miércoles. 17.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 17.07.2019
El tiempo

Pontevedra se sumerge en los felices años 20

Personas caracterizadas de época en Pontevedra.
Personas caracterizadas de época en Pontevedra.
La ciudad acoge la primera edición de la fiesta de época Ponte Coqueta, que rebobina el tiempo para volver a la década del swing, la 'ley seca' y los broches

Había un fin de semana sin fiesta en Pontevedra en todo el mes de agosto y eso no podía ser posible. Con ese argumento, los organizadores de Ponte Coqueta llenaron el único hueco que quedaba en el calendario de fiestas de los pontevedreses para volver a los años 20 y despedir agosto a ritmo de swing. Y así fue como Pontevedra volvió ayer a la década en la que las mujeres recortaron el largo de sus vestidos y sus peinados, comenzaron a fumar, a beber y a bailar como si el mundo se acabase en cuestión de un par de horas.

Fue precisamente eso lo que hicieron los asistentes a la fiesta de ayer, a la que muchos acudieron vestidos de época. Broches, bolsos, guantes, estolas, plumas. No podían faltar las lentejuelas, los lazos, las flores, las gasas, las diademas y los largos collares. Los hombres se paseaban con pajaritas y sombreros de copa, además de lucir estilosos chalecos y tirantes sujetando los pantalones.

Por la calle había puestos de artesanía y comida que invitaban a los transeúntes a quedarse para tomar algo o comprar algún artículo de época. Además, puestos de bebida desafiaban la conocida como ‘ley seca’, que prohibía el consumo de alcohol en Estados Unidos durante los años 20.

El evento fue organizado por el Concello y el grupo musical Primordiais, que aprovechó la ocasión para presentar su primer trabajo.

EL EVENTO. La fiesta empezó pasado el mediodía con la apertura de la feria en la Praza de Curros Enríquez, el epicentro del regreso a los felices 20. La escuela Mayeuswing ofreció una muestra de claqué y ‘lindy hop’ para animar las primeras horas de Ponte Coqueta, un evento que se celebró por primera vez en Pontevedra.

A las 13.00 horas comenzó la sesión vermú, con música de The Loopholes Band y DJ Pontanilla. Mientras los asistentes preparaban su estómago para la comida con los mejores licores, los artistas se encargaban de animar el ambiente con los ritmos frenéticos y alegres de la década.

Por la tarde se celebraron diferentes talleres para niños y adultos. Así, los más pequeños aprendieron a crear sus propias cometas en un curso rápido de confección y realización de las mismas. Casa Taller también ofreció otras opciones de ocio para los niños y niñas, como clases de serigrafía o pintura cuyos resultados fueron luego expuestos durante la fiesta.

Además, la escuela Swing on School ofreció clases de danza ‘lindy hop’ de forma gratuita a todos los asistentes que lo desearon. Eso sí, para participar era necesario inscribirse en el Casino Mercantil unos minutos antes de comenzar la actividad.

Ya por la noche, para despedir la fiesta, el grupo The Alley Stompers animó la velada para que los asistentes mostrasen sus habilidades danzando. Y es que los mejores bailarines fueron premiados al final de la noche. Del mismo modo, los mejores vestidos también recibieron un premio de manos de la organización del evento. La noche terminó en la Droguería Moderna con un concierto del dúo Primordiais. Los que todavía tenían ganas de más, siguieron bailando hasta altas horas de la madrugada en El Pequeño.

HISTORIA. Los años 20 suelen ser recordados como una época feliz de la historia. El fin de la I Guerra Mundial despertó entre la población muchas ganas de divertirse y olvidar el drama bélico, por lo que creció la industria del ocio, la música y el cine. Del mismo modo, clubs y salas de baile de todo el mundo se llenaron de ritmo y bailarines con ganas de pasárselo bien.

Es por esto que las costumbres se relajaron y los jóvenes comenzaron a pedir más libertad, especialmente las mujeres. Esa imagen de rebeldía, de felicidad, se vio truncada en 1929, al producirse el conocido ‘crack’ económico que volvió a sumir al mundo en una nueva crisis, otra más en uno de los siglos más convulsos de la historia.

En lo que se refiere a moda, los complementos variados y llamativos, el maquillaje y los looks atrevidos cobraron protagonismo dando lugar a un estilo que todavía permanece hoy en día. De hecho, el estilo ‘vintage’ recupera la moda de estos años.

Pontevedra se sumerge en los felices años 20
Comentarios