viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Una planta del edificio Malvar acogerá un hostel con 70 plazas en primavera

Fachada del inmueble en cuyo primer piso está previsto poner en marcha la nueva dotación hotelera, principalmente destinada a participantes en eventos deportivos. RAFA FARIÑA
Fachada del inmueble en cuyo primer piso está previsto poner en marcha la nueva dotación hotelera, principalmente destinada a participantes en eventos deportivos. RAFA FARIÑA

Los propietarios cuentan con los permisos para iniciar los trabajos que prevén terminar antes del Mundial de Triatlón ▶ Se trata de un establecimiento hotelero de bajo coste con habitaciones múltiples y cápsulas individuales

La oferta de alojamiento en la ciudad continúa en aumento. El emblemático edificio Malvar de Pontevedra, ubicado en la calle García Camba, acogerá desde la primavera un hostel con cerca de setenta plazas. Inicialmente, el proyecto está pensado para deportistas y equipos que buscan un alojamiento asequible y zonas comunes, aunque también estará abierto a familias, peregrinos y turistas que se mueven en este tipo de establecimientos.

Así, el proyecto contempla la rehabilitación de la primera planta del edificio. El hostel ocupará la la primera planta de la construcción, en la que se ubicarán habitaciones de hasta doce personas, otras estancias individuales y familiares. "Queríamos un sitio donde puedieran hospedarse todos los miembros de un equipo y con espacios comunes a un precio competitivo. Por eso pensamos en un hostel", cuenta la promotora del proyecto, Noemí González, que destaca que el proyecto incluye también unas modernas cápsulas individuales. "Están dispuestas en literas, separadas por unas cortinas que dan más intimidad, y que en otras localidades están funcionando muy bien", añade.

Inicialmente, el establecimiento está pensado para deportistas y equipos que se desplazan a la Boa Vila

PEREGRINOS Y TURISTAS. Aunque inicialmente el espíritu de este establecimiento es dar respuesta a la demanda de los equipos deportivos que cada fin de semana se desplazan a la Boa Vila para participar en distintos campeonatos, este hostel viene a completar la oferta privada de plazas hoteleras en la ciudad. Algo a lo que apeló a final de año el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, en relación a la escasez de plazas de alojamiento privadas de la ciudad y de cara a cubrir la demanda de peregrinos.

Tal y como recordó el presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Portugués, se espera que en los próximos años aumente incluso hasta alcanzar los 120.000 visitantes en el año Santo 2021.

"En las grandes ciudades los hostels están funcionando muy bien. Cada vez más familias viaja de esta manera que te permite conocer a otra gente. En otros países se utiliza también para para fomentar el networking entre profesionales que acuden a la ciudad", explica la emprendedora pontevedresa.

"Se trata de un tipo de alojamiento evolucionado, no tiene que ver con un hostal de los de antes ni un albergue al uso. Son centros donde confluye gente que prefiere conocer a otras personas como ellos, es como un punto de encuentro y esperamos que en Pontevedra también funcione bien", añade Noemí González.

El Concello ya ha dado luz verde a la ejecución de los trabajos de rehabilitación de la planta del edificio Malvar que acogerá el hostel. La intención de los propietarios, que disponen de los permisos necesarios para la ejecución inmediata del proyecto, es que este esté listo para su inauguración antes de la celebración del Mundial de Triatlón.

EDIFICIO MALVAR. El edificio Malvar es uno de los más emblemáticos de la ciudad. Ubicado en el corazón de Pontevedra, se estrenó en 1948 con una actuación de la Coral Polifónica. La historia del edificio es la de una época en la que el cine llegó a la ciudad. Junto al Gónviz y al Victoria, y con capacidad para 900 personas, fue uno de los grandes aforos de Pontevedra donde además del cine del siglo XX se exhibieron los espectáculos de las grandes compañías en el siglo pasado. El Teatro Malvar bajó definitivamente el telón en la primavera de 1996, después de proyectar la película Un vampiro suelto en Brooklyn.

Durante unos años el edificio permaneció cerrado hasta que se procedió a su demolición, que concluyó en el año 2008. La puesta en marcha de los trabajos se demoró más de lo previsto a causa del inicio de la crisis inmobiliaria. Casi dos años después de ser derribado, se retomó el que fue uno de los proyectos inmobiliarios más destacados de los últimos años en la ciudad del Lérez, levantándose un edificio de 24 viviendas, con un espacio comercial de más de 1.300 metros cuadrados y locales para oficinas en pleno centro de Pontevedra.

La primera planta del edificio Malvar albergó distintas oficinas durante muchos años e incluso acogió la sede del Partido Popular durante un tiempo, entre otros usos.

Ahora está a punto de iniciar una nueva etapa, para lo que sufrirá una rehabilitación integral, para convertirse en un hostel y contribuir a ampliar la oferta hotelera en la ciudad.

Más plazas. Rehabilitación de viviendas turísticas
La iniciativa que albergará el edificio Malvar no es la única que ha empezado a moverse recientemente en Pontevedra. Así, en los últimos meses, el Gobierno local está tramitando permisos para varios albergues y edificios con pisos turísticos. Es el caso del complejo turístico de O Gorgullón, con el primer edificio de planta nueva dedicada íntegramente a apartamentos de este tipo. El inmueble estará ubicado en un solar entre la calle de O Muiño y la sede del Registro Mercantil de Bienes Inmuebles, y contará con seis apartamentos distribuidos en tres plantas, cada uno de ellos con capacidad para cuatro personas.

Praza da Verdura
Otro proyecto en marcha es es la conversión del número 5 de la Praza da Verdura, en el que se encuentra el bar Os Maristas, cuyo uso está previsto también para viviendas turísticas. Además, los servicios urbanísticos del Concello de Pontevedra tienen sobre la mesa otro proyecto de estas características en un edificio situado en el número 36 de la calle Michelena y otro en un inmueble de dos plantas, que data de 1910, en Ponte Sampaio. Por otro lado, en el número 15 de Arcebispo Malvar está prevista la creación de un albergue con capacidad para 16 personas. Otro de los proyectos, que ya está en funcionamiento se encuentra en la calle Amargura. Se trata de un albergue llamado Slow City Hostel, que está en pleno corazón del casco histórico y a muy poca distancia de Santa María.

Una planta del edificio Malvar acogerá un hostel con 70 plazas en...
Comentarios