sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Pontevedra registró menos herencias en 2020 que antes de la pandemia

Una vista de Pontevedra con el edificio de la Axencia Tributaria en primer término. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Una vista de Pontevedra con el edificio de la Axencia Tributaria en primer término. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La lentitud en la tramitación y el hecho de que ya no tributen las que tienen un valor inferior al millón de euros provoca que muchas aún no figuren en las estadísticas

A pesar de la importante cifra de defunciones que ha traído consigo la pandemia, las transferencias de propiedades inmobiliarias a través de herencias y donaciones descendieron el año pasado en la provincia de Pontevedra.

Según el INE a partir de la información contenida en el Registro de la Propiedad, en 2020 en el territorio provincial se inscribieron 1.916 viviendas heredadas, un 21% menos que durante el ejercicio anterior, antes de que la Covid-19 hiciese aparición. En el caso de las fincas rústicas, el descenso fue del 22,5% y, analizando el total de fincas urbanas, la bajada alcanzó el 22,2%, al pasar de las 4.103 inscritas en 2019 a solamente 3.192 en todo el año pasado.

Pero la caída de cifras no solo afectó a las herencias, sino también a las donaciones. En los 61 municipios que forman la provincia se materializó la transferencia de propiedad por donación de solo 106 viviendas (50 menos que la anualidad anterior). Si hablamos de fincas rústicas, el total fue de 56, casi la mitad de las que se habían efectuado en 2019 y, en cuanto a fincas urbanas, la cantidad cayó de 289 a 209, es decir, casi un 28% menos.

Estos descensos contrastan con las cifras a nivel estatal, donde el mes de diciembre se cerró con un incremento interanual del 15,5% en herencias y del 14,7% de donaciones, tal y como refleja el INE.

No obstante, la diferencia entre la realidad nacional y la pontevedresa no tiene tanto que ver con que el porcentaje de defunciones producidas en uno y otro territorio sea diferente, sino que deriva principalmente de cuestiones relacionadas con la propia tramitación de las herencias. Tal y como explicó un bufete de abogados local, "una tramitación de una herencia no es tan rápida como la gente cree" y, de hecho, el único paso que un heredero debe dar obligatoriamente cuando alguien fallece y le deja la propiedad de algún bien es la presentación del impuesto correspondiente, para lo que existe un plazo de seis meses, pero para lo que también se puede pedir prórroga de seis meses.

"Además, si hablamos de herencias de escaso valor, la Administración tributaria no se llega a fijar en ellas porque no tributan, sino que están exentas hasta un determinado valor, que es de un millón de euros por causante, como normal general", matizó el bufete. De hecho, precisó que "la mayoría de las herencias no llegan a tributar" por esa causa y por otras como que, "si se trata de la vivienda habitual, también está prácticamente exenta". 

IMPUESTOS. Pero más allá del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, algo que sí pagan muchos herederos es lo que habitualmente se conoce como plusvalía, es decir, el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana. Este, que no afecta a los bienes rústicos pero sí a los urbanos, depende de cada concello "y hay algunos ayuntamientos que no lo están tributrando y otros que sí", aclaró el abogado. Cuando se vende un inmueble, es el vendedor quien debe abonar la plusvalía. En cambio, en el caso de una donación o herencia es la persona que recibe el bien la que deberá liquidar el tributo ante el concello.

En todo caso, apuntó este letrado, "cuando hablamos de una herencia de escaso valor, algunas personas no quieren tramitarla, sino que están más interesadas en tramitar la venta del bien para llevarse el dinero". Este hecho, en unas circunstancias como las actuales, donde lo que prima a causa de la pandemia es la incertidumbre, muchos prefieren aplazar las posibles operaciones de ventas y compras a la espera de que se normalice la situación. De cualquier manera, "todo esto desencadena en que muchas herencias no aparecen todavía como resueltas" y no constan aún en los registros ni en las estadísticas. 

Los adelantos de herencia a través de pactos de mejora, opción al alza
Cada vez son más las personas que en lugar de las herencias tradicionales prefieren tramitar adelantos de herencia a través de un pacto de mejora, es decir, dejar en vida los bienes que a su muerte corresponderían a sus herederos directos.
Según explica este bufete de abogados, para ello hay que cumplir un requisito de consanguineidad, pero esta opción ofrece ventajas, de ahí que progresivamente vaya aumentando el número de ciudadanos que se decantan por esta alternativa.
En palabras de este abogado, "por debajo del valor de un millón de euros se está igualmente exento de tributar, pero es que además, con este sistema el heredero pasa a disponer del bien siendo su titular desde ese momento y eso ya es algo imposible de revocar". 
Como uno de los posibles ejemplos, este letrado citó el de "una persona mayor que tiene un hijo y quiere dejarle una casa, pero esa casa necesita una reforma o reparación y el hijo no se atreve a hacerla porque de momento su padre o madre está vivo así, que la casa aún no es realmente suya. Hay que tener en cuenta que a veces hay conflictos familiares, con hermanos. De este otro modo, si se hace este adelanto de herencia a través del pacto de mejora, la casa ya es suya y no hay forma de que se la pueda quitar una tercera persona", explicó

Pontevedra registró menos herencias en 2020 que antes de la pandemia
Comentarios
ç