viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

Pontevedra es la segunda área gallega que detectó más contagios en los últimos 5 días

Operativo de limpieza realizado en Caldas de Reis. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Operativo de limpieza realizado en Caldas de Reis. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los casos activos se sitúan en 44 este sábado, uno más que el viernes ► Da positivo el portero del pub Moncloa, pero sus cuatro contactos estrechos sometidos a PCR dieron negativo

El número de casos activos en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés repunta tímidamente hasta 44, uno más que el viernes. De ellos, hay dos pacientes hospitalizados en planta, uno en el CHUP y otro en el Hospital de O Salnés. Este último ha sido ingresado en las últimas horas. El resto de enfermos, 42, se recuperan en sus domicilios, según el balance facilitado este sábado por Sanidade.

Desde el inicio del plan de contingencia del Covid-19 se han curado 925 pacientes ( misma cifra que el viernes) y han fallecido por este virus en el área sanitaria 16 pacientes.

PONTEVEDRA. Con datos todavía del viernes, el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés era la segunda de Galicia en la que habían crecido más los casos nuevos de covid-19 en lo que va de semana. Y tanto en números absolutos (15 diagnósticos nuevos) como en términos porcentuales (53%).

De los 28 positivos que se notificaron el lunes se pasó a 43 el viernes. Y, según los datos que ha ido ofreciendo la Dirección Xeral de Saúde Pública, se puede ver que solo A Coruña le supera en crecimiento de casos (con 34 contagios nuevos esta semana) y solo Ferrol lo hace a nivel porcentual (con un 66% de aumento al pasar de tres a cinco a casos activos).

El brote de Caldas afecta ya a 12 personas y el bar Castro esperará al segundo test para abrir

Uno de los diagnósticos más recientes trascendió este viernes Se trata del portero del Pub Moncloa, que se sometió a las pruebas tras sentirse indispuesto el pasado miércoles, dando positivo. El caso no tardó en encender las alarmas en las redes, aunque el propietario del local mandó un mensaje de tranquilidad: "Trabaja con la mascarilla puesta y además siempre está fuera, en una terraza sin puertas que, además, está ventilada". El caso, apunta, estuvo en todo momento bajo supervisión de las autoridades competentes.

El rastreo del caso motivó la realización de pruebas a cuatro personas vinculadas al local: el propio dueño, dos trabajadoras y una amiga con las que el positivo mantuvo un contacto más cercano el pasado sábado por la noche. Todos han dado negativo. "Cuando cerramos el local al público nos quedamos los cinco para celebrar el cumpleaños de una de ellas, por eso consideraron conveniente que nos hiciéramos las pruebas. Todos nos encontramos bien, sin síntomas", añade el responsable. El local permaneció cerrado desde entonces y todos se encuentran confinados. Al no haber mayor riesgo de contagios, según las autoridades sanitarias, el pub pudo reabrir ya esta noche pasada. 

Al margen de este caso, la expansión del virus registrada esta semana está en gran parte relacionado con la detección del brote detectado en Caldas de Reis, el primero confirmado en el área sanitaria. De los diez positivos que trascendían el jueves, se ha pasado a doce y actualmente están en seguimiento 14 de sus contactos. Las personas contagiadas, naturales de Sudamérica, guardan vínculos familiares y se encuentran confinadas en dos edificios en el centro de la villa caldense.

Los indicios apuntan a que el origen del foco puede estar en uno de ellos, trabajador en el Puerto de Vilagarcía, que luego pudo contagiar a su mujer y el resto de afectados. Las fuentes sanitarias consultadas informan de que "no hay evidencia" de que el origen del brote "sea un contacto laboral", aunque sí inciden en que, "evidentemente, sí afecta a la actividad laboral de los positivos, pues la cuarentena implica, entre otras cosas, que no puedan reincorporarse a su lugar de trabajo" hasta que las pruebas demuestren que se han curado de la enfermedad.

BAR CASTRO . Oficialmente está considerado como un "brote esencialmente familiar y de contactos estrechos", aunque sus consecuencias no se han hecho esperar. El Ayuntamiento ha apurado la desinfección prevista y el negocio de hostelería en el que trabajaba la mujer del primer positivo seguirá cerrado hasta la próxima semana. Se trata del Bar Castro, un establecimiento con más de 60 años de trayectoria que ha suspendido la actividad por precaución.

El hijo de los propietarios, José Manuel Aragunde, explica que en realidad el restaurante podría estar abierto, porque la empleada que dio positivo trabajaba en la cocina y solo tenía contacto (con las oportunas medidas de seguridad) con la propietaria, que ya se ha hecho una PCR que ha dado negativo. "Mi padre podría abrir el bar, porque ni siquiera le solicitaron que se hiciera las pruebas, pero preferimos esperar por precaución a que mi madre se haga la segunda prueba que se hace a los diez días para confirmar el negativo", indicaba este viernes  este medio.

"El riesgo cero nunca existe", advierte el propio José Manuel, pero los profesionales sanitarios consideran que no ha habido riesgo de contagio fuera de la cocina, teniendo en cuenta que la positiva no sale de esa estancia y no tiene relación con los clientes. Aún así, los propietarios se encuentran confinados. José Manuel asegura que ambos se encuentran bien, pero que "psicológicamente" esta situación está afectando a la familia, sobre todo "porque hay mucho bulo" que expande información incorrecta. Según indica, hay voces que les acusan de ser irresponsables, cuando el cierre del establecimiento se produjo el lunes por la mañana, tan pronto les notificaron el positivo de la empleada, ya confinada desde el sábado, cuando supo que su marido se había contagiado. "No cerramos porque tuviéramos la obligación, sino por prevención y sentido común", defiende Aragunde.

Pontevedra es la segunda área gallega que detectó más contagios en...
Comentarios