lunes. 24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo

Un polígono atascado en la burocracia

Imagen de la parcela en la que se ampliará el polígono comercial de O Vao. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen de la parcela en la que se ampliará el polígono comercial de O Vao. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La ampliación del parque empresarial de O Vao acumula 18 años de trámites con distintas administraciones ► El proyecto debe superar aún el filtro de Augas de Galicia y de Cultura

La ampliación del polígono de O Vao sigue atascado en la burocracia. El proyecto impulsado por la inmobiliaria Ponteno, vinculada al Grupo Nogueira, acumula 18 años de trámites con distintas administraciones. Desde que en 2002 se iniciase el papeleo para construir el parque empresarial, la obra ha sufrido todo tipo de contratiempos, también de carácter judicial.

La actuación aún debe superar los informes sectoriales de Augas de Galicia y de la Consellería de Cultura. Este último depende de unas catas arqueológicas que los promotores deberán aportar para poder iniciar la urbanización de la parcela de 29.780 metros cuadrados situada entre la autopista y la carretera de Vilagarcía.

La segunda fase del polígono de O Vao, que en su día se incluyó en el fallido concurso eólico impulsado por el Gobierno gallego en 2010, ha tenido que superar todo tipo de filtros. Tanto los del Concello como los de la Xunta y del Gobierno central.

Los promotores deberán prorrogar la autorización comercial de la Xunta, que finaliza el próximo mes de agosto, para acabar la obra

Entre los requisitos que ha debido superar figuran los establecidos por organismos como Carreteras, Costas, Medio Ambiente o Patrimonio. El proyecto también se vio afectado por la zona de servidumbre aérea del aeropuerto de Peinador, en Vigo.

Los técnicos municipales reconocen que la tramitación a la que ha sido sometido este parque empresarial daría para escribir un tratado urbanístico. Aunque el desarrollo del solar está contemplado en el PXOM de Pontevedra, que data de 1989, el paso de la autopista y de la carretera de Vilagarcía (la PO-531) obligó a replantear los lindes que la promoción debía guardar con ambas infraestructuras por cuestiones legales y de seguridad.

empresas. La farragosa tramitación también afectará a los plazos del proyecto, que tendría que estar listo este verano. El motivo es que la autorización comercial de la Xunta, que se aprobó en agosto de 2018, tiene una duración de dos años. Por este motivo, Ponteno deberá solicitar una prórroga para poder urbanizar el recinto y construir las naves comerciales.

Ponteno se verá obligada solicitar una prórroga a la Xunta para poder acabar a tiempo la urbanización y las naves que se levantarán en dicho recinto.

La ampliación del polígono de O Vao abrirá con siete empresas. Entre ellas figuran la multinacional danesa JYSK, dedicada al sector de los muebles y al menaje; Decathlon, centrada en la venta de ropa y material deportivo; Norauto, relacionada con el sector de la automoción; Leroy Merlin, que se ha fusionado con Aki y que desarrolla su actividad en el ámbito del bricolaje; McDonald's, dedicada a la comida rápida; Vegalsa-Eroski, del ámbito de la alimentación y Tiendanimal, una cadena de productos para mascotas.

La previsión es que el parque empresarial genere 230 empleos, de los cuales 190 serán directos y 40 indirectos. Estos últimos estarán relacionados con servicios auxiliares como transporte de mercancías, limpieza, vigilancia y mantenimiento.

El recinto abrirá con siete empresas que generarán 230 empleos, de los cuales 190 serán directos y 40 indirectos

La entrada al futuro polígono se hará por la rotonda de O Vao y por una nueva glorieta situada en la cabecera norte de la parcela, a la altura del lugar de Riveiro, en Campañó.

Un polígono atascado en la burocracia
Comentarios