Pontevedra vivió la primavera más seca del último lustro

El punto de MeteoGalicia situado en Campolongo constata que la pluviosidad de marzo, abril y mayo de 2022 fue la más baja de los últimos cinco años
Una mujer y una niña se refrescan en la Praza dos Nenos durante la pasada ola de calor. RAFA FARIÑA
photo_camera Una mujer y una niña se refrescan en la Praza dos Nenos durante la pasada ola de calor. RAFA FARIÑA

Las Rías Baixas dieron carpetazo a una primavera especialmente seca en este territorio. Tanto es así que la cantidad de lluvia registrada en esta estación meteorológica (que incluye los meses de marzo, abril y mayo a efectos de cálculos) ha sido la más baja del último lustro, tras registrar 237,9 litros/m² frente a los 295 de la primavera de 2021, 363,9 en la de 2020 y 363,4 en 2019. La de 2018 fue la primavera más lluviosa de los últimos cinco años, con 652,3 litros por metro cuadrado, según los datos de MeteoGalicia para su punto de medición situado en Campolongo.

La información numérica de la Unidad de Observación y Predición Meteorológica de Galicia precisa que en la pasada primavera, de los 237,9 litros/m² caídos en la capital del Lérez, 111,8 corresponden al mes de marzo, 88,2 al de abril y 37,9 al de mayo. El mes más seco de las últimas cinco primaveras correspondió a mayo de 2019, con 26,8 litros/m², mientras que el más lluvioso fue marzo de 2018, con 408,9 litros/m².

Durante la pasada estación primaveral se contabilizaron 11 jornadas con alguna precipitación en la capital del Lérez (cinco en marzo, cinco en abril y una en mayo) y entre todas sumaron 237,9 litros por metro cuadrado, según los datos del organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente para su punto de medición de Campolongo. Para hacerse una idea de lo que supone esta escasa cantidad de lluvia, basta con compararla con la que se registró durante todo el año pasado, con 57,1 litros por metro cuadrado menos.

Los días de lluvia registrados en la Boa Vila durante la pasada primavera fueron los mismos que en esa misma estación en 2021 (11), lo que da pie a pensar que se esté consolidando una posible tendencia, la de que marzo, abril y mayo serán más secos de lo estaban siéndolo hasta 2021. Y es que había llovido en bastantes más jornadas en las primaveras de 2020 (43,8 días), 2019 (39,8) y 2018 (21).

Ni gota

Según los datos de MeteoGalicia recogidos en su punto de observación de Campolongo, en las últimas cinco primaveras solo hubo dos meses en los que no cayó ni una gota: mayo de 2018 y marzo de 2021.

En lo que respecta a la temperatura media de los meses de primavera del último lustro, solo la de mayo de 2020 (19 grados centígrados) superó a la de ese mismo mes de 2022 (18,3 grados). En todo caso, en la pasada primavera no se registró una oscilación significativa con respecto a años anteriores (12,6º en mayo y 13,4º en abril). Mayo de 2018 fue el mes de los últimos cinco años de más frío y donde se desplomaron las temperaturas, con una temperatura media de 10,6º.

Los registros obtenidos en el punto de observación de Campolongo indican que de marzo a mayo hubo en la capital de las Rías Baixas 115,8 horas de frío en los que la temperatura fue igual o inferior a 7 grados centígrados. Fue esta la primavera más fría del último lustro registrada en la ciudad, especialmente el mes de marzo, con 72,3 horas en los que el termómetro no pasó de los 7 grados. En abril fueron 43,5 horas, mientras que en mayo las temperaturas fueron más agradables, ya que en ningún momento se bajó de los 7 grados.

En su informe climatológico correspondiente a la primavera de 2022, MeteoGalicia subraya que en Galicia fue esta una estación "moi cálida", con elevadas temperaturas máximas registradas principalmente en el mes de mayo. Precisa que en marzo las bajas temperaturas de la primera mitad del mes se compensaron en la segunda mitad con las temperaturas "superiores ao normal nun mes de marzo". En abril se volvieron a compensar las situaciones frías con las jornadas de sol y calor que se dieron a lo largo del mes, y un mayo "extremadamente cálido" en el que las temperaturas fueron "elevadas para a época do ano" (con una temperatura media de 16,9º) debido a la frecuencia de situaciones anticiclónicas con aire cálido procedente del Norte de África.

