domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

Pontevedra reduce los envíos a Sogama por segundo año seguido

Un operario de Ferrovial limpiando un contenedor marrón, en el que se depositan los biorresiduos. DAVID FREIRE
Un operario de Ferrovial limpiando un contenedor marrón, en el que se depositan los biorresiduos. DAVID FREIRE
La planta de Cerceda incineró 28.282 toneladas de basura de la capital provincial en 2020, casi 1.200 menos que durante el ejercicio anterior

Los envíos a Sogama se reducen por segundo año consecutivo en Pontevedra. En 2020, la planta de Cerceda incineró 28.282,78 toneladas de basura procedentes de la capital provincial, 1.196,52 menos que durante el ejercicio anterior, lo que representa un descenso del 4,06%, según los datos facilitados a este periódico por la empresa pública de la Xunta, que difieren ligeramente de los aportados por el Concello, que asegura haber trasladado un volumen inferior: 28.199 toneladas.

El concejal de Residuos, Raimundo González Carballo, vinculó este viernes la bajada de las remesas a Sogama con el plan de compostaje que, sin embargo, se ha visto afectado por la pandemia del coronavirus. La crisis sanitaria ha frenado el reparto de composteros individuales en el rural. Se han repartido 2.588 de las 8.000 unidades que se compraron para que todas las casas con huerto reciclen sus restos de comida.

La distribución de estos centros, cuya adhesión por parte de los vecinos es por ahora voluntaria, se ha hecho en nueve de las 15 parroquias: Salcedo, Tomeza, Campañó, Alba, Cerponzóns, Bora, Mourente, Lérez y Marcón. Quedan pendientes otras seis: Verducido, Santa María de Xeve, Santo André de Xeve, Lourizán, Ponte Sampaio y A Canicouva.

González Carballo reconoció que la covid-19 también ha trastocado los planes para construir nuevos composteros comunitarios en el casco urbano. A pesar de ello, el número de islas ha pasado de 25 a 32 en los barrios de la ciudad en el último año.

Los contenedores marrones instalados en el casco viejo recibieron una media de 68 toneladas de biorresiduos al mes desde septiembre


La tercera pata del nuevo sistema de basuras, el Plan Composta, empieza a dar sus frutos. Los contenedores marrones instalados en el casco viejo y en parte del ensanche de la ciudad recibieron una media de 68 toneladas de biorresiduos al mes desde septiembre.

El último dato oficial, de octubre del año pasado, situaba el número de usuarios de este proyecto piloto en 1.400 vecinos y negocios del centro. El objetivo del Concello era llegar a 2.000 a finales del pasado ejercicio.

Las personas que quieran participar en este programa, que se puso en marcha en julio de 2020, pueden solicitarlo de forma gratuita. Los vecinos que piden adherirse al compostaje urbano reciben en su domicilio o empresa un cubo de distintos tamaños y bolsas compostables. Este material es el que se utiliza para depositar los restos de comida que luego hay que tirar en los 60 contenedores marrones repartidos en distintos puntos de la capital.

Los usuarios también disponen de una tarjeta magnética para abrir los depósitos. La llave cuenta con un número de identificación y permite a los participantes sacar la basura orgánica a cualquier hora del día.

SE RECICLA MÁS. El concejal de Residuos, Raimundo González Carballo, informó de que los datos de la basura reflejan que cada vez se recicla más en Pontevedra. "A cidadanía ten un alto compromiso medioambiental. Non só aumentou o tratamento de biorresiduos senón tamén a recollida doutros de envases, papel e vidro", subrayó.

Sanxenxo y la Boa Vila son los únicos municipios de la comarca que redujeron remesas a Sogama en el primer año de la pandemia


En 2020, la concesionaria del servicio recogió 1.167 toneladas de vidrio, 90 más que un año antes; 1.168 toneladas de envases, 148 más que durante el ejercicio anterior y 1.816 de papel y cartón, que fue la fracción que experimentó el mayor crecimiento respecto a 2019, con 427 toneladas más.

"Non se recolleron as mesmas cantidades todos os meses, pero si se bateron récords mensuais en comparación co exercicio anterior", destacó el edil del BNG.

Los datos del contenedor amarillo del Concello tampoco cuadran con los que maneja Sogama. La planta de Cerceda revela que Pontevedra envió 1.157,58 toneladas de envases y plásticos en 2020, año de la pandemia, lo que suponen un 11,8% más que las 1.021,01 toneladas de 2019.

EN LA COMARCA. La estadística de la Sociedade Galega do Medio Ambiente también confirma que, además de Pontevedra, Sanxenxo fue el único concello de la comarca que redujo los envíos a Cerceda. El municipio de O Salnés pasó de 10.625 a 9.638 toneladas de basura en el último año, lo que supone un descenso del 9,3%. El concello que más aumentó su aportación a Sogama en 2020 fue Ponte Caldelas, un 9,4%, seguido de CerdedoCotobade (8,5%), Vilaboa (7%), A Lama (5,5%), Bueu (5,3%), Marín (4,7%) y Poio (1,6%).

La nave de la empresa pública quemó 66.445,97 toneladas de basura procedentes de estas nueve localidades en el primer año de la pandemia, 899,02 toneladas menos. 

La covid y los plazos. González admite que habrá quinta prórroga de la concesión a Cespa

El edil de Residuos, Raimundo González Carballo, admitió este viernes que habrá que prorrogar el actual contrato con Ferrovial (la antigua Cespa), que finaliza el 9 de junio. Será la quinta ampliación de la concesión. El edil del BNG achaca el retraso de la licitación del nuevo servicio, previsto para marzo, a la pandemia de la covid. "Vaise facer dentro deste ano. Pero primeiro hai que levar a nova ordenanza ó Pleno", explicó.

Más de 400 sugerencias
El nuevo reglamento de basuras ha recibido más de 400 sugerencias vecinales a través de las distintas iniciativas de participación pública. La última de ellas, que finalizó este mes, recibió nueve aportaciones.

125 trabajadores
El servicio de basuras, que gestiona Ferrovial, emplea en la actualidad a 125 personas.

 

 El nuevo contrato. Cinco empresas del sector harán sus aportaciones al nuevo servicio municipal

Cinco empresas del sector de la gestión de residuos participarán el próximo 4 de febrero en una jornada impulsada por el Concello de Pontevedra para elaborar los nuevos pliegos del nuevo contrato de las basuras. Ferrovial, FCC, Urbaser, Acciona y Valoriza harán sus propuestas sobre los modelos de recogida, el compostaje, la economía circular, las energías renovables en los sistema de reciclaje y la aplicación de nuevas tecnologías. La jornada rematará con una mesa redonda con representantes vecinales, empresariales y de colectivos ecologistas para escuchar sus demandas.

La desprivatización, descartada
El edil de Residuos, Raimundo González Carballo, rechaza la desprivatización del servicio de basuras, como reclama la Asociación pola Defensa da Ría (APDR). "Son debates resesos", aseguró.

 

Pontevedra reduce los envíos a Sogama por segundo año seguido
Comentarios
ç