Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Pontevedra pide la cesión de un tramo de la autovía para desbloquear el paseo peatonal a Marín

Vista aérea de la franja litoral en la que el Gobierno central proyecta el paseo peatonal a Marín
Vista aérea de la franja litoral en la que el Gobierno central proyecta el paseo peatonal a Marín
La solicitud del Concello responde a la negativa de Fomento a suprimir un carril entre la rotonda de Malvar y el nudo de Mollavao para construir la senda peatonal impulsada por otro Ministerio, el de Medio Ambiente

El paseo peatonal a Marín ha sufrido un inesperado contratiempo. El proyecto impulsado por el Gobierno central ha recibido una alegación con la que no se contaba: la de Fomento. El Ministerio que dirige Íñigo de la Serna mantiene que sus normas internas le impiden la supresión del carril de la PO-12 más próximo al mar, un requisito indispensable para sacar adelante el proyecto.

El tramo al que se le ha puesto pegas es el que discurre entre la rotonda de Malvar y el nudo de Mollavo, el que daría continuidad al actual paseo de la avenida de Marín.

La solución propuesta por el Concello para tratar de desbloquear la negativa de Fomento pasa por la cesión de una parte de la PO-12, la más próxima a la ciudad. Así lo explicó este lunes el concejal de Ordenación do Territorio e Infraestruturas, Cesáreo Mosquera, que afirmó que esta operación permitiría a la promotora de la obra, la Dirección General de Costas (dependiente del Ministerio de Medio Ambiente), agilizar su tramitación.

En caso de que Fomento acepte traspasar una parte de esta carretera a Pontevedra, el Gobierno local tendría vía libre para autorizar las obras de la senda peatonal a Costas. De esta manera se evitarían nuevos retrasos.

Mosquera asegura que la propuesta de cambio de titularidad se ha consultado ya con los responsables del departamento que dirige Íñigo de la Serna, que avalarían la iniciativa. Por este motivo, y para no perder ni un segundo en trámites, el Gobierno local trasladó el asunto -la solicitud ante Fomento- al Pleno municipal del lunes.

La Corporación aprobó la moción con los votos favorables de BNG, PP y Ciudadanos. Los grupos municipales de Marea y PSOE justificaron su abstención en la premura del asunto, que les fue comunicado el viernes pasado. "Non entendemos a urxencia", dijo el edil socialista Iván Puentes.

AVAL TÉCNICO. La petición del Concello cuenta con el aval de los técnicos municipales, que el pasado 18 de mayo emitieron su informe a favor de la operación. Esta no solo permitirá agilizar las obras del primer tramo de la senda peatonal a Marín, sino que también encierra una obligación a largo plazo para el Gobierno local: asumir la conservación y el mantenimiento del cerca de medio kilómetro que mide el vial que se ha reclamado al Estado.

"Agardemos que a resolución sexa rápida", manifestó el edil de Infraestruturas, que aludió a la agilidad de otros traspasos ocurridos en el pasado. "O da avenida das Corvaceiras foi cousa de semanas", recordó.

El paseo que unirá Pontevedra con Marín es un proyecto que abarca dos kilómetros entre Mollavao y Os Praceres. Además de suprimir el carril de la PO-12 más pegado a la ría, la obra continuaría con una senda -de estructura metálica- sobre el mar entre Ence y la pasarela de los mariscadores.

La actuación obligaría a redefinir la rotonda de Mollavao, que se ampliaría hasta los 16 metros, y mejoraría la iluminación en todo este tramo. El presupuesto inicial supera los 2,6 millones de euros y la obra podría estar lista en 2018.

Pontevedra pide la cesión de un tramo de la autovía para...
Comentarios