viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Pontevedra reinicia su comercio local

Adrián García atiende a Dolores en Almacenes Clarita. DAVID FREIRE
Adrián García atiende a Dolores en Almacenes Clarita. DAVID FREIRE
Las calles de la ciudad recuperan poco a poco la actividad en la fase 0 de la desescalada con la apertura de servicios y tiendas de hasta 400 metros cuadrados 

Lo primero que Dolores hizo este lunes, el primer día de la fase 0 de la desescalada, fue telefonear a Almacenes Clarita para comprobar que abriría sus puertas siete semanas después de decretarse el estado de alarma. "Prefiro comprar no comercio de Pontevedra", explica a punto de pagar un juego de sábanas en esta tienda, una de las más antiguas de la ciudad. "Sempre fun partidaria do noso produto, pero agora fai falta máis que nunca botar unha man". "Tamén é clienta por internet, pero no comercio local", apunta Adrián García tras el mostrador. El joven es, de momento, el único dependiente, aunque esta semana se incorporará alguno de sus cuatro compañeros al ser posible atender a un cliente cada uno simultáneamente. "Abrimos con cita previa e tivemos unha grande acollida, con xente moi concienciada co pequeno comercio e que quere gastar na cidade". Está convencido de que ver todo cerrado durante estas semanas "foi unha chamada de atención, unha paisaxe que a ninguén quere ver".

Gel hidroalcohólico en la entrada, mascarillas, desinfección continua... Son también las nuevas medidas higiénicas que se están implementando en todos los pequeños negocios que este lunes reabrieron, casi todos con un horario más reducido y la obligatoria cita previa, al menos durante esta semana.

2020050512021794600Es el caso de Alma Gemela, una pequeña tienda de moda en los soportales de A Ferrería regentada por Sara Magariños y que este lunes estaba poniendo el local con todas las medidas de seguridad a punto para recibir a sus primeras clientes, que esta semana atenderá con cita previa. "Podemos ter ata dúas persoas dentro, pero a atención será aínda máis personalizada". en su caso se considera afortunada, pues no tiene empleados a cargo y percibió la ayuda por cese de actividad para autónomos. "É máis doado volver empezar".

En la calle San Román volvió a la actividad el local de reparación de calzado Patricio. "Estamos desinfectando todo, vamos a adelantar el mostrador y tomar todas las medidas de seguridad -explica Carina Pérez-. Esta semana trabajamos con horario reducido y cita previa. Los clientes llevaban días preguntando para poder venir".

2020050512021866200En Pontejabón (calle Marquesa) Nanda Castro abre estos días "cun horario escalado" y cita previa "para xente que fixo encargos". "Temos produto de primeira necesidade, pero por precaución e conciencia decidimos pechar ata agora. Agora aínda non ten sentido o horario normal, porque ninguén vai estar na rúa nin facer vida normal".

Otros pequeños comercios que abrieron este lunes fueron algunas mercerías y tiendas de telas y ferreterías. En el caso de Villaverde (Benito Corbal), el propietario y un empleado llevan ya unos días atendiendo a la clientela desde detrás de la verja, "tuneada" con mamparas de plástico. Despachan luminarias, pequeño electrodómestico y productos para "chapucillas". "Hay bastante demanda, así que pensamos abrir también por la tarde" para devolver la fidelidad a una clientela que les esperó a pesar del comercio online.

Los clientes guardan cola para ser atendidos en la ferretería Villaverde. DAVID FREIRE

Pontevedra reinicia su comercio local
Comentarios