Pontevedra bate récords con una media de 469 peregrinos al día durante el verano

Dos peregrinas muestran las heridas en los pies durante un descanso en el albergue de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Entre julio y agosto, 29.083 personas que hacían el Camiño Portugués pasaron por la capital de las Rías Baixas ▶ Los hospitaleros destacan el repunte de caminantes australianos y esperan cerrar el año con 80.000 Compostelas

El Camiño Portugués a Santiago rompe moldes. Y lo hace gracias a la llegada masiva de peregrinos, que este verano han roto todas las estadísticas. Entre julio y agosto, Pontevedra recibió a 29.083 personas que eligieron la ruta xacobea lusa para llegar a Compostela. Supone una media diaria de 469 caminantes, una cifra sin precedentes.

El repunte de peregrinos en la temporada estival fue de casi el 30% si se compara con 2017. De hecho, los viajeros que se pasaron por la capital de las Rías Baixas durante los meses de julio y agosto fueron 20.657, tal y como figuran en las estadísticas oficiales de la Oficina de Acogida al Peregrino, un organismo dependiente de la Catedral de Santiago. "El número es aún mayor si tenemos en cuenta que hay mucha gente que no retira la Compostela", explica el presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Portugués, Celestino Lores.

El arribo de peregrinos durante el citado período obligó a colgar el cartel de "completo" en el albergue de Otero Pedrayo, el único de carácter público que hay en la ciudad. En la instalación, que dispone de 56 camas, pasaron la noche 3.472 personas, la misma cifra que en 2017.

La saturación del inmueble se palió con la apertura del pabellón de A Xunqueira, que dio cobijo a 1.718 personas. En 2017 la cifra fue sensiblemente menor: 1.305. Además de esta instalación, los hospitaleros tuvieron que echar mano de un segundo punto de pernoctación para atender a la falta de camas en momentos puntuales del verano: el colegio Sagrado Corazón.

PREVISIONES. La llegada de peregrinos va camino de romper un nuevo récord histórico del itinerario portugués. Celestino Lores cree que Pontevedra podría cerrar el año con 80.000 caminantes "en números redondos".

En 2017 pasaron por la ciudad 65.951 personas, casi un 21% más de las 52.138 que lo hicieron durante el ejercicio anterior, lo que supuso un récord histórico. De ellas, 13.647 durmieron en el albergue, esto es, solo una de cada cuatro. A estas últimas se unieron las 2.410 que pernoctaron en los pabellones habilitados.

El presidente de los hospitaleros destaca el repunte de peregrinos extranjeros que hacen el Camiño. Y señala que a Pontevedra ha llegado un "número importante" de personas de Australia. También de otros países como Sudáfrica, Japón, Corea del Sur y China.

 

En el albergue público de la calle Otero Pedrayo durmieron 3.742 peregrinos. Colgó el cartel de "completo" un año más

 

A pesar de que el itinerario portugués se globaliza, lo cierto es que la mayor parte de sus usuarios son europeos. Italia, Alemania y Portugal siguen liderando el ranking, seguidos muy de cerca por los estadounidenses. A nivel nacional, Andalucía, Madrid y Valencia son las tres comunidades que más caminantes aportan.

"El perfil que vemos en verano es el de muchos jóvenes, sobre todo en los pabellones. Se nota también la presencia cada vez mayor de mujeres", señala Lores.

AÑO SANTO. La falta de plazas públicas en el albergue de Pontevedra ha motivado la aparición de nuevos alojamientos en la ciudad. Muchos de ellos están creciendo gracias al auge del Camiño Portugués, que afronta el reto de mejorar su seguridad vial.

La Xunta se ha comprometido a eliminar los denominados puntos negros en las carreteras de la provincia antes del próximo Año Santo, que se celebrará en 2021.