Los pontevedreses reciben por todo lo alto a La Borriquita

La procesión con la imagen de Jesús entrando en Jerusalén fue seguida por miles de fieles a lo largo de todo el recorrido, que portaban ramos de olivo y palmas para azotarla ▶ La bendición se realizó en el entorno de San Francisco y corrió a cargo del párroco de San Bartolomé

Multitudinaria procesión la que se vivió este domingo en Pontevedra. La ciudad del Lérez recibió con gran entusiasmo y fervor a la imagen de Jesús entrando en Jerusalén, popularmente conocida como La Borriquita, que volvió a recorrer en este Domingo de Ramos las calles del centro histórico.

Miles de personas acudieron desde el mediodía el entorno de la Praza da Ferrería, portando las tradicionales palmas y los ramos de olivo para azotar a la burrita.

La imagen de Jesús fue trasladada desde la iglesia de San José, en Campolongo (lugar donde se custodia), hasta las escalinatas de San Francisco. Un espacio que estaba repleto de gente, gracias también, en gran parte, al buen tiempo que reinó este domingo en las Rías Baixas.

Una vez allí, comenzó la popular Bendición General de Ramos, que este año estuvo a cargo del párroco de San Bartolomé, Raúl Lage.

"Hemos venido hasta aquí para celebrar la entrada de Jesús en Jerusalén y su entrada en nuestros propios días, donde nos desprendemos también de nuestras exigencias para que el señor pase sobre ellas, nos bendiga y nos lleve al triunfo definitivo", afirmó el cura en la bendición.

Bendición general a cargo de Raúl Lage, este domingo en San Francisco. GONZALO GARCÍA
Bendición general a cargo de Raúl Lage, este domingo en San Francisco. GONZALO GARCÍA

A este acto le siguió la marcha, que estaba encabezada por la Cofradía de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas. La agrupación hizo sonar sus cornetas y tambores durante todo el recorrido para acompañar a la imagen, entonando melodías populares y coreadas por los fieles.

La comitiva procesional partió desde el entorno de la Praza da Peregrina y que recorrió el Paseo Antonio Odriozola, la Praza de Curros Enríquez, la de Méndez Núñez y terminó en la iglesia de San Bartolomé, donde tuvo lugar una misa.

Un año más, los más pequeños volvieron a ser los protagonistas indiscutibles de esta jornada, tanto como espectadores que buscaban azotar a la burrita, como siendo partícipes de la procesión en alguna de las cofradías presentes.

Además de esta bendición general, todas las parroquias del municipio celebraron sus propias bendiciones de ramos y olivos en sus respectivas iglesias. Fue el caso de Virgen del Camino, de San José, de Santiago Peregrino de O Burgo, de la Basílica de Santa María, del Santuario de A Peregrina o del Buen Pastor de Monte Porreiro. Diferentes actos que fueron seguidos también por una gran cantidad de fieles, feligreses e incluso visitantes, ya que también había un gran número de turistas siguiendo esta celebración.

En el caso de la bendición de San Bartolomé, la misa tuvo lugar en la Praza da Leña, como viene ocurriendo desde los años de pandemia.

La historia tras este Domingo de Ramos

La Borriquita, en el entorno de A Ferrería. GONZALO GARCÍA
La Borriquita, este domingo en el entorno de A Ferrería. GONZALO GARCÍA

La procesión de Jesús entrando en Jerusalén simboliza el momento en el que Cristo es recibido entre vítores y palmas por la multitud a su entrada en la capital de Israel, antes de ser capturado y crucificado.

En la Boa Vila, la marcha de La Borriquita se consolidó en los años 90 como uno de los actos más populares de todas sus celebraciones procesionales. Y es que este es sin duda uno de los actos de la Semana Santa más seguidos por los fieles pontevedreses, tanto mayores como pequeños.

Programación de la Semana Santa de Pontevedra

Las actividades de la Semana Santa pontevedresa continúan este lunes con la popular procesión del Cristo de las Caídas, que se celebrará a las 20.30 horas en San Bartolomé con la Cofradía de la Vera Cruz.

En esta marcha habrá interpretación de motetes a lo largo del recorrido, que pasará por las calles Sarmiento, Pasantería, Paseo Antonio Odriozola, Michelena, Tetuán, Praza do Teucro, Méndez Núñez y Sarmiento.

Las confesiones tendrán lugar en San José de 10 a 13 y de 17 a 19 horas; el Santo Rosario y el Tríduo a la Santísima Virgen de la Soledad en la Basílica de Santa María a las 19.30 y a las 20 horas, respectivamente; y la Celebración Penitencial tendrá lugar en la iglesia Virgen del Camino a las 18 horas y en Santa María a las 20.30 horas.

Comentarios