Pontevedra propone contar con reservas de agua de las pequeñas presas del Lérez

El Concello trasladó a los municipios que se abastecen del río que su caudal permanece "estable" en la última semana 
Embalse de O Pontillón do Castro. DP
photo_camera Embalse de O Pontillón do Castro. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (ADP)

El caudal del río Lérez se mantiene "estable" en la última semana, pero el Concello de Pontevedra estudia futuras medidas en caso de que la sequía se agrave y el abastecimiento corra peligro, como acudir a las pequeñas presas que jalonan el Lérez, cuya agua se combinaría con la del Pontillón. Así se lo trasladó ayer, en reunión telemática, a los representantes municipales de Marín, Poio y Sanxenxo –Bueu no pudo participar–, en la que también estuvo, a petición propia, la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez. De momento se mantiene la situación de prealerta.

La concejala del Ciclo da Auga, Carme da Silva, explicó ayer las últimas novedades sobre la situación hidrológica del Lérez, que se somete a un escrutinio diario, previamente a la reunión semanal para informar sobre el plan excepcional a los concellos y a Aguas. "Por suposto, non hai ningún problema -con la participación del organismo autonómico–. É unha reunión telemática na que ofreceremos a información que temos a través dos datos obtidos do seguimento diario".

En este sentido, los datos permiten saber que a lo largo de la última semana, con las restricciones aprobadas por los concellos en vigor para reducir el consumo, el río tuvo un comportamiento "bastante estábel", en contraste con la quincena anterior, en la que el caudal había descendido de forma "moi preocupante". En todo caso, el consumo medio del conjunto de los municipios es de 37.000 metros cúbicos diarios, casi idéntico a la de la semana anterior.

"O peche de Ence e dos turbinados das centrais que hai río arriba semella que lograron manter, de momento, a estabilidade no caudal –apuntó Da Silva–. Por suposto, o caudal seguirá baixando se non hai achegas de auga, pero agora mesmo a baixada desta semana podería ser anecdótica". Por eso abogó por medir el caudal medio, estabilizado en 1,6 metros cúbicos por segundo, "o que nos mantén en situación de prealerta, mais permite manter o abastecemento a todos os concellos usando só a auga do río".

Por otra parte, recordó que esta es la época del año en la que más agua se consume, tal como confirmaron el resto de ayuntamientos. "Con respecto ao sistema de situacións e actuacións, seguimos en prealerta, coas mesmas medidas que foron aprobadas a semana pasada e que están permitindo certa estabilidade polo momento", explicou la edil, que también destacó el excelente sistema de aguas de Pontevedra, casi sin pérdidas y con más del 90% de agua registrada.

Gráfico con los pequeños embalses del Lérez y la capacidad de agua de cada uno.
Gráfico con los pequeños embalses del Lérez y la capacidad de agua de cada uno.

Da Silva trasladó a Augas de Galicia la nueva propuesta, que tiene como base las pequeñas presas existentes en el cauce del Lérez: Pontebora, donde captaba Ence (95.000 metros cúbicos); San Xusto (82.400 m3), Arroibar (40.900 m3), Anllo (190.000 m3), Almofrei 1 (5.000 m3) y Almofrei 2 (5.000 m3). En total, estas presas, que son hidroeléctricas excepto la de Ence, tienen embalsados 418.000 metros cúbicos. Estas minicentrales no están turbinando en la actualidad y no tienen un consumo neto de agua, por lo que su impacto en el caudal del río es prácticamente nulo, pero sí tienen una "capacidade de almacenamento importante".

Así el Concello propone que, de empeorar la situación del río, "poidamos facer un traballo de coordinación e laminación da auga destas presas para ir combinando estas reservas coas do Pontillón do Castro". Da Silva admitió que "pode ser un traballo custoso de coordinación, pero útil no caso de necesidade".

Por último, la edil informó de que los servicios técnicos municipales están estudiando todos los grandes consumidores de agua del municipio –los que superan los 2.000 metros cúbicos anuales– aunque el Concello también revisará y anotará otros con un consumo menor de empresas situadas en el polígono de O Campiño o los hoteles de la ciudad. "Só queremos informalos e recomendarlles actuacións que reduzan o consumo».

Asimismo está trabajando en la redacción de una lista de consumidores vulnerables, como pueden ser los hospitales o las residencias, además de cualquier instalación que no pueda quedar sin abastecimiento bajo ningún concepto. "Queremos ver cales son os seus sistemas, se teñen capacidade para almacenar auga, se non; se é preciso tomar algunha medida extraordinaria para garantir o consumo e o abastecemento nestes espazos no caso de que a situación acabe por ser de emerxencia".

El turismo multiplica la población y pone en jaque el abastecimiento

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, valoró "positivamente" estas reuniones de seguimiento para coordinar y acordar medidas conjuntas después de participar en la de este lunes, al contrario de lo que ocurrió en la primera, presencial, la semana pasada. "A situación do Lérez non é peor que hai unha semana. Está recuperando máis lento do que nos gustaría, polo que hai que seguir coas restricións publicadas no bando municipal da prealerta por seca de hai dúas semanas", explicó.

En la misma línea, señaló que las medidas adoptadas están dando resultados. "Sanxenxo conseguiu rebaixar un 13,8% o consumo do Lérez tal e como se comprometeu na última reunión con Augas de Galicia. Unha cifra na que o 10% a atribuimos ao aforro público e privado de auga e o 4% á recollida do Umia". Mientras tanto, Martín asegura que Sanxenxo "manterase vixiante ante calquera cambio que precisa adoptar novas medidas que xa están en estudo por se foran necesarias".

Se da la circunstancia de que los cinco concellos que se abastecen en alta del Lérez son eminentemente turísticos y la población aumenta justo en estas semanas de más escasez de agua. Sanxenxo es el paradigma. "Telmo deu o dato de que este domingo houbo 110.000 persoas, cando a poboación habitual non chega a 18.000", destacó el acalde de Poio, Luciano Sobral. 

RESTRICCIONES. "O consumo dispárase e se segue a seca, son dous factores importantes. Nós duplicamos a poboación". Por eso, aunque el caudal del Lérez se mantiene estable, "seguimos insistindo nas restriccións e, se acaso, intensificar algunas", apuntó Sobral.

A nivel general, en Poio se nota que hay una "pequena redución" del consumo y Augas de Galicia "dixo que se conseguimos manter o río neste nivel poderiamos salvar agosto", pero "non sería suficiente" si se presenta igual de seco que julio y con la amenaza del aumento de consumo al ritmo del turismo. Tanto Pontevedra como Poio, Sanxenxo, Bueu y Marín mantienen en vigor sus bandos de prohibiciones de ciertos usos de agua, como lavar el coche, llenar piscinas o regar jardines y huertos con agua de la traída municipal.