sábado. 24.08.2019 |
El tiempo
sábado. 24.08.2019
El tiempo

Pontevedra pagó más de 41,7 millones de euros a sus proveedores el año pasado

El edil Raimundo González Carballo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El edil Raimundo González Carballo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El plazo medio para cobrar una factura en el Concello fue de 48,75 días en 2018, casi dos más que durante el ejercicio anterior

El Concello volvió a presumir este lunes de agilidad burocrática en el pago a terceros. Lo hizo con el último balance de morosidad, que revela que durante el año pasado las arcas municipales desembolsaron algo más de 41,78 millones de euros para hacer frente a sus obligaciones con proveedores. El gasto municipal en 2018 se incrementó un 14,2% con respecto al ejercicio anterior, cuando la cantidad desembolsada fue menor: 35,8 millones de euros.

El portavoz municipal, Raimundo González Carballo, informó de que en total se abonaron 10.389 facturas durante 2018. También indicó que el plazo medio para cobrar una obra o servicio en la ciudad fue de 48,75 días, lo que supone casi dos más que durante 2017, cuando el tiempo de espera fue de 50,63 jornadas. La Ley permite a las administraciones que la demora máxima sea de 60 días.

La Administración local adjudica a Unicaja un nuevo préstamo para pagar obras. La cuantía supera los 1,9 millones de euros

El edil nacionalista presentó también el informe trimestral del año pasado, que tendrá que aprobarse en el próximo Pleno municipal. El documento pone de manifiesto que entre octubre y diciembre de 2018 se pagaron 3.852 facturas valoradas en 12.718.593,32 euros. El período medio de pago de las mismas fue de 51,51 días.

NUEVO PRÉSTAMO. En paralelo a estas cuentas, la Administración local ha adjudicado a Unicaja Banco un nuevo préstamo. El objetivo de la operación, que asciende a 1.980.000 euros, es pagar obras y proyectos.

La entidad financiera fue una de las ocho que se disputaron este crédito municipal, que se solicitó con cargo a los Presupuestos del año pasado. La de Unicaja fue la mejor oferta recibida por el Concello, que en 2018 tenía previsto cancelar dos de los nueve préstamos que entonces tenía con los bancos.

El pago de estos créditos con Caixabank y BBVA reduciría la deuda pontevedresa hasta los 10.111.051,01 euros. Su abono fue posible gracias a la utilización del superávit de 2017, de algo más de 3,36 millones de euros, que el Gobierno local logró aprobar gracias al apoyo del PSOE en un Pleno. Este dinero se destinó íntegramente a la amortización de la deuda que Pontevedra mantiene con los bancos. La otra opción que permite la Ley es que el dinero se destine a proyectos financieramente sostenibles.

El Concello cuenta este año con nuevos Presupuestos. Las cuentas locales fueron aprobadas de forma definitiva el pasado mes de enero. El documento refleja que los números con los que Pontevedra afrontará 2019 superan los 76,89 millones de euros. La mayor parte de esta inversión se destinará al pago de nóminas y gastos corrientes. Once millones serán para obras y otros proyectos.

Pontevedra pagó más de 41,7 millones de euros a sus proveedores el...
Comentarios