miércoles. 01.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 01.04.2020
El tiempo

Así es el día a día de los políticos locales

Miguel Anxo Fernández, en su despacho en la sede municipal de la calle Michelena, 30. CEDIDA
Miguel Anxo Fernández, en su despacho en la sede municipal de la calle Michelena, 30. CEDIDA
ACTIVIDAD ▶El Concello no para. Tampoco los concejales del grupo de Gobierno. Algunos acuden a diario a la sede de Michelena para gestionar la crisis y otros lo hacen desde casa por ser población de riesgo. El objetivo es el mismo: minimizar el riesgo de contagio, asistir a la población más vulnerable y tener la Administración lista para el día después

"Todos debemos aportar o noso grao de area para que esta epidemia non se extenda". Es la frase que el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, repite desde la entrada en vigor del estado de alerta sanitaria por el coronavirus. Desde el pasado 15 de marzo, toda la población debe permanecer en sus casas, incluidos los 84.827 habitantes de Pontevedra. Las salidas deben ser las mínimas e imprescindibles.

La propagación de la pandemia ha obligado a reorganizar la actividad municipal, que sigue en marcha aunque con otras prioridades. Un cuarto de la plantilla (120 funcionarios) trabaja desde sus domicilios para despachar asuntos administrativos y de carácter social. La atención al público permanece cerrada para evitar contagios.

Oros 150 empleados más, que se corresponden con el personal de Policía Local y Bombeiros, se mantienen a pie de calle para atender cualquier tipo de emergencia y hacer cumplir las reglas del confinamiento. El resto de funcionarios acude con normalidad a su puesto para realizar servicios y obras, como ocurre con el departamento de Parques e Xardíns, que aprovecha la cuarentena para poner al día todas las áreas de juego del municipio. "As brigadas seguen a traballar para manter limpas e salubres as zonas verdes", subraya el edil de Medio Natural, Iván Puentes.

Al frente del operativo municipal están los directores xerais, con el alcalde a la cabeza. "Aquí todo o goberno está dispoñible. A algún se lle recomendou non vir por cuestións familiares ou sanitarias", señala Lores, que preside el comité de crisis del Covid-19, que este jueves se reunirá para evaluar posibles nuevas medidas para minimizar el riesgo de contagio, asistir a la población más vulnerable y tener lista a la Administración local para cuando se levante la alerta.

En la comisión participan de manera presencial los concejales Cesáreo Mosquera (Infraestruturas), Carmen Fouces (Persoal) y Eva Villaverde (Protección Cidadá). Sobre la mesa de este gabinete se plantean algunas iniciativas como el refuerzo de personal en algunas unidades, la necesidad de más equipos de protección o la posibilidad de aplazar o rebajar alguna de las 27 ordenanzas fiscales de Pontevedra.

La gestión de los servicios sociales también preocupa. De hecho, el Concello ha contactado con los 3.400 vecinos de más de 65 años que viven solos para atender necesidades básicas. "Estamos trabajando sin descanso", asegura la edil de Benestar Social, Paloma Castro.

"A min o que me preocupa é que a xente con máis necesidades estea atendida. Ás veces é complicado porque non sabemos quen está só. Por iso puxemos varios teléfonos en marcha (986 850 398 o 986 848 334)", recuerda el alcalde, que hace extensible su preocupación por los más pequeños. "Os nenos estano pasando moi mal pechados nas casas. É complicadísimo", añade tras agradecer el comportamiento "solidario" de la mayoría de los vecinos "que só saen da casa por cuestións necesarias".

DEPORTE. El frenazo de toda actividad deportiva a cubierto o al aire libre, incluida la del complejo municipal de Campolongo, que alberga las únicas piscinas públicas de la ciudad y cuya plantilla se ha visto afectada por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERE) por el cierre del centro, no ha interrumpido la actividad administrativa del servicio. Lo asegura el teniente de alcalde y concejal de Deportes, Tino Fernández, que anuncia que su departamento está desarrollando una aplicación informática para agilizar las subvenciones pendientes con los clubes. "El personal del servicio está trabajando muy bien y hay mucha implicación", destaca.

Fernández, que mantiene el contacto directo y casi diario con la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, ante posibles novedades del Gobierno central por la crisis del Covid-19, espera que toda esta situación transcurra "de la manera más normal posible". "Deseo que esto acabe cuanto antes y que, entre todos, podamos vencer al coronavirus", concluye.

Por su parte, el PP mantiene la lealtad al Gobierno local. Su portavoz, Rafa Domínguez, traslada su apoyo y el de todo su grupo a las decisiones que tenga que tomar el alcalde durante la emergencia sanitaria.