En el conjunto de Galicia la pasada primavera fue "moi seca", con un porcentaje de precipitación de un 27% inferior al período de referencia. "A precipitación –precisa MeteoGalicia– quedou condicionada polos meses de abril (seco) e maio (moi seco), que non pluido compensar o mes de marzo (húmido)".

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) destaca que la comunidad gallega acaba de cerrar la primavera más cálida de la serie histórica antes de un verano que, según los pronósticos, será también cálido y seco. Considera que hay una probabilidad alta de que sea más cálido y más seco de lo habitual, con menos precipitaciones, especialmente en el Norte de la península.

Las espléndidas temperaturas con las que Pontevedra despidió el mes de mayo se han quedado en un espejismo. La nueva estación ha llegado cargada de precipitaciones que contrastan con el bochorno que había llenado las playas de las Rías Baixas. Las lluvias con la que arrancó el verano llegaron acompañadas de un drástico descenso en los termómetros, con temperaturas que oscilan entre los 15 y los 20 grados.

Pronóstico

MeteoGalicia pronostica que en lo que resta de semana el cielo estará en Pontevedra "con nubes e claros en xeral. Agárdanse precipitacións do xoves pola noite ó venres pola tarde e o sábado pola mañá". En cuanto a las temperaturas, subraya que "serán normais para as mínimas e baixas para as máximas respecto ó habitual nesta época do ano, con valores que globalmente se atoparán en descenso moderado".

Tras vivir el pasado verano 2021, según el informe anual de temperaturas elaborado por Copernicus (el Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea), el verano más caluroso desde que se tienen registros, las previsiones que manejan los meteorólogos indican que los próximos tres meses, las temperaturas volverán a alzarse a niveles de récord.

La Agencia Estatal de Meteorología explica en este sentido que la probabilidad de que la temperatura se encuentre en el tercil superior en toda España los próximos tres meses, es "bastante alta" (tercil superior viene a significar "por encima de lo normal", que es lo que concretamente quiere decir esta información aportada como probabilidad para los meses que se aproximan de calor).

La Boa Vila acumula 34 litros/m2 de pluviosidad en solo una semana

La falta de lluvias acumuladas en lo transcurrido del año hidrológico –que comenzó el 1 de octubre de 2021 y que se prolongará hasta el 21 de junio– sigue en aumento y se sitúa en un 26 por ciento por debajo de los valores normales.

En concreto, en ese período se han recogido un valor medio en el conjunto de España de 406 litros por metro cuadrado, mientras que el valor normal para ese período son 545 litros por metro cuadrado, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, la Agencia Estatal señala que entre el 15 y el 21 de junio las precipitaciones afectaron a la mayor parte de la Península, excepto en el cuadrante suroeste, a las islas Canarias más occidentales junto con la isla de Gran Canaria y a la isla de Mallorca.

En cuanto a cantidades, Aemet indica que se han superado los 10 litros por metro cuadrado en la cornisa cantábrica y a lo largo de los Pirineos, en toda Galicia y en zonas más aisladas del sistema Ibérico, del Levante y del norte de Jaén.

Aemet sitúa a la capital de las Rías Baixas entre las ciudades de España con más precipitaciones desde el 15 hasta el 21 de junio

Asimismo, Aemet informa de que se superaron los 40 litros de precipitación acumulada en la provincia de A Coruña, en la mitad oeste de Asturias y en algún punto de los picos de Europa y del pirineo ilerdense.

De esta forma, la Agencia Estatal subraya que destacan las precipitaciones recogidas en los observatorios principales de Vigo-Peinador, con 43 litros por metro cuadrado acumulados; 42 litros por metro cuadrado en Santiago de Compostela-Labacolla; San Sebastián-Igueldo, 38 litros por metro cuadrado; en Pontevedra, 34 litros por metro cuadrado; A Coruña, 30 litros por metro cuadrado y 27 litros por metro cuadrado en A Coruña-Alvedro.