martes. 20.04.2021 |
El tiempo
martes. 20.04.2021
El tiempo

La Policía Local detecta un incremento del tráfico de heroína y drogas sintéticas

undefined
Imagen de la operación Guraloc, el último trabajo de la Policía Local, en este caso en colaboración con la Guardia Civil. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
A los cinco kilos de hachís y marihuana, 1.000 gramos de cocaína y 30.000 euros en efectivo que fueron incautados en 2020 se añadieron más de 400 gramos de metanfetaminas, MDMA y cientos de dosis de "caballo" ► Estas cantidades marcan varios récords históricos en la Jefatura

Acostumbrados a los grandes alijos de toneladas de cocaína que incautan los Greco de la Policía Nacional, las Udyco, las distintas unidades de la Guardia Civil o la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, un balance que roza la veintena de detenidos y cantidades de sustancias de entre uno y diez kilos puede parecer poco. Nada más lejos de la realidad. La labor, muchas veces oscura, de la Policía Local de Pontevedra, resulta clave para que los vecinos de la ciudad puedan vivir tranquilos. El responsable de la Jefatura, José Duarte, señala que «es muy importante que el Greco o Aduanas incauten miles de kilos de coca en barcos, pero aquí lo que le preocupa a los ciudadanos es lo más cercano, lo que tiene al lado de su casa». Y en ese punto interviene el grupo SAI, la unidad especializada en la lucha contra la distribución y venta de estupefacientes a pequeña escala en el corazón de la Boa Vila. Y su trabajo, siempre en coordinación estrecha con la Policía Nacional y, últimamente, también con la Guardia Civil, ha sido más prolífico en 2020 que en ejercicios precedentes, con la incautación de toda clase de drogas, la erradicación de numerosos puntos negros, la detención de personas que intentan inducir a los menores a su primer consumo y la detección de sustancias que se creían olvidadas, como la heroína, y de otras que parecían propias de otras latitudes, como las drogas de síntesis.

«Nos preocupa el incremento de aprehensiones de heroína y la aparición en cantidades importantes de sustancias de laboratorio como las metanfetaminas», desvela Duarte. Ambas novedades se pusieron de manifiesto, por ejemplo, en la más reciente de las operaciones, bautizada Guarloc, en la que la Policía Local, en un trabajo conjunto con la Guardia Civil, consiguió desmantelar provisionalmente uno de los entramados dedicados a la venta de todo tipo de drogas con mayor actividad en Pontevedra. Pero Guarloc, que se cerró con cinco detenciones y varios registros, entre ellos el de un restaurante en la calle Peregrina donde, se sospecha, se vendían drogas, solo fue la punta del iceberg. Apenas unas semanas antes, Policía y Guardia Civil se aliaban para desarticular en clan de Los Ferrados, con base en Campelo y que cayó tras unas pesquisas iniciadas por los citados especialistas del SAI.

OTRAS OPERACIONES. Otra operación de gran relevancia fue la Paralela, que, como la gran mayoría de ellas, se desarrolló en conjunto con la Comisaría Provincial. El saldo fue de tres detenidos y la incautación de tres kilos y medio de hachís y marihuana. La operación Bambú, con un detenido, acabó con las actividades de un individuo que vendía cocaína. La operación Chan desmanteló un punto negro en el área de Estribela, con tres personas arrestadas y una relevante cantidad de droga decomisada, y la operación Barcelos, por último, se saldó con dos arrestos más y cerca de un kilo de cocaína incautada.

Pese a los éxitos en la investigación, la Policía Local avisa: el momento es crítico, y las drogas, un enemigo que quiere ser invisible.

La Policía Local detecta un incremento del tráfico de heroína y...
Comentarios
ç