PONTEVEDRANDO... EFECTO PO2

Laboratorio de Creatividade

Fotomontaje del exterior del futuro Laboratorio de Creatividade. DP
photo_camera Fotomontaje del exterior del futuro Laboratorio de Creatividade. DP

Yo creo que a este asunto no se le prestó la debida importancia. Para mí se trata del proyecto más importante que se ha dado en Pontevedra desde que Eva y Adán comieron aquella manzana, sin exagerar. Se trata de transformar el antiguo Conservatorio de Música en un Laboratorio de Creatividade. Es una infraestructura que Pontevedra está pidiendo a gritos. Un lugar de encuentro para todas aquellas personas que se dedican a actividades creativas en Pontevedra, que son muchas más de las que imaginamos. Sobre todo será muy útil para la gente que está en proceso de iniciar un camino.

Saldrán grandes creaciones de ahí, ya se lo digo yo. Aunque los artistas por lo general van por libre, los que escribimos a veces necesitamos a alguien que ilustre los textos y los ilustradores buscan textos o guiones. Allí se encontrarán todos y se formarán círculos de creadores que comparten experiencias e inquietudes. Pontevedra es una potencia cultural de primera magnitud, no sé si nos damos cuenta. Estaría bien que tuviéramos cifras de cuánto mueve el sector y a cuánta gente da trabajo. Hay empresas como Kalandraka o Arnoia que son referencia en todo el Estado español y mucho más allá. Y luego muchas pequeñas empresas que se dedican al mundo del espectáculo, de la literatura o de la música. Y centenares de artistas autónomos que, mejor o peor, viven de lo que crean.

Pontevedra tiene mucha cultura que vender y a los creadores, jóvenes o no, les viene bien tener un nuevo escaparate y un lugar de aprendizaje. Yo vengo desde hace años advirtiendo de que habrá un día una explosión de artistas pontevedreses, como en la época de la Movida en Vigo, de donde además de los músicos, salieron pintores, poetas, fotógrafos, diseñadores, de todo. Está larvándose y será cosa que ocurrirá dentro de un año o de seis, pero ocurrirá, y un nuevo empujón nunca viene mal.

Pontevedra tiene mucha cultura que vender y a los creadores, jóvenes o no, les viene bien tener un nuevo escaparate

El proyecto nos presenta salas de exposiciones, aceleradoras de proyectos artísticos, otra sala de audiovisual, y varias plantas del edificio dedicadas a talleres. Se contará con la colaboración de la Facultade de Belas Artes y es de suponer que con otros servicios como el del Local de Música, que ya viene acogiendo a bandas desde hace no sé cuántos años y que es un exitazo. Tendrá también unos apartamentos para alojar a gente que venga a colaborar o a crear, supongo que durante un tiempo muy limitado, que si no pido yo uno y no me sacan de ahí ni con aceite hirviendo.

Y será municipal, es decir, de todos y todas. Eso es bueno. Está bien que el Concello invierta en algo que puede dar grandes réditos a corto, medio y largo plazo. A ver, que no es que los que escribimos o los que pintan seamos millonarios, ni mucho menos, tampoco lo serán la gran mayoría de los que pasen por ahí, pero muchos sí conseguirán meterse en el mercado, cosa nada fácil, al tener una lanzadera que ayude, y vivir de su producción artística, que para como están los tiempos toda ayuda es poca.

La idea es buena, como buena ha de ser su puesta en práctica. De momento, se ha pedido una subvención de fondos europeos y si llega la cosa se puede hacer desde ya. Si no, habrá que esperar, pero no demasiado, por favor. Serán un millón y medio de euros perfectamente gastados, que es lo que cuesta reformar íntegramente el edificio, que esa es otra, se trata también de darle un nuevo uso vinculado estrechamente con su pasado, no dejarlo ahí a la buena de Dios a que se convierta en una ruina. Y es un buen lugar en la rúa Alfonso XIII, junto a la Biblioteca, así los artistas pueden ir a por libros de paso que van al Laboratorio de Creatividade o vuelven. Eso ya cada uno como vea.

El espíritu del proyecto lo resumió Anabel Gulías en una frase: "Recoller o fruto do traballo feito nos últimos anos no ámbito da creatividade e impulsar proxectos que contribúan á dinamización económica". Pues eso es exactamente lo que necesita el sector, sobre todo la gente que empieza y necesita conocer el mundillo y un lugar donde expresarse en un ambiente puramente artístico y creativo. Ya hubiéramos querido algo así en otros tiempos. Nos hubiera facilitado mucho las cosas, que eso de vivir de la creatividad es una carrera muy larga y cuanto mejor se empiece antes se van cubriendo etapas, así que celebremos el proyecto y recemos para que se materialice rápidamente. Que Europa ponga el 60% ya, lo que nos obligaría a inaugurar el edificio en 2024. Eso sería una maravilla.

¡Ah, y llevará una terraza arriba de todo!