miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

LAS ÚLTIMAS TENDENCIAS PARA EL ENLACE IDEAL, E SI QUERO

Pontevedra se va de boda

Una pareja de recién casados al terminar la ceremonia
Una pareja de recién casados al terminar la ceremonia
El municipio capitalino registró 199 matrimonios durante el año pasado, la mayoría de ellos de carácter civil ► La estadística de enlaces en la provincia es fluctuante en los últimos años, aunque los religiosos son cada vez menos

Pontevedra se va de boda cada dos días. O casi, porque en el municipio se celebraron 199 enlaces durante el año pasado o, lo que es lo mismo, uno cada 1,8 días. Los datos facilitados por el Rexistro Civil desvelan que de estos casi 200 casamientos prácticamente la mitad, en concreto 82, se oficiaron allí mismo, en los juzgados de A Parda. Los demás se repartieron entre las distintas parroquias pontevedresas y el Ayuntamiento.

Las cifras oficiales de 2016 continúan siendo una incógnita, dato que el Instituto Nacional de Estadística (INE) solo ofrece, por el momento, las referidas al primer semestre. En este caso en la capital se oficiaron 75 enlaces, mientras que la cifra en la provincia ascendió a 812. De estas, la gran mayoría fueron de carácter civil (691), frente a las celebradas por el rito católico (104).

De hecho, Pontevedra es la séptima provincia de España con mayor porcentaje de casamientos civiles (85%), solo por detrás de Girona, Barcelona, Tarragona, Gipuzcoa, Bizcaia y Álava.


Pontevedra es la séptima provincia en porcentaje de bodas civiles, tras Girona, Gipuzcoa, Bizcaia, Álava, Barcelona y Tarragona


A falta de conocer los datos correspondientes a la segunda mitad del año, que suelen ser superiores al aglutinarse la mayoría de las bodas en los meses de verano, la tendencia apunta a una reducción en la cifra de casamientos frente a ejercicios anteriores.

Así, parece difícil que se alcancen los números registrados en 2015, con 3.251 enlaces en la provincia. El dato de la capital (294) ya da una pista respecto a las 199 de 2016, un tercio menos.

En cuanto a la provincia, de los 3.224 matrimonios oficiados entre cónyuges de distinto sexo hace dos años (los otros 27 fueron entre hombres —10— y mujeres —17—), el 73,6% fueron civiles. Las 293 de la capital se dividen en 215 civiles y 78 religiosas.

Las cifras de 2015 se acercan a las de tres años atrás, ya que en 2012 también se superó la barrera de las 3.000 bodas en la provincia. Fueron, concretamente, 3.208. De ellas, 3.185 las protagonizaron personas de distinto sexo; 322 de ellas en Pontevedra capital.

Así, los dos años siguientes refrendaron la tendencia a la reducción de ceremonias. En 2013 fueron 2.948. De ellas, 2.917 entre hombres y mujeres; 260 correspondientes a la Boa Vila y sus parroquias.

En 2014 la provincia registró 2.959 bodas, 2.934 entre personas de distinto sexo. Esta cifra se divide entre 2.073 civiles y 852 católicas. En el municipio pontevedrés fueron 269 (177 civiles y 91 religiosas).

MUGARTEGUI. ¿Pero dónde se casan las parejas en Pontevedra? "Aproximadamente un tercio das vodas que se celebran en Pontevedra son no Concello ou no Pazo de Mugartegui. Outro tercio son nos xulgados e o resto son relixiosas", explicó este viernes el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, durante la inauguración de la quinta edición del Salón de vodas, eventos e grandes celebracións Si Quero, que se celebra este fin de semana en el Recinto Feiral.


El alcalde admite que "tento que a xente se case alí", entre otras cosas, confiesa, para facilitarle la agenda


La media de enlaces oficiados en la Casa Consistorial o en el pazo de la Praza da Pedreira es de "entre 70 ou 80 ao ano", apuntó. De hecho, los datos reflejan que en 2015 fueron 84, 23 más que el año anterior, por lo que las arcas públicas ingresaron casi 7.000 euros. La estadística señala que desde 1995 la cifra superó el millar de enlaces.

Desde 2008 los novios pueden cambiar el Consistorio por el Pazo de Mugartegui, una opción que a Fernández Lores le parece extraordinaria. "A maioría da parellas elixe Mugartegui. É un espazo que me gusta porque é moi atractivo. O salón vermello, as fotos no balcón, a horta de López Abadín... É un edificio histórico".

El alcalde admite que "tento que a xente se case alí" en lugar de hacerlo en algún otro pazo o restaurante, "por moi bonito que sexa". Entre otras cosas, confiesa, para facilitarle la agenda. "Hai sábados que teño que oficiar tres vodas. Nalgún caso ata seis", sobre todo en los meses de verano. Este cronograma sería impensable si el oficiante tuviera que trasladarse fuera de la ciudad para ejercer de maestro de ceremonias en enclaves típicos en estos casos como A Toxa, Moraña, Bueu o los pazos de la comarca de O Salnés.

PRESUPUESTO. Una boda, como cualquier celebración que se precie, no tiene un presupuesto fijo, ya que este depende de múltiples variables, por lo que es prácticamente imposible dar una cifra. Desde el número de invitados a la calidad del banquete o la especialización de los detalles, los precios de un enlace pueden dispararse hasta el infinito.

Paula Salgueiro, socia de la empresa pontevedresa Elefantes de Cacharrería junto a Iria Viñas, se atreve a poner una cifra. "Para unha voda de cen persoas... diría que uns 18.000 euros, aínda que é moi difícil calcular o prezo. Por exemplo, é máis barata nun restaurante que nun pazo. E depende moito dos detalles".

Esta firma de 'wedding planners' es una de las que está presente en el Salón Si Quero y se encarga de organizar los enlaces "dende o minuto cero" si la pareja así lo solicita o simplemente organizar parte del evento o servir de apoyo a los novios en el supuesto día más feliz de sus vidas.

"Buscamos o emprazamento, deseñadores de vestidos, do traxe do noivo, fotógrafos, decoración, photocall, flores... Todos os servizos. Ademais personalizámolo todo. Non hai dúas vodas iguais. Por esforzo que non sexa", afirma Salgueiro. "Ningunha será unha copia de outra". Así, cada vez hay más parejas que confían en sus servicios porque, además, el coste del asesoramiento "non chega ao 5% do custe total da voda".

Además de la tranquilidad que supone despreocuparse de la organización, delegar en una empresa de este tipo también puede suponer un ahorro, dado que "temos acceso a moitos proveedores e podemos ofrecer mellores prezos". ¿Y cuánto tiempo hace falta para organizarla? "Non hai un mínimo. Desde un mes a un ano".

Pontevedra se va de boda
Comentarios