Pontevedra se rearma ante las amenazas de la trata y de la prostitución ilegal

Una batería de expertos ofreció sus puntos de vista en la Subdelegación del Gobierno ► La Fiscalía Provincial solicita "la tipificación de la esclavitud y la servidumbre en relación con el delito de trata de seres humanos y el castigo penal del proxenetismo"
La fiscal especializada en la materia, Susana García-Baquero, y la subdelegada en funciones, Mabel Alonso, en la jornada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera La fiscal especializada en la materia, Susana García-Baquero, y la subdelegada en funciones, Mabel Alonso, en la jornada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

En pisos. En chalés de lujo. En clubes de alterne. En locales transformados en casas de citas. La prostitución ilegal es una realidad que lleva años implantada en la provincia de Pontevedra, afectando a todos sus rincones. Las fuerzas de seguridad lo saben. Conocen a la perfección el modus operandi de las mafias, que captan a las víctimas en origen, casi siempre en América Latina, aunque en ocasiones también en Europa del Este. Bajo el pretexto de una supuesta deuda para pagar el viaje hasta España, los tratantes mantienen a las mujeres ejerciendo la prostitución sin apenas remuneración, moviéndolas de uno a otro punto para obtener de sus cuerpos el máximo beneficio.

Las actuaciones policiales son conocidas y numerosas, pero las causas se desinflan casi siempre en la fase judicial. Es por ello que la Fiscalía de Pontevedra, en su última Memoria, destaca que "la persecución eficaz de estos delitos demanda varios cambios legislativos , como la sanción proporcionada, y no simbólica, de los delitos de inmigración irregular, la tipificación de la esclavitud y la servidumbre en relación con el delito de trata de seres humanos y los delitos de explotación laboral y el castigo penal del proxenetismo y la tercería locativa (lucro obtenido por la persona o sociedad que proporciona un lugar en el que la persona que presta servicios sexuales a cambio de dinero realiza su actividad sexual)". La responsable de esta materia específica en la provincia, a su vez fiscal jefa del Área de Vigo, Susana García-Baquero, fue una de las expertas que estuvo en la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, que, en el marco de los actos del 25-N, celebró una jornada formativa sobre "La realidad de la prostitución y la trata de seres humanos" desde los ámbitos jurídico, policial y social.

La subdelegada del Gobierno en funciones (será relevada en cuanto tome posesión Abel Losada), mostró su repulsa ante este tipo de delitos y aseguró que "hay que trabajar para erradicarla, pues representa un atentado contra los derechos fundamentales de las personas y afecta de manera especial a personas en situación de vulnerabilidad, que son más susceptibles de caer en estas redes".

La sesión formativa, promovida por la unidad contra la violencia sobre la mujer de la Subdelegación, contó con la presencia de profesionales y personas interesadas en la trata de seres humanos. Las ponencias, además de la de la citada fiscal delegada de Extranjería, corrieron a cargo del guardia civil Antonio Manuel Asensio, las expertas Vanesa Otero y Ana María García Costas, la responsable del área de Violencia de Género de Médicos del Mundo Gemma Blanco, el también guardia civil Rubén Penín y la jefa de la unidad contra las redes de inmigración y falsedad de la Policía Nacional, Elsa Marta García.

"La trata es considerada la verdadera esclavitud del siglo XXI", continúa la Fiscalía, que destaca que "las víctimas son tratadas a lo largo de una multitud de rutas migratorias, constituyendo uno de los crímenes más denigrantes de la sociedad actual, estando relacionada en múltiples ocasiones con la delincuencia organizada transnacional".

Las víctimas llegan a Pontevedra a través de los aeropuertos de Oporto o Santiago de Compostela y, desde allí, por carretera, son trasladadas a los puntos donde se las obliga a prostituirse.

Comentarios