Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Piden 17 años para un vecino por maltrato doméstico, agresión sexual y lesiones

El acusado admite las lesiones pero asegura que "no hubo agresiones sexuales de ningún tipo"

La fiscal mantiene la petición de 17 años de prisión para Oswaldo O.G. como autor de los delitos de maltrato doméstico, agresión sexual continuada y lesiones, al haber agredido a su pareja el 25 de agosto de 2016.

Los hechos, según el relato del Ministerio Público, ocurrieron, primero, en un lugar público de la ciudad de Pontevedra, y luego, durante toda la madrugada del día 26, en el domicilio que ambos compartían en Vigo. El juicio ha quedado este jueves visto para sentencia en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Al elevar a definitivas sus conclusiones finales, la Fiscalía ha informado que mantiene su petición de penas suprimiendo la agravante de "parentesco", al entender que es redundante con la de "género".

Para la representante del Ministerio Fiscal queda acreditado que el 25 de agosto de 2016, alrededor de las 14,00 horas, Oswaldo O.G. inició una disputa con su pareja por celos en Pontevedra en las inmediaciones del centro de trabajo de ella.

La golpeó y le gritó: "tú lo que quieres es ir a follar con tu jefe". En la noche de esa misma jornada, en el domicilio familiar en Vigo, el acusado volvió a agredirla causándole diversas lesiones.

AGRESIÓN SEXUAL CONTINUADA. Para la fiscal también queda acreditada la agresión sexual continuada, que niega el acusado. En concreto, la acusación se basa en la declaración de la víctima porque tiene los elementos que exige la jurisprudencia del Tribunal Supremo al producirse en la intimidad y sin testigos y al mantenerse en el tiempo.

El Ministerio Público también ha señalado que la mujer acudió a la comisaría, acompañada por su pareja, para denunciar por "acoso sexual a su jefe" y que el agente de la Policía, al ver "algo raro", la lleva aparte y es allí donde ella se libera, viéndose segura, y confiesa que el agresor es Oswaldo.

VIGILANCIA TELEMÁTICA. El Ministerio Fiscal solicitó la prórroga de la prisión preventiva, algo que también pidió la acusación particular reclamando que, cuando el acusado abandone la prisión, sea vigilado telemáticamente.

Por su parte, la defensa del acusado ha apelado a la sentencia 38/2018 de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, conocida como la sentencia del caso de La Manada, para incidir en que "no hay agresión sexual si no hay violencia" para, a continuación, cuestionar la intensidad de las lesiones que presentaba la mujer, a lo que ha añadido que no se había producido una violencia física ni psíquica porque la víctima "no" había pedido socorro.

En su declaración final, el imputado admitió las lesiones, por las que pidió perdón a la mujer, pero añadió que "no hubo agresiones sexuales de ningún tipo", por lo que ha rechazado que él sea "un violador".

Piden 17 años para un vecino por maltrato doméstico, agresión...