Pontevedra recupera músculo empresarial: crea 2,6 firmas a la semana

El municipio remonta el parón de la pandemia y registra una tasa de crecimiento societario superior a los promedios provincial y regional
Tienda de Benito Corbal donde abrirá Toscana. ANXO LORENZO
photo_camera Locales comerciales en Benito Corbal. ANXO LORENZO

El ritmo de creación de empresas todavía no ha llegado a las cotas precovid, pero las últimas estadísticas dicen que la ciudad de Pontevedra está ejecutando una buena remontada del paréntesis abierto por la pandemia. 

Las cifras del Instituto Galego de Estatística (IGE) publicadas este martes revelan que entre enero y noviembre se constituyeron en el municipio 124 nuevas sociedades mercantiles, o lo que es lo mismo, unas 2,6 nuevas empresas por semana. 

El volumen de incorporaciones al tejido empresarial local todavía se aleja de las 156 constituciones que se formalizaron en el mismo intervalo en 2019. No obstante, el montante acumulado este año representa una subida del 16% respecto al mismo período del ejercicio pasado y, según esta misma base de datos oficiales, se trata de un porcentaje que supera en varios puntos tanto el incremento registrado a nivel provincia (del 8,3%) como a nivel regional (+5,3%). 

Por régimen jurídico destaca que la inmensa mayoría de los fundadores han optado por la fórmula de la sociedad limitada y que solo una de ellas optó por empezar su travesía bajo el paraguas de una sociedad anónima. 

Comercio, construcción y hostelería: las áreas que más crecen

Las estadísticas no llevan a desglosar a nivel municipal el tipo de actividad que desarrollan las empresas de reciente creación. No obstante, sí lo hacen a nivel de la provincia de Pontevedra y una de las cuestiones más destacables es que más de la mitad de las 1.443 nuevas sociedades mercantiles creadas en lo que va de año (el 53,7%) están vinculadas a tres sectores: el comercio, la construcción y la hostelería

En el área comercial, 181 empresas  han abierto sus puertas para trabajar como comercio al por mayor y otras 121 para operar como comercio a detalle, es decir sin intermediarios. En el sector del ladrillo se pusieron en marcha 120 firmas dedicadas a actividades de la construcción, 77 centradas en la edificación residencial y 109 orientadas a actividades inmobiliarias. Y finalmente en el área de hostelería se crearon 168 sociedades especializadas en el servicio de comidas y bebidas. 

Otro dato que arrojan las estadísticas del IGE es que el saldo entre constituciones y disoluciones arroja, por el momento, un saldo positivo ya que, frente a las 1.443 nuevas sociedades mercantiles creadas en la provincia, se disolvieron 456, un número equivalente a la tercera parte.

Comentarios