Martes. 11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo

Gisele deja un herido en A Estrada y múltiples incidencias en las Rías Baixas

La borrasca se aleja pero no la lluvia ► Este jueves continúan la alerta naranja en el mar y la amarilla en toda la provincia por precipitaciones acumuladas

Tras el virulento paso de Gisele, Galicia continuará durante el jueves bajo la influencia de las borrascas, en otro día marcado por el viento, la lluvia e, incluso, la nieve en cotas superiores a los 1.000 metros.

Varias alertas estarán activas en la comunidad:por precipitaciones acumuladas de más de 40 litros por metro cuadrados en zonas de A Coruña y en toda la provincia Pontevedra; por nieve en la montaña de Ourense; y en todo el litoral gallego por vientos de fuerza siete. Además, la costa de Pontevedra y A Coruña estarán bajo alerta naranja por olas de hasta siete metros y en A Mariña lucense el aviso será amarillo también por oleaje. 

VIRULENTO PASO POR PONTEVEDRA. El paso de la borrasca Gisele por Pontevedra ha dejado este miércoles un reguero de incidencias en la provincia. En A Estrada, un conductor resultó herido por la caída de un árbol sobre su furgoneta. A ello se le suma un incidente similar en la Boa Vila, sin daños personales, una mujer herida en Vigo al desprenderse un trozo de una persiana y una multitud de problemas en las parroquias de Sanxenxo. 

En Pontevedra el fuerte viento provocó la caída de un árbol sobre dos vehículos que se encontraban aparcados en la calle Rafael Areses, en las proximidades del Pazo de Cultura.

Al lugar se desplazaron diversos efectivos del cuerpo de Bomberos, que retiraron los restos, cerrando el tráfico rodado para llevar a cabo esta labor.  

Árbol caído sobre un vehículo en la calle Rafael Areses, junto al Pazo da Cultura. V.M.

En Sanxenxo, uno de los municipios pontevedreses más afectados, se registraron multitud de incidentes, sobre todo en las zonas más próximas a la costa.

En la playa de Montalvo, el viento hizo volar al módulo de salvamento –en las imágenes–, además de tirar algunos árboles del parque.

El entorno del Colegio Plurilingüe Abrente, en Adina, también sufrió el paso del temporal, al verse afectados varios tejados de viviendas y de una empresa.

También el viento causó desperfectos en las chapas de la marquesina del paseo de Silgar, así como en la Lonja y la Avenida de Madrid, además de los daños en una valla publicitaria de la rotonda de Baltar.

Las bateas de la ría de Pontevedra también quedaron a merced de la fuerza del mar y del fuerte oleaje. Los restos de una de estas estructuras mejilloneras fueron localizados este miércoles en el entorno del Parque da Memoria, en A Seca, en Poio.

Cabe recordar que ya el pasado fin de semana una embarcación quedó varada en el entorno de O Laño (Samieira).

Restos de una batea en A Seca. DP - Borrasca Gisele

Por su parte, en Ponte Caldelas, el Concello decidió alrededor de las 12,00 horas de este miércoles cortar el acceso al paseo Cordo Boullosa –en A Calzada–, al producirse el desbordamiento del río a la altura de la playa fluvial y por el riesgo de la caída de árboles.

Playa fluvial de Ponte Caldelas tras la llegada de la borrasca. Á.P.

Por otro lado, en Vigo, una mujer ha resultado herida en un brazo y una pierna al ser alcanzada por un trozo de una persiana desprendido por el viento.

CORTES DE LUZ. Las incidencias en el suministro eléctrico fueron constantes en la comarca durante buena parte del día. Así, centenares de usuarios se quedaron sin luz en el entorno de Campolongo sobre las 20.30 horas debido a una avería que obligó a intervenir a los Bombeiros y a los equipos de electricistas. Los trabajos de reposición se prolongaron durante varios minutos.

Pero, sin duda, el mayor problema se vivió en el municipio de Sanxenxo, donde, por segunda vez en apenas 72 horas, numerosas familias sufrieron apagones, provocados por tres averías. La más grave se produjo a las 10.00 horas en la línea de Vilalonga, que dejó sin luz a 7.968 usuarios. Fuentes de Gas Natural Fenosa explicaron que el 68% de los afectados recuperaron el servicio en apenas diez minutos y que los problemas quedaron solucionados al 100% en 52 minutos.

Anteriormente, a las 9.28 horas, coincidiendo con un fuerte aguacero, se produjo otro fallo que afectó a 239 vecinos de la parroquia de Noalla, que permanecieron sin energía durante algo más de cuatro horas. Por la noche, sobre las 21.30 horas, se repitieron los apagones en Portonovo.

En A Estrada, la caída de un árbol sobre el tendido eléctrico provocó un corte en el suministro desde las 7.30 horas, que afectó a 258 clientes de Lagartóns, Pardemarín y Piñeiro.

Fenosa contabilizó 2.400 afectados en diferentes municipios de la provincia.

300 INCIDENCIAS. Según el resumen facilitado por la Central de Atención ás Emerxencias 112, Galicia gestionó durante la jornada de este miércoles (el último parte llegó pasadas las 19,00 horas) un total de 290 incidencias, siendo el periodo entre las 10 y las 13 horas el de máxima actividad de la borrasca. 

De ellas, 124 se corresponden con la provincia de A Coruña; 123, con Pontevedra; 24, con Ourense; y 18 con la de Lugo. Los ayuntamientos más afectados han sido los de Vigo (18), Ames (14), Carballo (12), Santiago de Compostela (9), Pontevedra (9) y Vilagarcía de Arousa (9). 

Restablecido el transporte marítimo en la ría de Vigo
El transporte marítimo en la ría de Vigo ha quedado restablecido a primera hora de la tarde de este miércoles tras haber sido suspendido por la mañana debido al mal tiempo como consecuencia de los efectos de la borrasca Gisele.

Según han informado a Europa Press fuentes de la naviera Mar de Ons, a las 13,00 horas de este miércoles quedó restablecido el servicio entre Cangas do Morrazo y Vigo. 

Gisele deja un herido en A Estrada y múltiples incidencias en las...
Comentarios