Pontevedra aumenta su masa de afiliados, pero el 23% se jubilará en diez años

La ciudad capitalina cerró 2023 con 31.259 altas laborales en la Seguridad Social, un 2,9% más que a principios de año. El comercio es el ramo que genera más empleo con 5.511 asalariados, seguido de la sanidad y la industria
Un dependiente colocando mercancía en una zapatería del centro de la ciudad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Un dependiente colocando mercancía en una zapatería del centro de la ciudad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

A pesar de la tormenta inflacionista y la contención del consumo, el concello capitalino logró aumentar su masa de afiliados a la Seguridad Social un 2,9% a lo largo de 2023.

Según los datos publicados el pasado jueves por el Instituto Galego de Estatística (IGE), Pontevedra cerró diciembre con 31.259 afiliaciones y, aunque el montante se queda por debajo de los picos alcanzados en la temporada estival, es el mejor final de año a nivel de cotizantes de la actual serie histórica, que arranca en 2011.

El total representa una subida del 1,9% respecto a diciembre de 2022 y un crecimiento absoluto de 5.225 afiliados en comparación a diciembre de 2013, el peor año de lo que va de siglo para el mercado laboral local.

Por sexos, las estadísticas dejan ver que, al igual que el paro se ceba más con las mujeres, ellas también son mayoría en el colectivo de trabajadores con 16.438 altas laborales frente a 14.821 de hombres. ¿Y por edades? Los extremos de la cadena son quizás los más reseñables, ya que solo una minoría de los cotizantes (1.172) son jóvenes menores de 25 años y, al mismo tiempo, 7.329 afiliados (el 23% del total) tienen más de 55 años, por lo que prácticamente uno de cada cuatro pontevedreses en activo se jubilará en el plazo (aproximado) de diez años.

Los datos demuestran, además, que la franja etárea más numerosa es la comprendida entre los 45 y los 49 años, de la que forman parte 5.368 asalariados, y que la segunda más voluminosa es la que abarca de los 50 a los 54 años (4.742).

Por áreas económicas, los datos de diciembre reflejan que el 81,8% de los cotizantes pontevedreses trabajan en el sector servicios, el 9,3% en la industria, el 6,8% en la construcción y el 1,7% en la agricultura y pesca. No obstante, hay determinadas secciones que despuntan frente al resto y, una vez, más el comercio lidera el ranking municipal con 5.511 afiliaciones.

Las actividades sanitarias y de servicios sociales ocupan el segundo puesto con 3.941 trabajadores y la industria el tercero con 2.686 asalariados. El ranking continúa con la Administración pública y Defensa (2.521), la hostelería (2.468), la educación (2.235) y la construcción (2.124), el último ramo que supera los 2.000 cotizantes.

Por regímenes, que 24.431 afiliados (equivalentes al 78% del total) pertenecen al régimen general y que 5.333 (17%) son autónomos, lo que implica un aumento de 66 emprendedores en todo el año. Otros 1.066 afiliados están regulados por el régimen especial de empleados del hogar, 410 por el régimen del mar y 19 por el régimen especial agrario.

Récord

En 2023 Pontevedra batió varios récords mensuales de afiliaciones a la Seguridad Social, aunque el mayor pico fue alcanzado en julio, cuando se registraron 31.913 altas laborales.

El único escollo es que, si se examinan los datos de las siete grandes ciudades de Galicia, se puede ver que la Boa Vila fue la sexta que menos aumentó su colectivo de cotizantes durante el año pasado. De hecho, solo Vigo arroja un crecimiento menor, del 2,87%, apenas unas décimas menos que Pontevedra. En Coruña, por ejemplo, el incremento fue del 3,7%, en Santiago del 3,6%, en Ferrol y Lugo del 3,5% y en Ourense del 2,95%.

Comentarios