lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

Pontevedra y Sanxenxo, entre las zonas de costa con más demanda de alquileres

Edificios en primera línea de la playa de Silgar, en Sanxenxo. GONZALO GARCÍA
Edificios en primera línea de la playa de Silgar, en Sanxenxo. GONZALO GARCÍA
La proliferación de pisos turísticos hace cada vez más difícil encontrar un arrendamiento anual en determinados municipios como el sanxenxino

Pontevedra, Vigo y Sanxenxo son los tres concellos de la provincia incluidos en el top español de municipios litorales más buscados para alquilar. Así se recoge en el ranking elaborado por el portal inmobiliario Idealista, que en Galicia señala, además de las anteriores, las localidades de A Coruña, Oleiros, Culleredo, Foz, Viveiro y Ribadeo como destinos con más demanda de arrendamientos.

Todas las inmobiliarias coinciden en que este año el interés por los pisos para el verano se ha multiplicado, probablemente porque la pandemia ha cambiado los hábitos turísticos y muchas familias, parejas o grupos de amigos que antes pernoctaban en un hotel, ahora prefieren arrendar un apartamento o casa para tener su propio espacio sin necesidad de compartir con otros huéspedes las zonas comunes, como comedores, piscinas o la recepción.

Esa tendencia se aprecia principalmente en lugares como Sanxenxo, donde "este mes de julio está habiendo mucha más demanda de alquileres de verano", tal y como explicaron el viernes en la Inmobiliaria Javier Tovar.

Sin embargo, en cuanto a precios, "las cifras son similares a las del año pasado", aseguraron en el mismo negocio. "En Sanxenxo, en primera línea de playa, un apartamento de dos habitaciones (de unos 60 metros cuadrados) sale por unos 6.000 euros al mes en agosto y por entre 4.500 y 5.000 en julio. Si el alquiler es por quincenas, serían unos 3.000 euros para la segunda quincena de julio o la primera de agosto y unos 2.400 para la primera quincena de julio. En junio y septiembre las cifras ya pueden bajar hasta unos 700 euros por quincena. Y si hablamos de segunda línea de playa, ya nos vamos a unos 3.000 euros por el mes entero y unos 1.700 por quince días".

Incluso con estos números, encontrar un piso disponible a estas alturas en la villa de Silgar no es tarea fácil. Y todavía resulta más complicado si un inquilino está buscando alquilar no solo en verano, sino todo el año. La razón es que muchos propietarios han optado por dar de alta sus viviendas como pisos turísticos, al salirles más rentable arrendar por temporada que hacerlo a largo plazo.

Tal y como explicó Suso Sueiro, de Sueiro Servicios Inmobiliarios, "muchos arrendadores se han pasado al alquiler turístico y ya no alquilan para todo el año, así que en alquileres anuales hay mucha demanda y muy poca oferta, de ahí que los precios hayan subido. Por ejemplo, en Dena (Meaño) o en Vilalonga, un alquiler anual de un apartamento de un dormitorio sale por unos 350 euros al mes, de dos dormitorios por entre 400, 420 y 450 euros y de tres dormitorios, de 450 o 500 euros para arriba. En Sanxenxo, a todas esas cifras hay que ponerle encima otros 50 euros más y lo mismo sucede en Poio. Estamos hablando, eso sí, de unos estándares de calidad medios y medio-altos: pisos con calefacción, garaje, una antigüedad máxima de 15 años y con instalaciones de calidad".

"Quiénes se mudan allí para trabajar en la temporada estival no encuentran un piso asequible"
Situaciones que hace años eran habituales en destinos de vacaciones como Marbella, Benidorm o Palma de Mallorca, por poner varios ejemplos, ahora se dan también en muchos puntos de las Rías Baixas. Y es que el turismo también atrae a muchos profesionales que durante la temporada estival se mudan a esas localidades para trabajar en puestos de hostelería, seguridad ciudadana o servicios varios.

El problema al que se enfrentan es encontrar una vivienda asequible cuyo alquiler no les obligue a gastar la mayor parte del sueldo.

TESTIMONIO. Tal y como explicó Suso Sueiro, de Sueiro Servicios Inmobiliarios, "hay muchos casos de policías locales, guardias civiles que vienen estos meses en comisión de servicio, personal sanitario o incluso camareros que vienen a trabajar a zonas como Sanxenxo y no encuentran donde vivir. Puedo poner como ejemplo el de unos guardias civiles que se vinieron el verano pasado y para los que encontramos un piso en alquiler en Dena, pues este año ya resultó imposible. Tanto en O Salnés como en Pontevedra hay mucha demanda y muy poca oferta".

Eso, unido a la proliferación de pisos turísticos que solo alquilan por temporada para sacar más rentabilidad, hace que los precios se disparen y no sean accesibles para quienes van a trabajar y no a veranear.

Pontevedra y Sanxenxo, entre las zonas de costa con más demanda de...
Comentarios
ç