Ponteno confía en empezar las obras de ampliación del polígono de O Vao en marzo

La inmobiliaria tiene licencia de urbanización de la parcela y ultima el permiso para construir las dos naves que alojarán al menos 6 empresas ▶Decathlon, Norauto, Vegalsa-Eroski, JYSK, Leroy Merlin y Kiwoko tramitan su llegada ▶La única solicitud pendiente es la de McDonald's
Vista del polígono de O Vao y de los terrenos para su ampliación. GONZALO GARCÍA
photo_camera Ampliación del polígono do Vao. GONZALO GARCÍA

La primera fase de ampliación del polígono de O Vao ve la luz al final del túnel. Su promotora, la inmobiliaria Ponteno, confía en empezar las obras antes de que finalice el primer trimestre de 2022, esto es, en marzo. Así lo confirmaron este martes responsables de la empresa a Diario de Pontevedra, al que señalan que la intención es que los trabajos se inicien después de obtener los correspondientes permisos municipales.

La firma, vinculada al grupo Nogar, de la familia Nogueira, dispone ya de la licencia para la urbanización de la parcela en la que se va a desarrollar el parque empresarial. Estos trabajos cuentan con un presupuesto de 3.969.257,88 euros.

La única autorización pendiente es la necesaria para construir las dos naves que albergarán los nuevos negocios que aterrizarán en O Vao. El concejal de Urbanismo, Xaquín Moreda, señaló este martes, en respuesta a preguntas de la prensa, que los servicios municipales están elaborando los informes pertinentes después de que se requiera más documentación a la promotora.

Ponteno quiere tener ambas licencias en mano para iniciar las obras en el polígono, que contará con una superficie de 36.616,33 metros cuadrados. Casi la mitad de estos terrenos se destinarán a uso comercial, en concreto un solar de 17.731,77 metros cuadrados, con edificabilidad de 15.586,97 metros cuadrados, y otro de 1.266,97 metros, con levantar una construcción de 964,81 metros.

La superficie para espacios libres y zonas verdes ascenderá a 4.406,02 metros cuadrados y los equipamientos morderán 688,30 metros. Además, la ampliación del polígono cederá 3.915,06 metros cuadrados al Ministerio de Transportes como zona de servidumbre para la autopista y otros 1.758 metros para el Concello.

El espacio destinado a los viales interiores y a estacionamientos ocuparán 6.850 metros cuadrados. El parque empresarial contará con dos aparcamientos, uno de 462 plazas en el exterior, y otro de 212 en la parte alta de la nave central. En este último, seis plazas se reservarán para personas con movilidad reducida.

En paralelo, seis de las siete firmas previstas para el polígono comercial han tramitado ante el Concello la licencia de actividad. Son Decathlon, dedicada a la venta de ropa y material deportivo; Norauto, relacionada con el sector de la automoción; VegalsaEroski, del ámbito de la alimentación; Leroy Merlin, del ámbito del bricolaje; JYSK, centrada en el sector de los muebles y el menaje, que abriría en Pontevedra su primer establecimiento en la provincia, y Kiwoko (antes Tiendanimal), una cadena de productos para mascotas.

DISTRIBUCIÓN. Norauto ocupará la nave más pequeña y dividirá su actividad en dos espacios. En uno instalará un taller y en otra la zona de ventas de vehículos.

Las otras cinco firmas se repartirán la nave central, de mayor tamaño y con dos alturas. En la planta baja estarán Leroy Merlin, Decathlon y JYSK, que se repartirán 4.236,65, 3.017,80 y 1.001,50 metros cuadrados, respectivamente. En este espacio también se asentará Kiwoko, ocupando 909,41 metros cuadrados de la edificación. La segunda planta del pabellón será para Vegalsa-Eroski, que dispondrá de 2.570,50 metros cuadrados. En esta zona alta habrá un aparcamiento de 212 plazas.

La única solicitud que está pendientes es la de McDonald's, que no figura en la relación que maneja el Concello. Responsables de Ponteno aseguran que la multinacional de comida rápida no ha renunciado a abrir un negocio en O Vao.

La ampliación del polígono, que en su día formó parte del plan frustrado concurso eólico de la Xunta, generaría 230 empleos, de los cuales 190 serían directos y 40 indirectos. El acceso al recinto comercial se hará por dos puntos: por la glorieta de O Vao y por una rotonda que se tendrá que construir en la zona norte de la parcela, a la altura del núcleo de O Riveiro, en la parroquia de Campañó.

La última fase del recinto está pendiente de desarrollo
La última fase de la ampliación del polígono de O Vao está aún pendiente de desarrollo. Tres empresarios están detrás de esta promoción, que ocupa una parcela de 5.642 metros cuadrados de la parcela que hay entre la nueva y la vieja carretera de Vilagarcía, justo al lado de la nave de obras que el Concello tiene en esta zona, situada en la parroquia de Campañó. Son los propietarios de Caenor, Avícola Lago y la familia Cochón, originaria de Poio, que tienen negocios vinculados a tendidos eléctricos, alimentación y auxiliares de la construcción, respectivamente.

El solar estará enfrente del parque comercial promovido por Ponteno. Un cambio urbanístico permitió desbloquear esta promoción a finales de 2021.

Comentarios