Pontevedra se engancha a Too Good To Go: 48.000 packs de comida sorpresa desde 2020

La aplicación, que lucha contra el desperdicio de alimentos, funciona en 60 establecimientos de la ciudad. Los usuarios pagan entre 2,99 y 4,99 euros por lotes de productos perecederos que valen hasta cinco veces más. Pumper, Acuña y A Devesa cuentan su experiencia

Una trabajadora de Acuña con uno de los pack. RAFA FARIÑA
photo_camera Una trabajadora de Acuña con uno de los pack. RAFA FARIÑA

Más de 48.000 packs sorpresa de comida en poco más de tres años. Es el saldo que arroja a fecha de hoy en Pontevedra Too Good To Go, una aplicación gratuita en la que restaurantes, supermercados, panaderías y todo tipo de comercios de alimentación cuelgan lotes con su excedente diario a precios reducidos.

La iniciativa, presente en 17 países, consigue "salvar" cada día miles de productos perecederos de los contenedores de basura, "evitando su desperdicio y el impacto que ello tendría a nivel social, económico y medioambiental", destacan desde la organización.

En la ciudad de Pontevedra la plataforma comenzó a rodar a finales de 2020 y en la actualidad cuenta con más de 60 establecimientos adheridos que, de forma periódica, cuelgan distintos packs con productos que tienen pronta fecha de caducidad.

Los usuarios no descubren el contenido hasta el momento de la adquisición, pero sí saben de antemano el precio de los lotes, que se consultan y reservan a través de la aplicación . Su coste oscila normalmente entre los 2,99 y los 4,99 euros, aunque el valor real de la mercancía puede llegar a quintuplicar estos importes; una rebaja que, junto a la contribución que supone para el medio ambiente, es una de las ventajas más valoradas por los clientes.

Pumper

La panadería Pumper fue el primer negocio de la ciudad de Pontevedra en unirse a la plataforma. La cofundadora del obrador, Diana Montero, cuenta que la decisión surgió a raíz del comentario de una clienta, que les hizo explorar la iniciativa y embarcarse en la red tan pronto tuvieron la oportunidad. "Desde un principio nos pareció muy interesante, porque nosotros también apostamos por la sostenibilidad y al principio, cuando aún no conocíamos bien cómo respondía el mercado, nos sobraba bastante pan".

"Nos pareció muy interesante, porque también apostamos por la sostenibilidad y al principio nos sobraba bastante pan"

La empresaria añade que el producto de su obrador "está fresco mucho tiempo" y que los packs se comercializan por 2,99 euros, cerca de un 60% menos del valor real. "El contenido lo elegimos sobre la marcha, con lo que vemos que va a sobrar. Puede llevar pan, empanadillas, pizzas o incluso algún rollo de canela", matiza.

Acuña

Panaderías Acuña fue la segunda firma en sumarse a la propuesta y su copropietario, Andrés Acuña, es otro de los empresarios capitalinos que esgrimen una valoración positiva de la experiencia. Según dice, la aplicación permite "colaborar con el planeta reduciendo los desperdicios" y al mismo tiempo ofrece un "rédito económico" a una mercancía que, por su variedad y volumen, es complejo darle salida completa. "Nuestro producto es muy perecedero y además realizamos en todas las tiendas reposición diaria, por lo que es muy difícil despacharlo todo. Al final del día te encuentras con un montón de pastelería que tienes que desechar, pero con esta aplicación conseguimos reducir los desperdicios, que es lo que consideramos más importante, y al final del año también nos supone un ingreso", destaca Acuña.

Desde su adhesión a la red, la cadena de panaderías ha vendido más de 26.600 packs sorpresa, en los que se incluyen todo tipo de productos del obrador. El perfil de los compradores es muy variopinto, pero si hay algo que destaca el fundador es el éxito de la iniciativa, que hace que cada día se agoten la práctica totalidad de los lotes. "La respuesta de la gente de Pontevedra es una auténtica barbaridad. Vendemos todo casi todos los días, lo que demuestra que hay mucho compromiso con lo que ofrece esta aplicación", añade.

"Conseguimos reducir los desperdicios, que es lo que consideramos más importante, y también supone un ingreso"

La empresa ofrece sus lotes sorpresa a 3,99 euros, si bien su precio original "puede llegar a los 16 o incluso 20 euros en los casos en los que se incluye tarta".

El último recuento, realizado el pasado viernes, cuantificada 26.630 lotes vendidos en Acuña, con los que, según cálculos de Too Good To Go, se han evitado emisiones equivalentes a 71,9 toneladas de CO2.

A Devesa

La cadena de panaderías A Devesa se adhirió a la plataforma hace unos ocho meses y según indica Patricia Novas, coordinadora de los puntos de venta, la empresa decidió dar el paso porque coincide de pleno con el objetivo de la propuesta: "Le hemos dado una oportunidad a la idea porque proclamamos la misión con la que fue creada: evitar el desperdicio de comida al máximo. Es cierto que uno de nuestros objetivos en nuestros establecimientos es ajustar los pedidos para poder minimizar la cantidad de producto que no es aprovechado, pero ir de la mano de Too Good To Go nos hace más sencilla esta tarea", traslada a este periódico.

"Ajustamos pedidos para minimizar el producto que no es aprovechado, pero con esto es más sencillo"

La cadena pontevedresa ofrece una media de entre uno y dos pack sorpresa en cada uno de sus establecimientos y la inmensa mayoría acaban siendo rescatados por algún cliente.

En general, las panaderías son las reinas de la red local de Too Good To Go, pero hay muchos otros tipos de negocios partícipes, desde tiendas de golosinas a pescaderías, carnicerías o negocios de jardinería. Todo tiene cabida en esta app, con casi ocho años de recorrido.

Se evitaron emisiones que cargarían 28 millones móviles

Too Good To Go aterrizó en la ciudad de Pontevedra a finales de 2020 y desde entonces calcula que las emisiones que se han evitado con la recuperación de la comida salvada equivale a 129.600 kgs. de CO2, o lo que es lo mismo, las "emisiones que se producirían al cargar la batería de más de 28,6 millones de teléfonos móviles".

Actualmente, los usuarios nacionales e internacionales de la aplicación reservan cuatro packs por segundo en Too Good To Go, que hasta la fecha ha salvado más de 300 millones de lotes

Cada segundo se tiran más de 79 toneladas de comida

Cada segundo se tiran en el mundo más de 79 toneladas de comida, es decir, más de 2.500 millones de toneladas al año. Y solo en España acaban en la basura casi 8 millones de toneladas de alimentos anuales. Las cifras, recopiladas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (más conocida como FAO), las ofrece la propia organización de Too Good To Goo para poner de relieve la cantidad de comestibles que se desperdician en el planeta.

La idea de la aplicación surgió en Dinamarca en 2016 durante un buffet en el que un grupo de amigos vio cómo los camareros tiraban toda la comida no consumida al final del servicio. Fue entonces cuando decidieron que había que hacer algo y cuando dieron forma a la aplicación móvil.

En la actualidad, la plataforma está presente en 17 países (en Europa, Estados Unidos y Canadá) y cuenta con una comunidad de más de 90 millones de usuarios y más de 155.000 establecimientos unidos a la iniciativa.

Comentarios