viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Pontevedra cerró 2021 con 565 sociedades disueltas, el peor dato desde el año 2015

Un local comercial vacío, en 2021, en la ciudad de Pontevedra. RAFA FARIÑA (ADP)
Un local comercial vacío, en 2021, en la ciudad de Pontevedra. RAFA FARIÑA (ADP)
La provincia aglutinó el 34,5% de las SL y SA desaparecidas en Galicia en el pasado ejercicio ►La parte positiva fue la constitución de 1.503 entidades mercantiles en el territorio provincial a lo largo de los últimos doce meses, un 20,6% más que en 2020 y la mejor cifra desde 2018

Transcurridos casi dos años de pandemia, su impacto económico se hace cada vez más evidente y uno de los ámbitos donde más se nota es en el empresarial. Así lo demuestran los últimos datos de explotación del Boletín Oficial del Registro Mercantil publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE), según los cuales, en la provincia de Pontevedra el recién terminado 2021 fue el peor de los últimos seis años en lo que respecta a disolución de sociedades mercantiles.

Concretamente, en el territorio provincial se disolvieron 565, un 27,8% más que en 2020, cuando los efectos del covid todavía estaban amortiguados y no se notaban tanto, además de que los meses de confinamiento habían paralizado temporalmente la tramitación de disoluciones provocando un bajón en las cifras.

Comparando la cifra con las de antes de la pandemia, el año pasado desaparecieron un 9,1% más de sociedades que en 2019 y, de hecho, hay que remontarse a 2015 para encontrar un dato peor (en aquel ejercicio habían sido 602).

En 2021, las más afectadas fueron nuevamente las sociedades limitadas (SL), con 535 disoluciones, algo lógico teniendo en cuenta que son también las que más abundan.

Al igual que ocurre con la crisis sanitaria y económica, el elevado registro de desaparición de sociedades no es exclusivo de la provincia de Pontevedra. Es más, en el resto del territorio gallego el balance es todavía más pesimista: en A Coruña desaparecieron el año pasado 727, en Lugo fueron 193 y en Ourense 154 (el total autonómico ascendió a 1.639 y, en los tres casos, se trata del peor dato desde el año 2013).

Eso sí, Pontevedra aglutinó algo más de un tercio (un 34,5%) de todas las sociedades disueltas en Galicia a lo largo de los últimos doce meses.

EN CONCURSO. Además de las entidades mercantiles disueltas, otro indicador de la complicada situación empresarial es el número de firmas en concurso de acreedores. El año pasado en Galicia se registraron 269 en esa situación, el dato más elevado desde 2015. En comparación con los ejercicios previos, fueron un 34,5% más que en 2020 y un 5,1% más que en 2019.

Frente a los datos negativos, la parte positiva hay que buscarla en las sociedades que se constituyeron a lo largo del año pasado. En la provincia de Pontevedra fueron 1.503, un 20,6% más que en 2020 y un 2,6% más que en 2019, si bien en 2018 el balance había sido algo mejor (1.506).

En lo que respecta al resto de Galicia, en la comunidad autónoma se constituyeron 3.927 SL y SA (también el mejor dato desde 2018). De ellas, 1.707 se crearon en la provincia de A Coruña, 363 en Lugo y 354 en Ourense, de modo que Pontevedra aglutinó el el 38% de todas las entidades mercantiles surgidas en el conjunto del territorio gallego.

Por sectores, analizando las 1.503 constituidas en la provincia pontevedresa, los sectores mayoritarios fueron el comercio (con 339 SL creadas) construcción (178), el hostelero (134), actividades inmobiliarias (93), servicios financieros (53) y programación, consultoría e informática (52).


Raúl Gómez Villaverde
Presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Pontevedra

"Este año la tendencia será la misma; los erte fueron parches, pero hay que mirar a largo plazo"

"La pandemia y sus efectos, sobre todo en los sectores de la hostelería y la construcción, han ocasionado que en 2021 hayan aumentado muchísimo las disoluciones de sociedades mercantiles y en este año 2022 la tendencia será la misma". Así lo señala el presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Pontevedra, Raúl Gómez, quien apunta que ha sido en el año recién terminado y en el ejercicio actual y los siguientes cuando más se notarán las consecuencias económicas de la crisis sanitaria.

En palabras de Gómez Villaverde, las medidas implementadas por el Gobierno (como los Erte) "fueron parches que lo único que hicieron fue paliar en esos momentos la falta de ingresos en determinados sectores, pero llega un momento en el que los empresarios tienen que mirar hacia el largo plazo y, si no le ven solución a sus empresas, tienen que disolverlas. Se han liquidado y disuelto muchas para evitar el concurso de acreedores y las ayudas no solucionan eso".

A mayores, criticó que "las medidas coyunturales que se están tomando agravan" todavía más la situación.

"La reforma laboral no está ayudando nada, porque, aunque no afecte mucho en el fondo, sí crea una psicosis negativa entre los empresarios a la hora de contratar, al ver que desaparecen los contratos eventuales y por obra y teniendo en cuenta que las cargas sociales, el contratar a gente indefinida, supone un gasto muy importante", dijo.

Según el presidente del Colegio de Graduados Sociales, "un empresario no puede funcionar a base de ayudas ni parches, sino que tiene que ver que el mercado fluya y la inflación este año pasado ha sido de un 6,5%. El problema es que este Gobierno prima solo las políticas sociales y no las económicas y las empresas se escapan, por ejemplo, a Portugal, que está a menos de 50 kilómetros y tiene cargas fiscales mucho menores".

A esos factores se suman otros como la crisis de suministros o el encarecimiento de la electricidad y de determinadas materias primas, recordó Raúl Gómez.

Pontevedra cerró 2021 con 565 sociedades disueltas, el peor dato...
Comentarios