sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Pontevedra es el área gallega que ha registrado un número menor de muertes por covid

Trabajadores en la unidad de Reanimación de Montecelo girando a un enfermo. RAMÓN LEIROPOOL
Trabajadores en la unidad de Reanimación de Montecelo girando a un enfermo. RAMÓN LEIROPOOL
Uno de cada cien contagiados ha fallecido, el porcentaje más bajo de la región ▶ El CHUP vincula los resultados a las terapias, el leve impacto en residencias y la edad de la población

El goteo de fallecimientos motivados por la covid sigue siendo incesante. En las últimas 48 horas el Sergas ha comunicado los decesos de seis personas diagnosticadas de coronavirus en Pontevedra y O Salnés, con los que el área sanitaria alcanza ya las 153 víctimas mortales.

La previsión es que la lista de damnificados siga creciendo, pero hoy por hoy el área sanitaria puede presumir de haber toreado la pandemia con mejor suerte que otros territorios gallegos en cuestión de mortalidad. El número de fallecidos es el más reducido de todas las áreas sanitarias de Galicia, entre las que sin duda despunta A Coruña, con 534 muertos según los datos publicados este xoves, seguida de las áreas de Ourense (401), Vigo (390), Santiago (331), Lugo (202) y Ferrol (201).

Un factor determinante es la propia dimensión del área sanitaria, pues es la segunda que abarca menos población: cerca de 290.000 habitantes, que se sitúan entre los 180.000 de Ferrol y los casi 300.000 de Ourense. No obstante, su masa poblacional representa casi el 10% de la población gallega y, en cambio, las víctimas que lleva registradas equivalen al 6,8% del total de gallegos que han perdido la vida a causa de la covid. Además, la proporción entre las personas que se han contagiado y las que han fallecido es la más baja de la región. De las 12.243 personas que se han visto infectadas desde marzo en Pontevedra y O Salnés han muerto el 1,2%, prácticamente una de cada cien, un índice que se queda bastante por debajo de los porcentajes de Ourense (2,8%), Ferrol (2,5%), A Coruña (1,9%), Santiago y Vigo (18%) y Lugo (1,7%).

A QUÉ SE DEBE. ¿Cuáles son los motivos que justifican esta tasa de mortalidad? El jefe de Neumología y coordinador de la asistencia a pacientes covid, Adolfo Baloira, cree que "seguramente haya muchos factores que influyen" a la hora de cosechar estos resultados. Entre ellos, considera que "pudo haber influido un poco" la estrategia que se desarrolló en el Área Sanitaria, donde el servicio de Neumología se encargó de coordinar gran parte de las terapias de choque para frenar una enfermedad que "mata por insuficiencia respiratoria". 

El neumólogo explica que la covid "puede dar un giro brusco" a los cinco y ocho días después de la infección, que es cuando consigue infectar el pulmón, la principal causa de fallecimiento. En el caso del CHUP la pretensión siempre ha sido anticiparse a las complicaciones y combatir el virus con todas las herramientas disponibles. "Empezamos a poner bastante pronto los tratamientos con plasma hiperinmune y, aunque actuamos con mucha cautela a la hora de introducir fármacos nuevos, cuando había evidencia de que algo era eficaz lo indtroducismo". 

Aparte, Baloira incide en que "hay que reconocer el papel de nuestros ucistas", ya que la mortalidad en las unidades de críticos de Pontevedra "ha sido del 10% sobre el total de pacientes", casi la mitad de la media, "por lo que es un dato muy a tener en cuenta". 

La mortalidad en las unidades de críticos rondó el 10%, casi la mitad de la media de otras áreas sanitarias

El especialista añade "la suerte" de que el impacto de la pandemia en los centros sociosanitarios del área sanitaria ha sido más contenido que en otros territorios, donde los brotes en geriátricos se han cobrado muchas más vidas. Además, destaca que durante el último mes, en el que apenas se registraron positivos en residencias, la tasa de mortalidad de Pontevedra y O Salnés también se ha mantenido "por debajo del resto de Galicia", algo que a su juicio puede estar ligado a la edad media predominante en el municipio y alrededores, más baja que en otros puntos de la comunidad. "La edad es uno de los factores más importantes a la hora de afrontar la enfermedad, por eso es posible que la edad media también haya influido", indicó este jueves a preguntas de este periódico.

Baloira cree que la fisionomía del área también puede explicar la tasa de mortalidad, teniendo en cuenta que "nuestra zona es muy urbana y que seguramente eso ha permitido un acceso rápido al hospital". Finalmente, alude al programa de seguimiento de pacientes en domicilio, coordinado desde el complejo hospitalario, pues estima que ha permitido agilizar el ingreso de los pacientes a la mínima sospecha de que el cuadro se podía complicar. 

La edad media de los fallecidos es más baja que en el resto de la comunidad
El Sergas comunicó este jueves el fallecimiento de dos personas diagnosticadas de covid en el área sanitaria y que presentaban patologías previas: un hombre de 90 años y otro de 53, que se sitúa entre las víctimas más jóvenes. De hecho, uno de los factores característicos del área sanitaria de Pontevedra es que la edad media de los fallecidos es menor a la del resto de Galicia. El porcentaje de los decesos por debajo de los 80 años es bastante superior al de otras áreas, tal y como reflejan las estadísticas. El 27,1% de los fallecidos tenía entre 70 y 79 años, el 11,3% entre 60 y 69 y el 6,6% entre 50 y 59.

El 54% tenía más de 80 años
En realidad la mayoría de los que perdieron el pulso ante la covid (el 54,4%) tenía más de 80 años, pero en otras áreas este perfil ha sido mucho más predominante. Por ejemplo, en las áreas de Lugo y Ourense, donde ocho de cada diez fallecidos tenían más de 80 años. La víctima más joven de las registradas hasta la fecha en el área sanitaria tenía 31 años y la más anciana 96.

Apenas secuelas severas
Neumología puso en marcha en junio una consulta poscovid para pasar revista a los pacientes hospitalizados a los dos meses de regresar a su domicilio. En el caso de haber sufrido complicaciones, el servicio solicita una radiografía y, si todo está en orden, los enfermos reciben el alta. No obstante, según explica el doctor Baloira, hasta ahora "la principal secuela es más psicosomática que física, independientemente de la debilitación muscular o la astenia". Desde verano el especialista solo detectó dos pacientes con secuelas importantes: uno que estuvo dos meses en una UCI externa y que presenta una fibrosis severa que está ahora mismo en tratamiento, y otro paciente que a raíz de la covid desarrolló una EPOC leve "que probablemente desaparezca". En cambio, la tónica general es otra. La mayoría de los pacientes obtienen "valores normales" en las pruebas respiratorias poscovid.

Pontevedra es el área gallega que ha registrado un número menor de...
Comentarios
ç