domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

La repesca de la selectividad: poco tiempo, muchos nervios

Alumnado durante la ABAU. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Alumnado durante la ABAU. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Casi trescientos pontevedreses siguen en las bibliotecas locales preparándose para la repesca, que termina este viernes

Las jornadas de playa y relax van a tener que esperar unos días por los rezagados que todavía buscan una segunda oportunidad en las pruebas de acceso a la universidad (ABAU), celebradas del 10 al 12 de este mes. Durante esta semana, un total de 297 alumnos pontevedreses acuden a la convocatoria extraordinaria de julio, que dará tantos disgustos como alegrías a los que sí consigan la cualificación deseada.

Los nervios y la tensión brotan en los institutos y facultades de Ciencias Sociais y de Enxeñería Técnica Forestal, dónde se examinaban el miércoles de las materias obligatorias y el viernes de las específicas. Allí se encuentran profesores y alumnos esperando que "caiga un examen fácil y asequible", comentan algunos jóvenes mientras, con manos temblorosas sujetan los apuntes. Ana y Cristina, profesoras de Química y Lengua Castellana del Sagrado Corazón, comentan que el estrés les juega malas pasadas a sus alumnos. "Alguno viene enfermo o sin dormir", explican, "pero es normal, porque algunos de ellos se juegan su futuro".

El cambio de convocatoria de esta "repesca" del mes de septiembre al de julio ha provocado quejas en los centros educativos. La mayoría de tutores consideran esta medida una limitación de tiempo para sus alumnos, quienes se ven obligados a seleccionar los contenidos teóricos por falta de días. "Si no estudiaste en junio, tienes complicado aprobar solo con un mes de margen", comentan con resignación Ana y Cristina.

A Xosé Ramón, profesor del IES Vilalonga de Sanxenxo, también le preocupa no ver a sus alumnos lo suficientemente preparados como deberían. Según el maestro, la mayoría de segunda convocatoria son los que "aprobaron raspado" o se tuvieron que presentar a la recuperación de alguna materia suspensa, por lo que solo tuvieron dos semanas para preparar los exámenes de selectividad. De esta forma, los alumnos controlan más los contenidos prácticos que los teóricos.

Aunque la mayoría se examina para poder acceder por primera vez a una titulación, otros lo hacen con el propósito de subir nota Entre los más solicitados este año se encuentran las dobles titulaciones y las ingenierías, que han ampliado su oferta. Aún así, el aumento de demanda para estos cursos provoca que las notas de corte se disparen y los alumnos deban hincar codos más que nunca.


Un total de 3.080 estudiantes se presentan en Galicia a la repesca de la ABAU

No solo los pontevedreses tienen la posibilidad de presentarse a la convocatoria extraordinaria de la ABAU los días 10, 11 y 12 de julio. Toda Galicia cuenta con estas fechas para la realización de la segunda oportunidad de lo que antes era conocido como ‘selectividad’. Nuestra Comunidad Autónoma es de las más tardías, junto con Extremadura y Baleares, en llevar a cabo esta oportunidad en el mes de julio.

Durante este intenso primer día de exámenes un total de 3.080 gallegos han llenado las aulas de veinte facultades diferentes repartidas entre las distintas provincias de la Comunidad gallega. De estos, la ciudad de Pontevedra ha acogido a casi un 10% del total de estudiantes que se han presentado a esta nueva convocatoria en Galicia para demostrar los conocimientos adquiridos. Todos aquellos estudiantes que quieran saber si han alcanzado la nota adecuada para poder entrar en el grado de sus sueños deben estar atentos el día 18 de julio a la CIUG, página donde se publicarán las notas provisionales de esta repesca. También deben tener en cuenta que el plazo de solicitudes de segunda corrección o reclamación a las cualificaciones obtenidas será del 19 al 23 del mismo mes.
 

La repesca de la selectividad: poco tiempo, muchos nervios
Comentarios