miércoles. 24.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 24.07.2019
El tiempo

Pontevedra y Poio espantan el 'meigallo' con fuego y mucha sardina

San Xoán en Pintor Laxeiro. JAVIER CERVERA
San Xoán en Pintor Laxeiro. JAVIER CERVERA

La capital de la provincia celebró 116 fiestas con cacharelas, entre las que destacaron las de Monte Porreiro y Pedra do Lagarto

Pontevedra y los concellos de su entorno volvieron a disfrutar de la noche de San Xoán con todos los ingredientes propios de esta fecha tradicional: hogueras, sardinadas, hierbas mágicas y, por supuesto, fiesta. Aunque la capital de la provincia contó con más de un centenar de hogueras, el epicentro de San Xoán en la comarca es, por tradición, Poio. En este concello se pidió permiso para encender 88 hogueras, aunque solo una de ellas congregó por cientos a los asistentes: la de A Seca. La convocatoria de este año contó con la tradicional sardinada popular como principal referente, pero también hubo otros elementos protagonistas de la fiesta, como la verbena, a cargo de las orquestas D'Moda y Xacobeo, o el espectáculo pirotécnico que acompañó al encendido de la hoguera, que, como en toda la comarca, superó con éxito la amenaza del mal tiempo.


En total, Poio repartió 400 kilos de sardinas asadas y dispensó cientos de litros de vino para acompañar al manjar principal del día. No faltaron las largas colas para acceder a la sardinada, ni el público para llenar la verbena y la zona de atracciones. El dispositivo de tráfico y la custodia del espacio restringido para la hoguera fueron un éxito y la provisión de espacio para aparcamiento se quedó corta, lo que da una idea del éxito de asistencia al punto álgido de las fiestas patronales poienses.

PONTEVEDRA. En el municipio capitalino fueron autorizadas 116 hogueras (15 menos que en 2018), de las que la mayor parte se desarrollaron en el rural pontevedrés.

Las citas más completas comenzaron con degustaciones gastronómicas populares. La Asociación de Vecinos Manuel Quiroga Pedra do Lagarto organizó una de ellas en el parque de Pintor Laxeiro, uno de los emplazamientos más cercanos al casco urbano en los que se veneró a San Xoán. Los vecinos cocinaron 60 kilos de sardinas, una cantidad algo menor a la de otros años por el temor a que la afluencia de público fuera más pequeña al coincidir en el final de semana. El menú, gratuito excepto las bebidas, también incluyó productos donados, como chorizos y empanadas. Además, los que aportaron donativo accedieron al sorteo de premios tan curiosos como dos vales para cambiar las tapas de los zapatos, cortes de pelo y peinados. "Colaboran todos los comerciantes del barrio", subrayó Ana Jaureguizar, tesorera del colectivo.

En Monte Porreiro la asociación O Mirador cambió de menú y satisfizo la petición vecinal de cambiar el habitual banquete de churrasco por sardinas. Los vecinos cocinaron al calor de las brasas 90 kilos del producto estrella del solsticio de verano, que adquirieron a diez euros el kilo "gracias a una recomendación". El jueves estaban a 14 en la plaza», recordó Carlos.

Pontevedra y Poio espantan el 'meigallo' con fuego y mucha sardina
Comentarios