Ocho pontevedreses donaron el año pasado 18 órganos y 12 tejidos

El gran escollo sigue siendo la negativa familiar, que impidió la donación en otros cuatro casos
El coordinador de la Oficina de Coordinación de Trasplantes, José Luis Martínez Melgar, en la mañana de este martes. DP
photo_camera El coordinador de la Oficina de Coordinación de Trasplantes, José Luis Martínez Melgar, en la mañana de este martes. DP

El Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés explantó el año pasado 18 órganos, 12 córneas (consideras como tejido) y un tejido osteotendinoso, una cifra que supone un ligero incremento respecto a años previos y que suscita una "valoración positiva" por parte de la Oficina de Coordinación de Trasplantes (OCT). Sobre todo si uno tiene en cuenta que el Chup es un hospital de "nivel dos", es decir, que no atiende a pacientes neurocríticos, lo que afecta "al número de donantes potenciales y reales", explicó en la mañana de este martes el coordinador de la oficina, José Luis Martínez Melgar.

En total se registraron ocho donantes reales: cuatro mujeres y cuatro hombres, que además de las 12 córneas, cedieron dos hígados y 16 riñones, de los que el 80% fueron a parar a pacientes del área sanitaria.

Dos de los donantes habían sufrido un accidente cerebrovascular isquémico (bloqueo de algún vaso sanguíneo) y cinco una hemorragia cerebral. El caso del paciente herido en un accidente de tráfico "ha desaparecido". Su media edad: unos 75 años, aunque dos pacientes eran menores de 65.

El gran escollo sigue siendo el elevado número de donantes potenciales que no llegan a ceder sus órganos por la negativa familiar y las contraindicaciones médicas, siete en el caso del año pasado.

Según precisó Melgar, cuatro familias mostraron su oposición a ceder los órganos de sus seres queridos, un 26% del total de posibles donantes que supera tanto la tasa nacional de negativas familiares (del 16%) como la autonómica. El doctor asegura que es una reacción "que nos sigue llamando la atención" y que, sobre todo, se debe al "arraigo" que tienen los cónyuges y los familiares de primer grado con pacientes, la mayoría añosos.

Otros dos donantes potenciales fueron descartados por contraindicaciones médicas. En un caso porque el enfermo presentaba un tumor y en otro porque tenía antecedentes de carácter tóxico. El séptimo caso fue descartado por "anomalías vasculares".

Comentarios