domingo. 19.01.2020 |
El tiempo
domingo. 19.01.2020
El tiempo

Pontevedra registra un descenso de bodas civiles

Unos novios en A Ferrería. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Unos novios en A Ferrería. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Concello celebró el año pasado 55 enlaces, once menos que en 2017 ► Las arcas municipales ingresaron cerca de 4.500 euros gracias a estos casamientos

Pontevedra acusa un descenso de bodas civiles. Lo ponen de manifiesto los datos que maneja el Concello, que en 2018 celebró 55 enlaces de este tipo, once menos que un año antes. La mayor parte de los casamientos fueron oficiados por el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, aunque cualquier concejal de la Corporación local (de los grupos políticos del BNG, PP, PSOE, Marea y Ciudadanos) puede asumir esta tarea.

Los casamientos municipales comenzaron en la ciudad en 1995. Desde entonces, la Corporación ha sido testigo del "Sí, quiero" de 1.201 parejas que decidieron cambiar el altar de la iglesia por la Casa Consistorial o por el Pazo de Mugartegui, los lugares en los que habitualmente se oficial estos eventos. De forma excepcional, los casamientos pueden realizarse en otros municipios.

Una de las bodas civiles más mediáticas de la historia reciente de Pontevedra fue la Emilio Bernárdez y Verísimo Pazos en 2006. Era la primera vez que se oficiaba un casamiento entre una pareja gay en el Concello. Ambos habían copado titulares dos años antes, en 2004, al ser la primera pareja homosexual en inscribirse en el registro de parejas de hecho.

En 2018, las arcas municipales ingresaron 4.495,15 euros gracias a los tributos cobrados a raíz de estos enlaces

Su enlace tuvo que esperar algo más, porque el matrimonio entre personas del mismo sexo no se aprobó hasta junio de 2005. La medida la impulsó el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

La pareja pontevedresa marcaron el camino a otras muchas que decidieron dar el "Sí, quiero" ante la presencia del alcalde. Entre ellas destacó la formada por Antón Prieto, jefe de Protocolo del Concello de Pontevedra, y Javi Montoya, que se casaron en 2007.

81,73 EUROS. Los únicos requisitos para organizar una boda civil en Pontevedra son estar empadronados en el municipio, aportar la documentación personal necesaria y abonar la correspondiente tasa local, que asciende a 81,73 euros.

En 2018, las arcas municipales ingresaron 4.495,15 euros gracias a los tributos cobrados a raíz de estos enlaces.

Las ceremonias pueden realizarse en cualquier día laborable, de 8.00 a 14.30 horas; los viernes por la tarde, de 18.00 a 20.00 horas y los sábados, de 11.30 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas. Los únicos días en los que no se celebran casamientos en el Concello son los domingos y festivos.

Pontevedra registra un descenso de bodas civiles
Comentarios