sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

PONTEVEDRANDO... A BATEA DO MERCADO

Mejillonería

Las responsables de A Batea do Mercado muestran algunas de sus propuestas. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Las responsables de A Batea do Mercado muestran algunas de sus propuestas. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Se inauguró hace poco el Gastroespazo en la planta superior del Mercado y yo todavía no lo había visitado. Buen trabajo de Anabel Gulías, que como decía el otro día Rafa Cabeleira, cedió las tijeras de inaugurar a la socialista Yoya Blanco. La apuesta es fuerte. Numerosos locales que ofrecen todo tipo de productos gastronómicos y espacios comunes para comer. La cosa, por lo que veo, viene funcionando así. Usted va eligiendo por aquí y por allá lo que quiere comer y beber y se sienta a una mesa para disfrutarlo. Como en los centros comerciales pero con producto fresco y de calidad. No sé si usted ha ido alguna vez a un centro comercial. Yo una vez fui a uno en Portugal y las zonas gastronómicas funcionan así, a diferencia de que lo que allí se come es veneno que obstruye las arterias y en la Praza de Abastos todo es muy natural.

Como no podía entrevistarlos a todos, elegí A Batea do Mercado. El negocio lo montaron dos amigas, María Casas-Arruti y Alicia Lledó. Toda su carta está elaborada con el mejillón como principal ingrediente. No me diga que no es buena idea. Producto de nuestro mar por excelencia a unos precios mucho más que razonables: lo tenemos en empanada, al vapor, en escabeche, a la vinagreta, con curry, a la vinagreta, en paté, con arroz y más cosas que no recuerdo pero que son la mar de apetitosas. Y cada día un plato especial. Con entre tres y ocho euros puede usted disfrutar de tapas y raciones excepcionales, hágame caso.

La verdad, a la persona que inventó el mejillón tendríamos que darle un premio, ponerle una estatua, yo qué sé, un reconocimiento. Es un producto nuestro y sabroso. Y a María y Alicia debiéramos darles otros premios por tratar y respetar al mejillón como lo hacen, con reverencia. "Elegimos el Mercado porque las condiciones que puso el Concello nos parecieron asumibles y porque el Mercado es un referente turístico de primer orden, garantiza la afluencia de clientes y de paso vemos trabajar a las placeras, que da gusto. Estábamos buscando ubicaciones y al conocer el proyecto del Gastroespazo nos decidimos porque lo tiene todo".

La idea del mejillón viene de un proyecto que María Casas desarrolló en un coworking que organizó la Deputación. Por lo demás, en Galicia no requiere demasiadas explicaciones el porqué de elegir el mejillón como producto estrella. A todo el mundo le encanta y si tiene una carta para elegir, uno podría pasarse la vida alimentándose en A Batea do Mercado.

"Esto es una mejillonería", dice María Casas. Pues bien dicho. Yo no conocía esa palabra. "Entre las dos sumamos mucha experiencia, Alicia como cocinera y yo en la atención al público. Buena cocina y buena atención, es lo que hace falta y nosotras lo tenemos. Y un buen proyecto y el espacio para desarrollarlo, y la verdad es que de momento estamos encantadas porque esto funciona y nuestros clientes están encantados".

Yo llego allí a eso de la una de la tarde y me doy una vuelta. Veo a los de Cervexa Nasa descargando barriles y barriles y la cosa se va llenando. A la media hora de llegar yo sigue subiendo gente y eso se va convirtiendo en un hervidero. Tengo que dejar a María Casas y Alicia Lledó porque entre atender a sus clientes y hablar conmigo, prefieren atender a sus clientes, como es natural.

Pues me gustó el Gastroespazo, que tengo que volver para conocerlo mejor. Y usted también tiene que ir. Es algo diferente, hay millones de opciones para comer y vale la pena conocerlo y dejarse llevar por esa marea de aromas y sabores. Y me gustaron los mejillones de A Batea do Mercado, que son una delicia elija usted la receta que elija. Y si no le apetece comerlos ahí mismo, que no veo por qué no, pídales que se los pongan para llevar.

Yo no soy Macenlle, el jefe de nuestra policía, que si lo fuera multaría a cada pontevedrés o turista que nada más llegar a la ciudad no se vaya directamente al Mercado, y a los reincidentes los llevaría aunque fuera esposados. Por su propio bien, que le digo yo que lo que se ha montado allí es una maravilla del Señor. Así que vaya usted y no deje de acercarse a A Batea do Mercado, donde preparan el mejor mejillón del planeta, que es el de nuestras rías y lo hacen maravillosamente bien.

Mejillonería
Comentarios