Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

PONTEVEDRANDO...

A taberna do jazz, el local de la cultura

Luis Garea, en el interior de A taberna do jazz. DAVID FREIRE
Luis Garea, en el interior de A taberna do jazz. DAVID FREIRE

No existe un solo local en Pontevedra que sea como el creado por Luis Garea

Luis Garea no quería montar un bar. Miento. Luis Garea sí quería montar un bar, pero no quería que su local fuera solamente un bar, y ahora no miento. Desde que empezó a buscar emplazamiento, tuvo claro lo que quería: un lugar donde los clientes pudieran tomarse una copa tranquilamente y que tuviera las puertas abiertas a cualquier manifestación artística o cultural de las muchas que da nuestra ciudad. No había entonces ni hay ahora un local como A taberna do jazz, lo que demuestra que Luis alcanzó su objetivo.

Pasa horas, que quita a las tres mujeres de su vida, Li, Paula y Fitsum, buceando en las redes sociales buscando músicos, poetas, conferenciantes o pintores para organizar un abultado programa cultural. Recitales de poesía, presentaciones de libros, música en vivo, charlas y lo que sea. La charlas, lo sé porque un día me tocó a mí hablar de libertad de expresión, un tema que desgraciadamente está de moda, acaban convirtiéndose en interesantes debates. Por allí pasaron también Xabi Fortes, Pepe Álvarez, Antón Prieto, Mateo Fontán o Demetrio Gómez y se ha hablado de nacionalismo, de periodismo, de la historia de la zona monumental, de memoria histórica, de masonería, de Pontevedra como ciudad acogedora con colectivos LGTB y de mil temas más, lo que ha convertido a A taberna do jazz en un foro particular y recogido en el que se discute, siempre de buen rollo, sobre los temas más dispares y en el que uno siempre sale de ahí con la sensación de haber aprendido algo nuevo o de haber adquirido una perspectiva diferente.

Ahora mismo hay una exposición sobre temática jazz del artista compostelano Delio Sánchez y el próximo viernes ofrece un recital poético con performance el poeta portugués Vítor Hugo. Lo que yo le diga. Es un no parar. Luis Garea sabe que lo cómodo en la hostelería es poner fútbol y reguetón, pero si las cosas que valen la pena fueran fáciles, cualquiera las haría. Él no quiere una vida cómoda de fútbol y reguetón. Quiere un local en el que los clientes puedan tomar una copa y encontrarse, si coincide, con un cantautor o un poeta. Vivir una experiencia diferente y experimentar sensaciones poco habituales. Y eso no es fácil de organizar.

Ahí están invitados todos los colectivos del signo que sea para exponer sus iniciativas, sus inquietudes o sus anhelos. Así es como se monta realmente un foro, no discriminando a nadie ni eligiendo a sus invitados de forma sesgada. A taberna do jazz es ese local que ante todo ofrece pluralidad.

Luego, es un local que ofrece música tranquila, mucho clásico de los setenta, por ejemplo, para que uno pueda charlar sin agobios, sin canciones de moda a toda mecha, sin codazos en la barra y sin todo eso que usted odia cuando sale de copas. Y hay menos jazz del que sugiere su nombre. Dice Luis que el jazz no tiene tanto mercado en Pontevedra y que el festival funciona porque atrae a mucha gente de fuera.

Cuando Luis abrió decidió cubrir ese hueco que tienen todas las ciudades y que en pocas se atreve alguien a rellenar: el de un local que no dependa de ninguna institución ni cuente con ningún patrocinio para el debate, el arte, la poesía, la literatura, la música. Ya sólo por eso merece una medalla y cuatro monumentos. Y ha persistido en su idea original cada semana desde que abrió las puertas. Usted, como todos sus clientes, tiene tres opciones: una, seguir en las redes sociales la programación venidera para ver qué le interesa; dos, pasar por ahí a ver qué sorpresa le depara la tarde-noche; y tres, tomarse una copa haya o no un evento. Yo me inclino por una combinación de las dos últimas. Acercarme y si hay algo, hay algo: Si no, siempre tengo un buen bar para pasar un rato agradabilísimo.

Hay quienes optan por lo primero y no se pierden nada. Lo mismo van cuando hay poesía que un cantautor o un cuarteto acústico o la presentación de un libro porque no se pierden nada. Cada uno es como es. Lo que hace mejor Luis Garea es competir en Pontevedra con una oferta cultural aplastante, mucha de ella promovida por Concello, Deputación, fundaciones o asociaciones culturales. Y en medio de toda esa avalancha, A taberna do jazz, que siempre programa o contraprograma para quien busca algo diferente. Eso no hay oro en el mundo para pagarlo ni palabras en el diccionario para agradecerlo. Si no existiera ese local, tendría que llegar Luis Garea e inventarlo. Por eso lo hizo, ahora que lo pienso.

FICHA
▶Nombre: A Taberna do jazz.
▶Dirección: Rúa San Sebastián, 19.
▶Fundación: 2015
▶Propietario: Luis Garea.
▶Actividad: Local de copas y actividades culturales.

A taberna do jazz, el local de la cultura
Comentarios