lunes. 17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo

"Hay que acabar con la contaminación; no podemos dejar a nuestros hijos una balsa de mierda"

Alrededor de 40 barcos y numerosos vecinos participaron en el acto convocado por SOS Ría de Pontevedra para reclamar a la Xunta, a los concellos y al Estado que solucionen sin más demoras ni excusas los problemas de saneamiento

Unas 40 embarcaciones desde el mar y una multitud de personas desde el muelle de Combarro se unieron la mañana de este sábado para reivindicar a la clase política que de una vez por todas solucione los problemas de saneamiento de la ría. Hartos de llevar "cinco años sentados en una mesa de negociación con la Xunta y los concellos para no avanzar nada", la plataforma SOS Ría de Pontevedra decidió convocar este acto coincidiendo con el Día de los Océanos. Tal y como explicó su portavoz, Andrés Ruano, fue el "punto de partida" de un movimiento popular ajeno a cualquier partido político y que pretende que todas las administraciones (Gobierno gallego, ayuntamientos y Estado) dejen las excusas y actúen ya para erradicar la contaminación de las aguas que bañan los municipios de Pontevedra, Poio, Marín, Bueu y Sanxenxo. 

Entre las causas de esa contaminación señalan el emisario que parte de la depuradora de Lourizán y que desemboca en las proximidades de la isla de Tambo, donde se vierten aguas residuales “de manera constante”, tal y como mostró SOS Ría de Pontevedra a través de un vídeo submarino. “Si no se nota una gran mancha marrón en la superficie del mar es porque la tubería tiene difusores que ayudan a diluir los restos fecales”, lamentó Ruano.

Precisamente, los barcos que este sábado participaron en este acto reivindicativo se desplazaron hasta el punto de vertido del emisario, señalizado con una boya amarilla, y lo rodearon al mismo tiempo que hacían sonar sus bocinas en señal de protesta.

Denuncian la falta de depuración de todas las aguas fecales que se generan en la parroquia de Raxó y parte de Samieira

Desde allí se desplazaron hasta los polígonos de bateas situados en las proximidades y que ya están sufriendo las consecuencias de la falta de saneamiento, puesto que una de las áreas de cultivo de mejillón fue declarada como zona C, es decir, no apta para la extracción de moluscos para comercializar en fresco. 

Otra de las denuncias de la plataforma es la falta de depuración de todas las aguas fecales que se generan en la parroquia de Raxó y parte de Samieira, ambas en Poio. Todo ese territorio carece de depuradora, por lo que todas las residuales salen directamente al mar, sin ningún tipo de tratamiento previo, a través de otro emisario submarino. 

A esto, según explicó SOS Ría de Pontevedra, se suman otros problemas de vertido existentes en el puerto de Marín, los generados por la deficiencia de las redes de saneamiento de los concellos y otros focos contaminantes.

"Hace 20 años que la ría empezó a mostrar las primeras señales de contaminación y durante esos 20 años las autoridades han hecho oídos sordos"

Por todo ello, en la ruta participaron embarcaciones procedentes de todos los municipios de la ría, además del grupo de gaitas Vides Novas de Poio, y al llegar al muelle de Combarro los estaba esperando una multitud de personas que también quisieron participar en la protesta desde tierra.

Ante todos ellos, Ruano leyó un manifiesto en el que recordó que que “hace 20 años que la ría empezó a mostrar las primeras señales de contaminación y durante esos 20 años las autoridades han hecho oídos sordos”, dijo. “125.000 personas durante todo el año y muchas más en verano vierten sus fecales sin depurar. Los vecinos pagamos recibos de saneamiento por un servicio que no tenemos, así que estamos siendo estafados y tenemos que preguntarnos a dónde va ese dinero. La contaminación es diez veces superior al límite que marcan la legislación española, gallega y europea. Dicen que el coste de sanear la ría es tan elevado que hay que ir haciendo las cosas poco a poco, pero ¿cuánto costó la Cidade da Cultura o el AVE a Galicia? Debe ser que esas cosas dan más votos y construyendo depuradoras se arriesgan a perderlos”, lamentó.

"Debemos remover nuestras conciencias para ver que le debemos mucho a la ría"

El portavoz de SOS Ría de Pontevedra también criticó la lentitud y la falta de resultados visibles de la mesa por el saneamiento abierta entre Xunta y concellos, una negociación que definió como “un partido de tenis eterno en el que nosotros somos la pelota y llevamos todos los golpes. Las administraciones dicen que están haciendo todo lo posible, pero no sentimos que luchen a nuestro lado”, aseveró.

En este sentido, subrayó que mientras el trabajo y la producción del sector mejillonero, marisquero y pesquero es sometido a controles sanitarios muy exhaustivos y rigurosos, “esa bandera de la salud pública no la aplican ni al emisario de la isla de Tambo, ni al de Raxó ni en el vertido del Puerto de Marín”, a pesar de que la contaminación que genera la falta de saneamiento ya ha provocado “el cierre de bancos marisqueros y mejilloneros” y un “descenso del volumen de pesca”, además de dar los primeros avisos de playas no aptas para el baño, como sucedió en Raxó. “Esta es una situación insostenible”, insistió.

Solicitan “la creación de un plan integral de saneamiento coherente que no sea un parche"

“La ría nos ha dado todo lo que tenemos, así que debemos remover nuestras conciencias para ver que le debemos mucho. No podemos dejarle a nuestros hijos una balsa de mierda, sino un legado que nos permita tener un buen futuro a todos”.

Por este motivo, la plataforma le exigió “al presidente de la Xunta, al Gobierno central y a los concellos de la ría” que “adopten de una vez por todas las medidas oportunas”. Entre ellas, solicita “la creación de un plan integral de saneamiento coherente que no sea un parche como el que nos han presentado; la construcción de depuradoras independientes en todos los núcleos de población que superen los 10.000 habitantes, como Pontevedra, Marín y Poio; la construcción de un emisario exterior, que no sería necesario si las depuradoras funcionasen; y que lleven el vertido fuera de las zonas de marisqueo, de cultivo de mejillón y de las playas, donde la presión del agua y las corrientes jueguen a nuestro favor”.

Además, señaló que SOS Ría de Pontevedra es un “movimiento de todos y no solo de los que vivimos de la ría” y “no tenemos ni tendremos más bandera que salvar la ría de Pontevedra de la contaminación” presionando para ello a las administraciones “gobierne quien gobierne”, por eso animó a todo el mundo a sumarse.

"Hay que acabar con la contaminación; no podemos dejar a nuestros...
Comentarios