sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

La planta de compost llegará al último Pleno del mandato

Comuneros de A Canicouva, en los terrenos en los que se prevé crear una planta de compostaje. RAFA FARIÑA
Comuneros de A Canicouva, en los terrenos en los que se prevé crear una planta de compostaje. RAFA FARIÑA

El PP exigirá otra vez al BNG que rescinda el contrato de alquiler de los terrenos de A Canicouva

El PP calienta motores para el último Pleno del mandato, que se celebrará el próximo 12 de abril. Y lo hace con una moción en la que volverá a reclamar al Gobierno local la rescisión del contrato de alquiler de los terrenos de A Canicouva, por los cuales los comuneros de la parroquia cobran un canon anual de 20.000 euros.

Las diez hectáreas de suelo forestal situado en el lugar de O Loureiro se usarán para construir la futura planta de compostaje de Pontevedra, un proyecto que acumula años de retraso y que ha generado críticas de toda la oposición por su indefinición. "No existe proyecto alguno sobre esta instalación. No hay ningún tipo de planificación al respecto. Es vergonzoso que los pontevedreses estemos pagando 25.000 euros cada año por el alquiler de unos terrenos que no tienen uso alguno", manifestó este domingo el portavoz del PP, Rafa Domínguez, a través de un comunicado de prensa.

El contrato en cuestión se firmó el 10 de diciembre de 2015. En su cláusula tercera, se establece que la duración del mismo será de 30 años contados a partir del día siguiente de la formalización de dicho documento, prorrogables por perídos anuales hasta un máximo de 45 años más. En ningún caso, el arrendamiento de la parcela comunal de A Canicouva podrá exceder los 75 años.

Además de este proyecto, el Partido Popular sigue cuestionando el sistema de basuras que impulsa el Concello. En el último Pleno municipal, los populares se quedaron solos defendiendo una iniciativa que reclamaba la paralización de la instalación de composteros comunitarios en los barrios y el fin del contrato de alquiler de los terrenos para la planta de compost.

"El plan de compostaje es un fracaso. El BNG de Lores se ha gastado hasta la fecha un millón y medio de euros para nada", insistió Domínguez, que apuesta por un sistema de basuras puerta a puerta, que obligaría a contar con hasta cuatro contenedores en el interior de los edificios y que seguiría llevando a quemar a Sogama los residuos orgánicos urbanos.

La planta de compost llegará al último Pleno del mandato
Comentarios