miércoles. 23.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 23.06.2021
El tiempo

Los pescadores toman el río en el inicio de la temporada

Pescadores en el estreno de la temporada. SEBAS SENANDE
Pescadores en el estreno de la temporada. SEBAS SENANDE
La apertura de la captura de trucha llenó de aficionados los cauces de Galicia en una jornada que alimentó el optimismo de cara al futuro gracias al estadio de los cauces

El primer día de pesca de trucha para la temporada de 2021 congregó en los ríos gallegos a un elevado número de aficionados que buscaron sus primeras capturas de la temporada. Después de varias temporadas con comienzos pesimistas el de ayer fue un estreno positivo y que alimenta la esperanza como reconoce Ernesto López porque "las lluvias de este invierno han provocado que los ríos vayan muy bien de agua".COMIENZO DE LA TEMPORADA DE PESCA. RÍO MIÑO. LUGO.

El viento que sopló en algunas zonas no mermó el deseo de los pescadores, que desde la mañana ocuparon los cotos de ríos. El nivel medio de capturas fue más que notable y un buen porcentaje de los pescadores regresaron a sus casas cubriendo incluso el cupo de cuatro piezas.

Una de las zonas con más afluencia fue el Umia y el Ulla. Muchos pescadores de la zona de Pontevedra se desplazaron a otros lugares gallegos para compensar la imposibilidad de ir a Portugal.

Antes de la llegada de la pandemia del coronavirus los ríos portugueses se habían convertido en el paraíso para muchos pescadores gallegos, especialmente de la provincia de Pontevedra.

COMIENZO DE LA TEMPORADA DE PESCA. RÍO MIÑO. LUGO.Los pescadores reconocen que en el país vecino las condiciones para la pesca fluvial son mejores, aunque debido al cierre perimetral actual os cañistas se tienen que conformar con acudir solo a los ríos gallegos.

Un dato que alimenta el optimismo es que muchos cubrieron el cupo. "Eu cubrín o cupo, collín catro troitas, se xuntamos coas dúas da miña muller pois xa temos para unha boa ceniña, estamos desexando probalas xa", aseguraba Roberto.

Tampoco se quedó sin pesca Auditor Rodríguez, que cogió "tras ou catro troitas pequenas" en el río Baos, afluente del Masma, donde hubo más pescadores que capturas. "Falei con algúns compañeiros e pódese decir que a media era de unha ou dúas troitas, aínda que bastantes se quedaron sin nada porque había moita xente e non moito peixe", señaló.

Luis Sandamil, tampoco dejó escapar la jornada inicial de pesca, aunque en su caso se trata de pesca sin muerte, con mosca, una modalidad deportiva que cada año va ganando adeptos. Sandamil estuvo este domingo en el coto del río Azúmara, afluente del Miño, por debajo de Castro de Rei, junto a otros cuatro compañeros, ocupando solo ellos el trecho de 8 kilómetros del coto. "Non estivo mal, se descontamos o frío que facía (risas)", dijo.

Al tratarse de una modalidad deportiva, Sandamil asegura que saldrá cuatro o cinco días a la semana "porque hai que estar preparado para as competicións".

COMIENZO DE LA TEMPORADA DE PESCA. RÍO MIÑO. LUGO.Una de las novedades es que el comienzo de la temporada coincide con la entrada en vigor de la Ley gallega de pesca continental de Galicia, aprobada a principios del mes de enero en el Parlamento gallego. Con todo, la regulación de la pesca fluvial y los ecosistemas acuáticos seguirá regida por la normativa del año 1997 siempre y cuando "no se oponga a la nueva ley".

Para la trucha, la campaña se prolongará hasta el 31 de julio y se prorrogará en los cotos con convenio de colaboración hasta el 30 de septiembre en la modalidad de pesca sin muerte.

En aguas salmoneras, en las de reo o en las de montaña, la temporada no dio inicio el domingo ya que lo hará el 1 de mayo. El límite de capturas queda fijado en seis ejemplares al día por persona con un talla mínima de 19 centímetros.

Caudal alto de los ríos: los pescadores creen que esto favorece que haya truchas, aunque se espera que baje

Los pescadores toman el río en el inicio de la temporada
Comentarios
ç