MIGUEL ANXO FERNÁNDEZ LORES. ALCALDE DE PONTEVEDRA (BNG)

Lores en su despacho y Carmen Fouces y Anabel Gulías trabajando desde casa. CEDIDA

"Estou 'full time', como debe ser"

Lores vive en Marcón con su mujer, que es médico, y uno de sus hijos. Se pasa las mañanas en el Concello. Por la tarde se va a la huerta. "Considérome un privilexiado por vivir no rural", asegura


"Eu estou full time os 365 días do ano, incluso cando estou de vacacións. Como debe ser", asegura Miguel Anxo Fernández Lores, que recuerda que la dedicación de un alcalde debe ser plena. También durante la crisis del coronavirus. "Se non hai que dedicarse a outra cousa. Mentres se está, hai que estar", subraya.

A pesar de la alerta sanitaria, el regidor del BNG va todos los días a su despacho en la sede de Michelena, 30. Allí se pasa las mañanas.

Por las tardes, ya en casa, aprovecha para tomarse algunos ratos libres. Lores vive en Marcón con su mujer, que es médico en el Hospital Provincial, y uno de sus hijos, "que non sae para nada". De los recados se encargan él y su esposa. "As compras facémolas conxuntamente a miña muller e máis eu. Ela segue traballando a tempo completo no Sergas, facendo gardas e consultas. Afortunadamente estamos todos sans", subraya.

"Considérome un privilexiado porque vivo no rural. Teño posibilidades de saír á horta e facer algunhas labores de xardinería que te distraen. E non xeras ningún problema porque estou eu só, cos cans- Sempre hai cousas que facer na casa: ordenar estanterías e tirar cousas que non serven", explica.

Igual que él, algunos de los ediles compatibilizan su presencia en el Concello con el teletrabajo, como es el caso de la concejala de Persoal y Cultura, Carmen Fouces, y la portavoz municipal, Anabel Gulías, que en los últimos días trabaja desde casa por prescripción.


TINO FERNÁNDEZ. TENIENTE DE ALCALDE Y EDIL DE DEPORTES (PSOE)

Tino Fernández trabajando y haciendo ejercicio, Paloma Castro con sus hijas e Iván Puentes practicando spinning. CEDIDAS

"Siempre hago 45 minutos de ejercicio"

Fernández recomienda mantener la actividad física diaria, un consejo que siguen los ediles Paloma Castro, que hace yoga con sus hijas, e Iván Puentes, que le da al 'spinning' desde el salón de su casa


Tras cumplir con sus obligaciones diarias en el Concello, Tino Fernández dedica una parte del día a mantenerse en forma. "Siempre hago 40 o 45 minutos de ejercicio en casa. Es algo que recomiendo a todo el mundo", dice el teniente de alcalde y edil de Deportes, Actividade Física y Saúde, que debe permanecer en casa durante la alerta sanitaria por ser paciente de riesgo.

Además de estar en contacto con los jefes de servicio y ediles de su sector en otras partes de Galicia, el concejal del PSOE llama todos los días a su madre, Lolita, de 84 años. "Es una persona mayor y, por lo tanto, hay que tener un especial cuidado con ella", explica.

La edil de Benestar Social, Paloma Castro, también dedica parte de su tiempo de ocio a hacer gimnasia y yoga con sus dos hijas.

Iván Puentes, concejal de Medio Natural, le da al spinning virtual con la aplicación de Serviocio Beone desde el salón de su casa.


RAFA DOMÍNGUEZ. PORTAVOZ DEL PP

Rafa Domínguez en el despacho de su casa y en el hospital Quirón y Guille Juncal tras hacer deporte. CEDIDAS

"Lo que más cuesta: no dar besos al niño"

Domínguez sigue ejerciendo como médico, profesión que comparte con su mujer. "Al ser personal de riesgo, en casa andamos la mayor parte del tiempo con mascarilla y lavándonos las manos", dice


El portavoz del PP asegura que su día a día laboral "no ha variado mucho" desde la activación de la alerta sanitaria por la pandemia del coronavirus. Rafa Domínguez mantiene su actividad como médico, que desarrolla en la sanidad privada, concretamente en el hospital Quironsalud Miguel Domínguez. La asistencia sanitaria en el centro ha variado. La mayor parte de las consultas han pasado a ser telefónicas para reducir los riesgos de contagio.

En su casa hay otra persona más que se dedica a la medicina. Su mujer, Erika, que es doctora en Montecelo. "Al ser personal de riesgo, en casa andamos la mayor parte del tiempo con mascarilla y lavándonos las manos muy frecuentemente", asegura.

Domínguez reconoce que lo peor de estas normas de prevención es mantener ciertas distancias con su hijo. "Lo que más me cuesta es evitar darle besos y abrazos al pequeñajo. Pero al estar en hospitales... nunca se sabe", explica.

El que también cumple con las normas del confinamiento es el benjamín de la Corporación municipal. Guille Juncal, el concejal más activo en redes sociales, asegura que en estos momentos "no es el momento de críticas de ni de hacer política" con la crisis del Covid-19. El edil popular se ha ofrecido voluntario en su edificio para hacer recados a las personas más necesitadas, practica ejercicio a diario, ve series, lee libros "pendientes" y estudia. Es universitario y "los exámenes se acercan".

Así es el día a día de los políticos locales
Comentarios