Jueves. 23.05.2019 |
El tiempo
Jueves. 23.05.2019
El tiempo

Pontevedra también ardió un 15 de abril

Incendio en el Teatro Principal el 15 de abril de 1980. RAFA FARIÑA
Incendio en el Teatro Principal el 15 de abril de 1980. RAFA FARIÑA

Los habitantes de París asistieron conmocionados al incendio en uno de los emblemas arquitectónicos, la catedral de Notre Dame. Un 15 de abril, pero en 1980, en la capital de la provincia pasó algo parecido: se quemó el Teatro Principal

Los bomberos sofocan el incendio en el Teatro Principal el 15 de abril 1980. RAFA FARIÑA"EL TEATRO principal y el Liceo Casino, pasto de las llamas" titulaba en su portada Diario de Pontevedra el 16 de abril de 1980. La ciudad había amanecido conmocionada 24 horas antes. En la madrugada del día 15 se había desatado un incendio en el Teatro Principal que lo había reducido a cenizas. En la misma fecha, 15 de abril, 39 años después de aquel suceso, el mundo entero quedaba impactado por las imágenes que retransmitían en directo cómo la Catedral de Notre Dame, uno de los emblemas de la ciudad de París y uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Europa, era pasto de las llamas.

La coincidencia no pasó inadvertida para muchos de los pontevedreses que vivieron aquel otro momento. El primero, el alcalde de entonces, José Rivas Fontán, que recordaba cómo había comentado, el día anterior, el suceso con su familia. "Lo hablamos en casa. Las caras de la gente de París eran exactamente las mismas que las de la gente de Pontevedra". Para Rivas, el impacto de un incendio de estas características es parecido, aunque a diferente nivel. "El Teatro Principal, de alguna manera, es a Pontevedra lo que Notre Dame a Europa".

MEMORIAS. El episodio del incendio del Teatro Principal ocupa un lugar destacado en las memorias del exalcalde, Solo Rivas Fontán, que escribió el periodista Adrián Rodríguez en 2016. De hecho, se le dedica un capítulo entero, Las llamas del Teatro Principal. "La noche en que Pontevedra se llenó de sirenas y humo cogió a la mayor parte de la ciudad durmiendo. Al alcalde, que llevaba menos de un año en el cargo, también. -Alcalde, está ardiendo el teatro", narra el periodista, "(...) 102 años después de su inauguración, el Teatro Principal es un conjunto de ruina, polvo y cenizas, con la fachada principal mutilada y con el interior digno de un campo de batalla arrasado por los bárbaros".

Rivas lo rememoraba, de nuevo, para Diario de Pontevedra. "Aunque el impacto en la ciudad es el mismo, hay una diferencia muy importante con respecto a cualquier incendio de hoy en día, más si estamos hablando de un incendio en una ciudad como París", explica Rivas Fontán. "Porque aquí no había medios. Apenas media docena de bomberos que ni siquiera podían disponer de potencia de agua para enfrentarse al fuego. Eso fue terrorífico. Tuvieron que venir en nuestra ayuda los bomberos de la Escuela Naval Militar de Marín".

El exalcalde cuenta que la retransmisión de las imágenes de Notre Dame le devolvieron a la memoria varios momentos parecidos en el incendio de Pontevedra. "Como el de las llamas reventando el techo", dice. "Recuerdo también el desplome de la fachada del Principal, que hizo un ruido tremendo. Aquello ponía los pelos de punta".

Finalmente, el Teatro Principal ardió y Rivas Fontán hizo de su reconstrucción un empeño personal. "Había que hacerlo. Era difícil, pero había que hacerlo. Y lo hice". La reinaguración tuvo lugar el 2 de enero de 1987.

Incencio del convento de San Francisco el 18 de junio de 1995. MIGUEL VIDALSAN FRANCISCO. Unos pocos años después, la imagen del fuego sobrecogía de nuevo Pontevedra. Otra de las grandes construcciones del centro de la ciudad comenzaba a arder, de nuevo de madrugada. Fue el 18 de junio de 1995. Un incendio devoró entonces el Convento de San Francisco.

Lo contaba, en febrero de 2016, el columnista, crítico literario y responsable del Archivo de Diario de Pontevedra, Ramón Rozas, en el propio periódico, con motivo del último gran incendio que sufría la ciudad: el del edificio de la Praza da Ferrería. "La madrugada del 18 de junio de 1995, decenas de pontevedreses que disfrutaban de una noche de sábado, contemplaron como un fuego originado por unas velas arrasaba el artesonado y, tras él, la nave central y la biblioteca del Convento de San Francisco". En esta ocasión, la recuperación del edificio fue rápida. "El 5 de octubre de 1996, tras la restauración dirigida por el arquitecto Celestino García Braña, se procedía a la reapertura del templo", sigue contando Rozas.

Incendio en la Praza da Ferrería el 1 de febrero de 2016. RAFA FARIÑAMICHELENA. El responsable del Archivo de Diario, en ese mismo texto, recordaba otro incendio sobrecogedor en Pontevedra, el de la Librería Michelena. En este caso se produjo el 15 de febrero de 1993. "El fuego, que no entiende de sentimentalismos ciudadanos ni de historias vitales, arrasó otro de esos espacios en los que la vida fluye, en este caso a través de los libros", escribe. "El 15 de febrero de 1993, 30.000 libros perecían bajo las llamas en un incendio registrado en la Librería Michelena, uno de los corazones culturales de la ciudad".

Mucho más presente tienen los pontevedreses el fuego que se desencadenó en el edificio de La Moda Ideal, en los Soportales de la Praza da Ferrería, el 1 de febrero de 2016, unos pocos días antes del inicio del Carnaval. De nuevo, cientos de personas se echaron a la calle para contemplar estupefactos cómo se desencadenaba un incendio por la tarde que acabó por consumir el edificio ya de noche y que llegó tanto a la calle Michelena como a las contrucciones conlindantes. "Un espectacular incendio devoró a última hora de ayer un edificio en el corazón de Pontevedra", escribía María Argibay en su crónica del día siguiente en el periódico. "El fuego dejó hecho cenizas el inmueble con fachada al número cinco de la Praza da Ferrería, donde se situaba el emblemático comercio La Moda Ideal, y al número 12 de la calle Michelena, donde se encuentra la zapatería Cuplé".

Pontevedra también ardió un 15 de abril
Comentarios