brilat deja por seguro que la mayoría son provocados, aunque en ocasiones de desconocen los autores o las causas, la gran parte de los incidentes son provocados por el ser humano. Además, el capitán Ellacuría afirma que en diversos casos se tratan de intentos de quemas controladas, que están totalmente prohibidas desde este año: "Hay muchos casos que son gente que realiza quemas de rastrojos por el tema del pasto y se les escapa el fuego, siendo una gran cusa de incendios en Galicia".

LA JORNADA. División de turnos

Los horarios que se llevan a cabo son salidas a las siete de la mañana, patrullas por la tarde desde las dos y a la noche que comienzan a las once. las patrullas intentan cubrir las 24 horas del día, los siete días de la semana o "24/7" que es como lo dicen coloquialmente las patrullas de la zona de Azor.

MAPA. La zona Azor

Este es el mapa de la base que tienen las patrullas que están desplegadas en A Cañiza. Las áreas marcadas son ‘las zonas calientes’ que corresponden con los lugares incendiados en los últimos años. Las chinchetas que hay dispersas son los incendios que hubo desde el 14 de agosto de este año.

EQUIPACIÓN. ¿Qué hace falta en la vigilancia?

Como medios de enlace, cada patrulla tiene una tablet, un teléfono corporativo, un tetrapol y dentro de cada basa de patrullas hay un motorola que conecta con los distritos forestales. Además, como medios de navegación tienen una tablet y los mapas, materiales esenciales para su cometido.

Un refuerzo extra y necesario

La Operación Centinela consiste en una misión de apoyo por parte de la Brilat a las fuerzas y cuerpos de seguridad en el control y extinción de incendios. Esta operación comenzó el 14 de agosto y se prolongará hasta el 1 de octubre, existiendo un cambio de personal el 7 de septiembre. La fecha de finalización puede variar hasta el 15 de agosto, si la Xunta lo cree pertinente. La provincia de Pontevedra, junto una zona de Ourense, pertenence a la zona Azor y cuenta con 12 patrullas compuestas por 35 militares.Las zonas más afectadas suelen ser: los alrededores de Salvaterra en la provincia de Pontevedra y en la de Ourense la zona de Lobios y la de Cualedro.

MAYOR ATENCIÓN. En la Operación Centinela de este año se presentará especial atención a la zona Azor (Pontevedra y Ourense) y al área Halcón (Ourense). La razón de esta singular preocupación es que en estos lugares se detectaron un número mayor de incidencias durante el 2020.

A pesar de la calma, siempre en alerta contra el fuego
Comentarios
ç