viernes. 14.05.2021 |
El tiempo
viernes. 14.05.2021
El tiempo

Pontevedra lanza los primeros contratos para renovar el servicio de basuras

Presentación en 2018 de la nueva flota de vehículos de la actual concesionaria. G. GARCÍA
Presentación en 2018 de la nueva flota de vehículos de la actual concesionaria. G. GARCÍA
El Concello licitará la limpieza de edificios municipales por 485.620 euros y la de instalaciones deportivas por 270.165 euros

El Gobierno local avanza en el diseño de su nuevo servicio de basuras. Los primeros contratos del plan están a punto de ser licitados. Se trata de los vinculados a la limpieza de dependencias municipales, a los que solo les falta un informe jurídico para entrar en fase de contratación.

El de mayor cuantía es el que se encargará de mantener al día las 53 sedes que tiene el Concello. Saldrá a concurso por 485.620,70 euros y la futura concesionaria tendrá que hacerse cargo de la limpieza de todos los edificios con oficinas, así como las casas de cultura, centros sociales, cementerios, naves y otros locales que acojan o vayan a acoger servicios públicos, como la futura sede de Ferreiros.

El segundo contrato se encargará de adecentar las instalaciones deportivas. En este caso, el presupuesto de licitación será de 270.165,17 euros, de los que la mayor parte se destinarán al Pavillón Municipal de Deportes y al renovado Multiusos da Xunqueira.

La limpieza de colegios se sacará a concurso en otro lote. Quedará pendiente de contratación la limpieza viaria y la recogida de basura

Ambos contratos, los de las dependencias municipales y deportivas, suman 755.785,87 euros. El objetivo que maneja la Concellería de Residuos, dirigida por Raimundo González Carballo, es que ambos estén adjudicados a lo largo del primer semestre de 2020.

La limpieza de los colegios públicos de Pontevedra tendrá que ir en otro lote, tal y como han recomendado los servicios técnicos del Concello para cumplir con los cambios introducidos recientemente en la legislación. Otra de las cuestiones que deberán resolver los funcionarios municipales es qué ocurrirá con la licitación del resto del servicio de basuras, esto es, la recogida de servicios, la limpieza viaria y las campañas de desinfección y desratización.

PLIEGOS Y OFERTAS. Lagares Oca es la empresa encargada de diseñar el nuevo plan de basuras, que deberá renovarse antes del 9 de junio de 2021, día en el que caduca el actual contrato gestionado por Ferrovial Servicios (la antigua Cespa).

La consultora viguesa no solo deberá definir cómo será el nuevo sistema de residuos y cómo afecta a los vecinos en función de la zona en la que residan (en el centro o en rural) y del tipo de vivienda que tengan (con o sin huerto). Su tarea no solo incluye la elaboración de pliegos como los de la limpieza de sedes municipales, sino que también se ocupará de analizar las ofertas que las empresas presenten a cada uno de los concursos públicos. Por ambas tareas cobrará 66.550 euros.

Esta no será la primera vez que Lagares Oca valore las propuestas técnicas y económicas de un contrato del Concello. El último que evaluó fue el del agua, adjudicado en 2018 a Viaqua por 20 años y 129,14 millones de euros.

RECICLAJE. El Concello mantiene el objetivo de desplegar composteros individuales en las 15 parroquias del rural. De momento ha repartido estas unidades para reciclaje de restos de comida en Tomeza y ha iniciado la distribución en Salcedo.

La ausencia de una normativa específica impide al Gobierno local hacer obligatoria la recepción de estos recipientes, que están pensados para todas las viviendas que tengan huerto. Los composteros individuales también llegarán a las casas del centro urbano que tengan un pequeño terreno, como Campolongo o el ámbito del barrio de O Burgo.

En paralelo, la Concellería de Residuos también trabaja en la ampliación de los composteros comunitarios de los barrios. Estas unidades, instaladas en zonas como O Gorgullón o Valdecorvos, se han quedado escasas debido a la fuerte demanda vecinal.

A CANICOUVA. El nuevo plan de basuras de Pontevedra no solo hará despegar el reciclaje, sino también la futura planta de compostaje de A Canicouva. El Concello firmó en diciembre de 2015 el alquiler de los terrenos con los comuneros de esta parroquia. El contrato, que está a punto de cumplir cuatro años, fija el pago de 20.000 euros al año por el arrendamiento de una superficie de 100.000 metros cuadrados situada en el lugar de O Loureiro.

Por el momento se desconocen las características de este complejo industrial, que en teoría iba a reciclar la basura orgánica de 39.000 pontevedreses, lo que equivale al 46% de la población del municipio. El proyecto ha sufrido varios cambios. La intención es que trate un mínimo de 5.700 toneladas de restos de comida al año. En paralelo a la de A Canicouva, la Xunta acaba de anunciar anunciado la construcción de una planta de compost más en la provincia.

Pontevedra lanza los primeros contratos para renovar el servicio de...
Comentarios
ç